Noticias

Entrevista con Alejandro Román


19/09/2018

Entrevista. Comienza el otoño cargado de proyectos muy interesantes. Hemos hablado con el compositor Alejandro Román y esto es lo que nos ha contado.





1. Ruth Prieto: El día 24 de Septiembre del 2018 en el marco del Concierto de profesores del nuevo "Master Universitario de Composición Musical con Nuevas Tecnologías" de la UNIR, el Plural Ensemble interpretará la obra "Homenaje a Bartok”, Op. 10b, ¿qué nos puede comentar de esta obra?

Alejandro Román: Mi “Homenaje a Bartok” es una de mis primeras obras importantes, data del año 2000, inaugurando el siglo. Está escrita con la instrumentación del cuarteto de Messiaen, para clarinete, violín, violoncello y piano; tengo otra obra más con esta configuración, una combinación que me gusta mucho. El estreno estuvo a cargo del Sonor Ensemble de Luis Aguirre en 2008, y en 2017 se editó en mi disco “Chamber Music” junto a otras obras camerísticas, grabación realizada por el Trío Arbós junto al clarinetista Justo Sanz de la que me siento muy orgulloso, ya que la interpretación es de un nivel altísimo. Ahora es el fantástico Plural Ensemble de Fabián Panisello el grupo encargado de presentarlo en concierto, un evento muy especial, ya que se trata de la difusión del nuevo Master de Composición con Nuevas Tecnologías de la UNIR, que se realizará a nivel mundial en un evento que se retransmitirá on-line. En él participaremos todos los profesores, entre los que se encuentran mis compañeros y amigos Zulema de la Cruz, Eneko Vadillo, Juan José Solana o Juan Cruz Guevara.

 

2. R.P.: Usted es profesor de este Máster que arranca este año y además también es profesor en el RCSMM y en la UAX, ¿cuál es su relación con la enseñanza?

Alejandro Román: Llevo en la enseñanza casi toda mi vida, recuerdo mi primera clase con 15 años. Me gusta mucho enseñar, compartir conocimientos con los alumnos, ver cómo evolucionan. También aprendo mucho de ellos, y es una actividad que no te permite estancarte, tienes que estar continuamente al día, por lo que si de verdad te apasiona, como a mí, no paras de aprender. En mi caso, que imparto materias en el grado superior, además, considero que es imprescindible permanecer en activo como compositor y en un alto nivