Entrevistas

Juan Gonzalo Arroyo | Lo contemporáneo se reinventa día a día


22/09/2015
Ruth Prieto, para El Compositor Habla, entrevista al compositor  Juan Gonzalo Arroyo

Paris, Julio del 2015

1. Ruth Prieto: ¿Cuál es el principal rasgo de su carácter?

Juan Gonzalo Arroyo: No creo tener un rasgo principal de carácter. Creo más bien que mi carácter es bastante complejo, mezcla de varios elementos no mensurables. Entre esos elementos yo creo que la disciplina, la perseverancia y la exigencia constituyen una parte bastante importante de mi carácter en el trabajo diario.

2. R.P.:  ¿Qué tiene de oficio componer?

Juan Gonzalo Arroyo: Para mí, la composición es, de oficio, en una primera etapa, un trabajo solitario, abnegado y que requiere conocimientos fundamentales como por ejemplo: el dominio de la escritura instrumental y/o electrónica, el rigor del análisis musical, el conocimiento de los diferentes procesos históricos y estéticos que han consolidado diferentes corrientes artísticas, y el conocimiento de la situación presente a nivel global.

3. R.P.: ¿Cuáles son sus raíces musicales (reales o imaginarias)?

Juan Gonzalo Arroyo: Mis raíces musicales son varias, constituyen lo que yo llamo mi lengua materna. Provengo de una familia en donde no hay músicos, y en mi infancia nunca me vi sometido a un solo tipo de música, sino más bien a un total eclecticismo musical que conjugaba la música folklórica, las músicas de consumo, el jazz y la música clásica. Por otro lado, mi primer instrumento fue la zampoña, instrumento con el cual comencé a componer a los 8 años de manera muy lúdica e intuitiva.

4. R.P.: Podría definir ¿contemporáneo?

Juan Gonzalo Arroyo: No, lamentablemente no puedo definir lo contemporáneo, esa definición se re inventa cada día y ella va de la mano con lo esencial.

5. R.P.: Como compositor ¿qué le inspira a usted?

Juan Gonzalo Arroyo: Mis fuentes de inspiración son variadas. Por ejemplo, tengo una debilidad por las sonoridades que evocan el viento, su movimiento en el tiempo y sus distintas densidades. En otros casos es el gesto instrumental que enciende en mi alguna idea con potencial musical. Otras veces se trata más bien de el canto shamánico grabado en mis recuerdos y que se despierta con alguna situación fortuita. Muy a menudo, esas fuentes de inspiración convergen hacia una preocupación central en mi música que es la hibridación.

Mi planteamiento estético consiste en mezclar dos culturas musicales altamente contrastantes: la cultura occidental y la cultura latinoamericana. Este enfoque se refleja en la hibridación de los índices de percepción causales de los sonidos, con el fin de revelar la naturaleza fabulosa e irracional de su sustancia, y de llevarlos a veces a un estado enigmático, casi maravilloso.

"Este enfoque me ha llevado a explorar los sonidos complejos de lo que llamo «lengua materna», así como a interesarme en las escalas de los instrumentos precolombinos. Mientras tanto, la adquisición de conocimientos acústicos e informáticos en Francia me ha permitido utilizar estos sonidos bajo un análisis objetivo."
6. R.P.: ¿Cómo es su proceso creativo?

Juan Gonzalo Arroyo: Mi proceso creativo se basa en la disciplina del trabajo diario. Aunque muchas veces dentro de esa disciplina constante el orden de las etapas de creación no es precisamente el mismo. Es decir, a veces ya tengo una idea bastante clara de lo que quiero escribir y otras veces no, y debo investigar, experimentar y hacer varios bocetos a fin de encontrar lo que quiero hacer. Otra particularidad de mi proceso creativo es la necesidad de manipular los instrumentos para los cuales debo escribir con el fin de estar seguro de la eficiencia de su utilización así como para poder construir maquetas sonoras de las piezas antes de pasar a la escritura en el papel.

7. R.P.: ¿En qué (obra/proyecto) está trabajando ahora?

Juan Gonzalo Arroyo: Actualmente me encuentro escribiendo cuatro piezas para “cuarteto híbrido”. Estas piezas son la continuación de un trabajo que ya había comenzado con la escritura de la primera pieza para «cuarteto híbrido” llamada SMAQRA y que fue estrenada en Enero del 2015 en Estrasburgo por el excelente cuarteto TANA a quienes dediqué la pieza. Este proyecto se inscribe en un plan de trabajo a largo plazo que comencé con la escritura de SAYNATASQA para violonchelo híbrido, estrenado por Jeanne Maisonhaute en Junio del 2015 y que apunta a desarrollar un repertorio para estos nuevos instrumentos. La novedad de este proyecto está basada en el desarrollo de una nueva escritura para una nueva música mixta. Estos nuevos instrumentos que permiten la difusión de la parte electrónica a través de su cuerpo sin la necesitada de altavoces han definitivamente abierto una nueva página en la creación musical. La relación con el intérprete es inmediata, pues él se re-apropia de la interpretación global de la pieza, se pueden crear ilusiones sonoras bastantes finas logrando que un violinista nos haga pensar que está tocando un platillo o un Tam-tam escondido en el violín, se pueden crear «síntesis cruzadas» con resultados óptimos reuniendo el espacio sintético al espacio físico del sonido gracias a la difusión concentrada en el instrumento, ya no se necesitan salas equipadas de concierto y la instalación no tarda más que 15 minutos, la proyección del sonido adquiere las propiedades acústicas del instrumento y la escritura tiene una relación directa con la situación de concierto.

Hace unas semanas estrené mi «poema concertante» SONRIO/SOLLOZO para violonchelo híbrido, ensamble y electrónica, estrenado por Jeanne Maisonhaute y el ensamble LAPS, bajo la dirección de Claude Ledoux, y estoy muy satisfecho de las posibilidades acústicas que estos nuevos instrumentos ofrecen tanto en conjuntos instrumentales heterogéneos como en conjuntos instrumentales homogéneos.

8. R.P.: Con todo esto de la crisis, ¿qué es componer hoy en día?

Juan Gonzalo Arroyo: El hombre no está desligado de su realidad social y por ello la relación que el lleva con esta realidad influye de alguna manera su actividad particular. Si bien la vida de un compositor es de por sí bastante precaria, en los últimos años, en Europa, muchas orquestas, festivales y academias se han visto obligados a reducir sus efectivos o a clausurar sus eventos a causa de la crisis económica, y esto ha significado la disminución de encargos, conciertos y residencias artísticas entre otros.

La brecha de la desigualdad entre pobres y ricos se ha extendido aún más a nivel planetario y las políticas culturales en ciertos países tienden a homogeneizar las propuestas artísticas favoreciendo aquellas que tienen un impacto masivo y que no tienen forzosamente un contenido relevante sino más bien de consumo. Esta situación global que tiende a deshumanizar al hombre, haciendo creer que no es más que un producto y que el objetivo supremo de su vida no es otro que el de dedicarse a consumir para alcanzar la felicidad, debe ser repelido por el quehacer artístico, aquel que puede sensibilizar y revelar al hombre la existencia de otros horizontes posibles y liberarlo de la estrechez mental a la cual se le quiere someter.

"En ese sentido considero que «Crear» hoy es un acto de resistencia."
9. R.P.:  Alguna manía a la hora de componer….

Juan Gonzalo Arroyo: Ninguna manía en particular, sin embargo, el orden, la calma y el silencio a mí alrededor son siempre bienvenidos a la hora de componer.

10. R.P.:  ¿Qué cualidades tiene que tener un compositor? ¿Y…defectos?

Juan Gonzalo Arroyo: Prefiero pensar que las diferentes cualidades de cada uno marcan la particularidad de sus propuestas y que muy por el contrario la homogeneización puede ser muy nociva para la creatividad. No creo que un cierto tipo de cualidades defina a un compositor,

11. R.P.:
¿Tiene usted “compositor de cabecera” o algún compositor que le haya influido especialmente?

Juan Gonzalo Arroyo: No tengo un «compositor de cabecera». Creo que a lo largo de mi corta vida me he visto interesado en muchos trabajos artísticos y de diversa índole, no solo de compositores, sino también de escritores, pintores, arquitectos, filósofos, y muchos otros. Me es difícil escoger uno o unos cuantos, no sería justo. Además debo señalar que el trabajo con los intérpretes también me ha ayudado mucho a escribir mejor, ellos me han revelado en muchas ocasiones aspectos del repertorio o simplemente instrumentales que desconocía. Mi admiración por las tradiciones populares y paganas también ejerce en mí un campo de atracción y de inspiración invalorables. Para resumir, creo que la complejidad de este mundo me hace interrogarme cada vez sobre lo que es y quiero escribir y defender. Toda esa complejidad se vuelca en mi trabajo y es de por si una gran influencia.

12. R.P.:  ¿En qué género o estilo se encuentra usted más a gusto como compositor?

Juan Gonzalo Arroyo: No tengo ningún problema con algún género en particular, desde la pieza para solista hasta la pieza par orquesta, pasando por cuartetos, ensambles con o sin electrónica, siempre trato de ser coherente con mis ideas y esto me procura mucha libertad a la hora de empezar una nueva pieza.

13. R.P.: ¿Qué espera del futuro?

Juan Gonzalo Arroyo: No espero absolutamente nada del futuro, nos corresponde a nosotros construirlo y luchar porque sea mejor para todos.



Juan Gonzalo Arroyo, Paris Septiembre 2015
Síguenos en:
Con la colaboración de:
   
youtube twitter
 
 
Sistema RSS
© 2017 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos