Noticias

Entrevista a Pilar Rius Fortea. Marzo 2018


08/03/2018

Entrevista con la guitarrista madrileña Pilar Rius, Presidenta de la Asociación Mujeres en la Música. Hemos hablado con ella y nos ha encantado su compromiso, su valentía y su dinamismo, en una entrevista sobre música y feminismo. Esto es lo que nos ha contado:

 
"Somos muy poco conscientes de la enorme responsabilidad que supone tener en nuestras manos la formación de personas y futuros profesionales que confían en nuestro conocimiento y a los que debemos una educación acorde a sus expectativas."
 











1. Ruth Prieto: Usted es guitarrista y Presidenta de la Asociación Mujeres en la Música. En el mundo de la música ¿hay igualdad de género, igual de oportunidades, de reconocimientos?

Pilar Rius Fortea: No, desde luego que no. Que se hable de igualdad no quiere decir que exista. Mi propio mundo, el guitarrístico sigue siendo mayoritariamente masculino. Aunque la calidad de las intérpretes sea excepcional, solo en contadas ocasiones se evidencia la presencia femenina en el mundo de la interpretación y lo que es más preocupante: cuando se piensa en intérpretes, salvo raras excepciones, siempre nos vienen a la cabeza referencias masculinas que son las que siguen impartiendo clases magistrales, formando parte de los jurados de manera mayoritaria y programando en los Festivales más colegas del sexo masculino. ¡Qué puedo decir en otros ámbitos, cuando el caballo de batalla sigue siendo la composición, la dirección.
 
2. R.P.: Usted lleva muchos años dedicada también a la docencia. ¿cuál es el balance de estos años?

Pilar Rius Fortea: Mi balance es positivísimo en cuanto a lo que la docencia me exige y me aporta, pero no tan positivo en lo que se refiere a la normalización del género en la misma. De hecho, la única solución que veo a esta inercia es la educación y el reciclaje. La docencia, tan injustamente valorada en sus primeros años y tan idolatrada en los últimos, es la única forma de revertir esta situación. Somos muy poco conscientes de la enorme responsabilidad que supone tener en nuestras manos la formación de personas y futuros profesionales que confían en nuestro conocimiento y a los que debemos una educación acorde a sus expectativas. Eso incluye aportar lo mejor de nosotros mismos, no lo mejor de nuestros propios prejuicios o fobias y de una práctica educativa que, por haber sido la única, no tiene que ser, ni mucho menos la mejor o la más adecuada a las nuevas generaciones. Dentro de este aspecto a revisar, está naturalmente el género.
Debería haber un mayor compromiso por parte de todas y todos los pedagogos en favor de la inclusión de un repertorio musical paritario; un empleo de unos libros de textos donde se hable de la historia y el trabajo de las mujeres en el arte desde el principio de la educación; un cambio absoluto de mentalidad en la defensa de ideas tan obsoletas como que unos instrumentos son casi exclusivos de mujeres y otros de hombres y tratar el tema de la misma manera con alumnos y con alumnas, normalizarlo. Ellos son una materia prima virgen que, educados sin prejuicios, serán una auténtica promesa de futuro.
Y no lo digo en vano, pues quien me conoce sabe que procuro cumplir con este compromiso desde hace años con mi alumnado, en mis programaciones y en mis conciertos.
 
3. R.P.: Que una sociedad sea moderna, democrática, avanzada depende de la posición de la mujer en ella. ¿Está de acuerdo?, ¿de qué manera, por qué?

Pilar Rius Fortea: Desde luego. Cuando por fin se normalice esta situación, cuando no debamos reivindicarla nosotras porque hayamos tomado conciencia como sociedad de que no solo tenemos las mismas obligaciones sino también los mismos derechos, entonces habremos avanzado.
De hecho, no debemos apuntar tan alto. Habremos avanzado cuando no haya malos tratos, no desaparezcan niñas en medio mundo, no haya acosadores… No hay más que pensar en países en los que la vida de la mujer no vale nada y esos países son un ejemplo palmario de que la falta de democracia incide de manera especial en nuestra libertad.
Dentro de nuestro mundo artístico, si pensamos en la conciliación entre la vida familiar como algo real y no utópico, donde no tenga que haber renuncias; en las miles de cosas a la vez que una mujer suele sacar adelante teniendo que demostrar doblemente lo que ya está más que probado;  en la necesidad de tener que hacer todas esas cosas para llegar a fin de mes con una cualificación menos reconocida o el mismo hecho de  que las alumnas vean que pueden ser compositoras porque ser compositora no es una profesión minoritariamente femenina… Hay muchas diferencias que limar para posicionar a la mujer donde le corresponde.
"Vivir de la música ya es complicado, vivir de ello en España más, pero vivir de la música siendo mujer, es todo un hito."






4. R.P.: Desde hace unos años es usted Presidenta de la Asociación Mujeres en la Música, ¿necesitan las mujeres en la música, compositoras, intérpretes… una Asociación?, ¿hay que pelear todavía tanto por ellas? ¿sería relevante si hubiera una Asociación de hombres en la música? ¿Qué piensa usted de esta situación?

Pilar Rius Fortea: Creo que estamos en un momento excelente para aunar fuerzas y conseguir que nuestra voz tenga un peso real. En 2017 este impulso se ha revitalizado y es muy positivo sentir que hay un nivel de concienciación elevado sobre la importancia de la mujer en todas las facetas sociales, pero la historia demuestra que estos momentos son efímeros y siempre se puede volver atrás. La cara es que todo ello ha quedado plasmado en una efervescencia a nivel asociativo y en una necesidad de construir, pero la cruz es el hecho de que, si no vamos a menos sino todo lo contrario, es porque el asociacionismo está en pleno auge y seguimos siendo necesarias. En la AMM cada vez somos más y más variadas/os en cuanto al perfil artístico que hace años. Esto aporta una visión real y social del momento y una perspectiva muy interesante, que nos obliga a seguir trabajando con las mismas fuerzas que hace décadas.
Esta necesidad no se traduce en una lectura positiva en cuanto al trabajo que las Instituciones realizan desde el ámbito de la Igualdad, sino todo lo contrario.
Respecto a la idea de una Asociación de hombres, ¿necesitamos reafirmar lo que se viene reafirmando históricamente? ¿Llevamos siglos vendimiando y ahora también debemos comer uvas de postre?

5. R.P.: Intérpretes hay muchas y buenas pero… ¿Sigue siendo una rareza ser compositora, directora de orquesta?

Pilar Rius Fortea: No lo digo yo, lo dicen las pocas directoras que consiguen estar presentes. Que hay calidad, a estas alturas de vida, no hay ni que advertirlo y que hay directoras, también. Eso sí, que consigan llegar a un público y que se las conozca a pie de calle como a Dudamel, es que no hay más que preguntar… No sucede.
"Coger una batuta para enfrentarse a una mayoría de hombres anclados en ciertos principios, sigue siendo todo un acto de valentía."






6. R.P.: Los hombres: ¿no tienen que implicarse un poco más en la igualdad?, porque parece que da miedo que las mujeres tengan igualdad.

Pilar Rius Fortea: Sinceramente no creo que sea cuestión de miedo, sino de comodidad, de no dejar de ser políticamente correctos y por tanto de no implicarse. Antes indicaba que a veces siento un silencio cómplice por parte de los compañeros, ¡no todos, a Dios gracias!, que me produce cierta zozobra. Otras veces, sus opiniones son una muestra patente de que todavía hay mucho que hacer, pero a cambio hay colegas valiosísimos que demuestran la cantidad de cosas positivas que hemos alcanzado con su ayuda.
En la Asociación contamos con el apoyo, compromiso y solidaridad de colegas hombres, a los que estamos muy agradecidas porque sabemos que sin ellos no hay igualdad.

7. R.P.: ¿Faltan mujeres? ¿Pero dónde, en la foto, en puestos de influencia, en las programaciones? ¿Por qué esta invisibilidad?

Pilar Rius Fortea: Faltan mujeres en puestos de responsabilidad y faltan en todos aquellos ámbitos en los que la competencia empieza a ser abrumadora. A igual o mayor talento, mitad de presencia en tribunales de concursos, direcciones de Conservatorios, Cátedras, Premios y otros ámbitos en los que la mujer pueda ser decisiva.  Si la mujer no está presente en esas situaciones, las jóvenes generaciones carecerán de ejemplos que puedan servirles como referentes y apenas se podrá romper esta inercia. La sensación de embudo o decantación que se produce desde los niveles elementales de nuestros estudios, donde somos minoritarias hasta los superiores en los que parece que nosotras mismas nos vamos apartando, son brutales.
He tenido casos de alumnas de muchísimo nivel que se han apartado de la interpretación por buscar una mayor seguridad en su vida y pensar que no podrían desenvolverse en un ambiente tan competitivo. Sin embargo, los alumnos jamás se hubieran planteado esto mismo. No hay ejemplo ni infraestructura social que facilite este acceso.
Pongo un ejemplo claro: Mi participación en un jurado de guitarra donde se presentaban 16 personas en distintas categorías, 4 de ella mujeres. ¡Finalmente 3 de ellas ganan el primer Premio! El porcentaje era de una cuarta parte, lo que quiere decir que muchas ni lo intentan, aunque su nivel sea excelente
Por otro lado, la sociedad juzga más duramente a las mujeres, desde su físico, pasando por su actitud, aptitud y sus méritos

8. R.P.: ¿Se ha sentido desplazada o sin espacio, sin lugar por ser mujer profesional de la música?

Pilar Rius Fortea: En mi etapa de estudiante, sí me he sentido infravalorada e incluso tratada de una manera paternalista o agresiva, según tocara. Sí me he sentido víctima de ese despotismo que se permitían ciertos profesores con sus alumnas, pero no con sus alumnos.
Me han llegado a echar de clases para que no viera llorar a algún compañero, aunque a nosotras sí se nos podía hacer llorar delante de ellos; en alguna masterclas de renombre, han llegado a desechar y ridiculizar mi repertorio por tratarse de obras compuestas por mujeres, sin ni siquiera escucharlo… Actualmente, es inevitable seguir constatando que algunos colegas de profesión opinan con cierta facilidad sin que se les pregunte o se permiten aconsejar de una manera casi paternalista qué debes hacer o cómo debes hacerlo, pero lo malo es que en ciertos años jóvenes en los que se es absolutamente permeable, hay opiniones que pueden marcarte de por vida. Por supuesto que he tenido maestros maravillosos y colegas igualmente fantásticos, pero hay situaciones que no se deben vivir solo por ser mujer.
He llegado donde he llegado con mucho esfuerzo, tesón y cabezonería y casi siempre rodeada de compañeros, pero también estoy segura de que he necesitado desplegar el doble de esfuerzo que ellos para ser la mitad de visible. Siempre te acompaña la sensación de no haber tenido fácil llegar a determinadas metas porque todo el que piensa en intérprete piensa en masculino y estoy convencida de que, de haber sido un hombre, todo hubiera fluido de una manera más “natural”, sin tropiezos ni explicaciones.
Eso sí, las piedras en el camino me han valido para empatizar, tener las ideas claras a la hora de enseñar y desarrollar la capacidad de convertir lo negativo en positivo. No hay mal que por bien no venga y no saben aquellos que emplean este tipo de estrategias, lo mucho que pueden reforzar a aquella que sale indemne.
Gracias a que algunas de mis profesoras supieron sentar unas sólidas bases éticas, personales y musicales, que fueron el espejo donde mirarme, conseguí eludir ciertos pensamientos que ciertos maestros podían haber hecho que llegara a creer, tanto positiva como negativamente. La música es una carrera de fondo donde la fortaleza mental y la constancia deben primar por encima de todas las cosas, cuestión que intento transmitir también a mis alumnas cuando se encuentran con la misma situación, que lamentablemente parece perpetuarse.
Mi perspectiva siempre es la misma: Las mujeres estamos donde por derecho debemos estar, si alguien tiene algún problema, es cosa suya… ¡una pena, qué le vamos a hacer!
 
9. R.P.: Hay una cultura machista muy de nuestro país, tan propiciada en la educación y en el ambiente que nos rodea y a veces cuesta que se reconozca y que se neutralice ¿Cómo luchar contra esta lacra?

Pilar Rius Fortea: Es muy complicado, tanto, como el hecho de que muchas de las personas que lean estas líneas no piensen: “bueno, ya están las feministas con su victimismo”, pues parece un pensamiento por defecto, una especie de arma arrojadiza que socialmente busca neutralizar cualquier argumento.
Esa educación debe empezar en las casas, seguir en el aula y calar a nivel social. De nada sirve que el trabajo hecho en casa se neutralice en el centro educativo o viceversa, porque resulta muy complejo pensar a todas horas del día qué tipo de situación debes eludir. Con toda seguridad, en cualquier momento del día vamos a padecer una situación en la que nos daremos cuenta de que ser mujer acarrea una serie de consecuencias y no siempre buenas.
Un alumno/a que te dice ciertas cosas que nunca le diría a un profesor hombre; un colega de profesión que cree que eres su secretaria; un ejemplo machista en el aula para sugerir una metáfora musical, etc… Son actitudes adquiridas a lo largo de los años y que surgen de una manera tan sutil, que a veces es difícil ser consciente de ello y estar eternamente a la defensiva produce el efecto contrario. Una vez más, siempre es más complicado para la parte afectada, pero hago todo lo posible por evitarlas o una vez que se han dado ponerlas de manifiesto.

10. R.P.: ¿Qué cambiaría como mujer en esta sociedad que nos ha tocado vivir?, ¿Y que como guitarrista?

Pilar Rius Fortea: Como mujer, que todavía se opine que si no estamos es porque no valemos y que dejemos nosotras mismas de adoptar el rol de aceptación de ciertos clichés que se nos han asignado. Como intérprete, el pensamiento de que la música compuesta o interpretada por una mujer es diferente a la del hombre.

11. R.P.: ¿Qué piensa de la brecha salarial?

Pilar Rius Fortea: Que es la constatación económica de todo lo que estamos hablando. Injusto e inaceptable.

12. R.P.: ¿Qué piensa de las cuotas, se debe/puede programar solo atendiendo al género? ¿cuáles deberían ser los criterios?

Pilar Rius Fortea: Creo que cuando se habla de este tema se simplifica mucho. Teniendo en cuenta que hablamos de mujeres y hombres con el mismo talento y considerando que históricamente el hombre ha venido ocupando puestos de manera natural por el mero hecho de ser hombre y sin tener que demostrar eternamente su preparación, no entiendo por qué se nos aplica la lupa a nosotras de una manera tan meticulosa y constante todavía, en pleno S.XXI. Las cuotas, en ocasiones, son la única manera de que las instituciones empiecen a programar mujeres y plantearse otras perspectivas.
"Si no se abre una grieta, nunca conseguiremos representación paritaria, porque no se ha conseguido en décadas o se está consiguiendo muy lentamente."








13. R.P.: A veces me encuentro con programaciones que obedecen más a criterios de cuotas mal entendidas que a un valor real de las obras programadas, ¿qué piensa de esto?

Pilar Rius Fortea: Que si es así, lo es en muy escasas ocasiones y estoy convencida de que una vez más sucede porque se escruta nuestra labor de manera especialmente severa. ¿Se aplican los mismos criterios a las programaciones en las que no se tiene en cuenta a la mujer?
Llevo toda mi vida estudiando obras de compositores para guitarra, obras de todo tipo y calidad musical, pero que la historia ha considerado obras de referencia y por tanto de estudio. No había dudas al respecto, eran compositores y con ello se justificaba su talento musical. No había ni sola obra de mujer en mi repertorio guitarrístico, ¡y ni siquiera nos planteáramos dudas al respecto, que es lo más estremecedor!... También tengo que manifestar que, sobre las pocas referencias que existían de las mismas, siempre se vertían críticas feroces de la musicología, con lo cual y siguiendo los dictados de dichos gurús, no solo se las olvidaba, sino que se las evitaba.
Cuando se reivindica a alguna compositora siglos después como algo excepcional, entonces se puede apreciar realmente que el espejo con el que se juzga el arte está muy deformado o más bien, depende de las dioptrías del interés del momento y de quien manda.  ¿Cuantos años de retraso llevamos en este sentido?, ¿cuántas quedaron olvidadas teniendo una calidad excepcional? Con la polémica cuota, parece que se puede sembrar la sombra de la duda sobre la calidad de su trabajo y si es así, solo espero que o no sea, o sea para todos igual.
En resumen, pasamos de no conocer a las compositoras, de no programarlas, de no contemplarlas en la historia de la música, a plantearnos si tienen suficiente calidad para estar programadas… ¿Cuantas trabas más necesitamos salvar? ¿Por qué plantearnos esta ahora que las mujeres pugnan por ser conocidas a nivel social? ¿Por qué el compositor nunca ha tenido estos problemas? Las cuotas son la única manera de que el trabajo de la mujer llegue y el tiempo, como ha sucedido con los compositores, irá decantando la calidad de su trabajo, pero merecemos esa oportunidad sin que se nos marque la señal de stop en la casilla de salida.
 
14. R.P.: ¿Es usted feminista? ¿por qué?

Pilar Rius Fortea: Si, lo soy, aunque creo que no podemos hablar de un único concepto de feminismo. He de decir que el tiempo y mis experiencias personales han fraguado un sentimiento diferente al de hace años y creo en la necesidad del feminismo, pero es que el feminismo se construye entre hombres y mujeres. El feminismo no es exclusivo, como muchos críticos comentan cuando quieren tirar piedras contra nuestro tejado, sino inclusivo. Las pegas no las ponemos nosotras, sino que siempre suelen venir de fuera. A menudo expreso que me encantaría que muchos compañeros músicos opinaran sobre ciertos temas a todas luces injustos y que no fuéramos nosotras solas las que siempre tengamos que hablar de ello. Todos vivimos en la misma sociedad y no en compartimentos estancos.
Cuando eres joven, concentras tus energías en pelear por forjarte un futuro y en ese fragor, a menudo se pierden detalles y se eluden injusticias que intuyes a tu alrededor, pero que no manifiestas en el momento por falta de tiempo y perspectiva. Sin embargo, lo años van creando esa necesidad, reforzando esas sensaciones. Para mí es admirable ver lo claro que tienen esta idea algunas alumnas y alumnos actualmente y lo críticos que son.
En cuanto al por qué, no emplearé circunloquios: Porque no querría que mis alumnas o alumnos, las futuras generaciones, vivieran situaciones que hemos tenido que vivir solo por el hecho de ser mujeres. Lo bueno de dedicarte a enseñar es haber podido analizar tus propias experiencias para saber cómo ayudar a los demás y conocer claramente qué no volverías a hacer y qué no estás dispuesta a seguir perpetuando.

15. R.P.: ¿Podría decirme algunas de sus cantantes o intérpretes favoritas?

Pilar Rius Fortea: Maria Joao Pires me parece excepcional como intérprete y por su filosofía vital, Cecilia Bartoli por su inmensa energía y esa base técnica apabullante; Elena Cásoli a la guitarra, me parece una mujer extraordinariamente versátil y musical y qué decir de Jacqueline Du Pré…pero podría seguir y seguir
 
16. R.P.: ¿Podría decirme algunas de sus compositoras favoritas?

Pilar Rius Fortea: Gubaidulina, cuyas obras para guitarra, por cierto, son muy poco interpretadas; Konstantia Gourzi; Kaija Saariaho, Barabara Strozzi y otras muchas españolas que siempre incorporo en mis repertorios de concierto.
 
17. R.P.: Si fuera Ministra de Cultura, de Igualdad… ¿qué medida tomaría inmediatamente?

Pilar Rius Fortea: La que he comentado anteriormente y unas cuantas más:
 
  • Revisión de los libros de textos, para contemplar una historia real en la que las mujeres hemos existido y no la historia sesgada que nos han querido contar
  • Ley de paridad salarial
  • Conciliación familiar-laboral real con permisos parentales a nivel europeo que ayuden a avanzar en el reparto de responsabilidades.
  • Promoción y acceso de las mujeres, eternamente relegadas en su mayoría al ámbito de responsabilidades familiares. Las políticas neutras no ayudan a romper esas inercias y con ello intentar romper ese desequilibrio entre contratos parciales para mujeres que desempeñan otras tareas familiares y hombres, que ocupan de forma mayoritaria trabajos a tiempo completo.

La verdad es que resulta peregrino que en pleno S XXI todavía tengamos que estar hablando de estas cuestiones.

18. R.P.: ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Pilar Rius Fortea: Estoy inmersa en varios, ¡en muchos, diría yo!, pero ello también forma parte de esta vida que llevamos y que nos obliga a dividirnos en mil trocitos para intentar estar siempre presentes y en la brecha…Aparte de mi labor como docente, intento sacar adelante mi tesis y los proyectos de la AMM; como integrante del colectivo HAMACUP, llevamos dos años gestando un proyecto escénico junto a la compositora Diana Pérez Custodio que verá la luz este mismo 2018; con el Dúo de guitarras Arcadia, iniciaremos en breve la grabación de un CD y preparamos repertorio nuevo de música española con varios estrenos, así como varios conciertos en el extranjero a finales de 2018; como solista, participo en un Festival este verano en Dinamarca con otro estreno absoluto y el proyecto del Festival Ex Corde, muy consolidado, es otro cita que nos espera en Julio y para la que tenemos los motores ya, a pleno rendimiento. 
 


Pilar Rius Fortea, nace en Madrid y realiza sus estudios musicales en el RCSMM, guiada en el ámbito de la guitarra por la concertista Avelina Vidal.
Amplía su formación en el ámbito compositivo, pedagógico y analítico, siendo becada por la Caixa y la Fundación Humboldt (DAAD) para cursar estudios de Meisterklassdiplom en Alemania. Se especializa en música contemporánea y en su  vertiente escénica más multidisciplinar. Desarrolla parte de su labor concertística en agrupaciones como Sax Ensemble, OSPA, Orquesta Neotonarte, Musicadhoy y en marcos como el Festival de Música Contemporánea de Alicante, CDMC-Teatro de la Zarzuela o Auditorio Nacional de Madrid. Como solista, es programada en ciclos como el Foro Madrileño de la Guitarra, Muestra Internacional de Música y Mujeres, Clásicos en Verano, H. f. Musik Würzburg (Alemania), Ciclos Gendai Guitar (Japón) y Festivales como el COMA, Indictive, EMA y NAK entre otros.
Dedicataria de varias obras para guitarra, realiza grabaciones para RNE -Radio2-, Telemadrid, Onda Madrid y Sello Autor, así como para la Junta de Andalucía (Cd de estrenos Homenaje a Manuel Castillo).
Desarrolla diversos proyectos de experimentación escénica entre los que destaca el dúo Larel junto a la mezzo Elena Montaña y sus producciones Mikrópera Painting y Tetragamia: Repertorio lírico para una partenogénesis artificial, éste último bajo la dirección artística del actor Jesús Barranco, con quien estrenarán 12 Sabores. Ritual de la compositora Diana Pérez Custorio.
Miembro del Cuarteto de Guitarras Ex Corde, así como del Dúo de guitarras Arcadia, formaciones centradas en la difusión, experimentación y ampliación del repertorio actual para ambas formaciones, participa en prestigiosos Festivales como la SMR de Cuenca y gira por países como Austria, Italia o Dinamarca.
Desde 2003 desarrolla una continua labor pedagógica en centros Educativos como el Conservatorio Superior de Oviedo o el Centro Katarina Gurska.
Actualmente imparte clases en el Conservatorio de Alcalá de Henares (Madrid) y en la Universidad Alfonso X el Sabio y es codirectora artística, junto a Avelina Vidal, del Curso-Festival Internacional Ex Corde, que este año celebra su VI Edición.
En 2013 obtiene el Diploma de Estudios Avanzados en el "Doctorado en Lenguajes y Manifestaciones Artísticas y Literarias”. En este momento se halla inmersa en el trabajo de investigación para su Tesis Doctoral dentro del programa de “Doctorado en Estudios Artísticos, Literarios y de la Cultura” (UAM).

Desde 2014 es presidenta de la Asociación Mujeres en la Música.



Más información sobre la guitarrista en su web  Pilar Rius

Más información sobre la AMM en la web de la Asociación  AMM



 

Destacamos ...



Sistema RSS
© 2018 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos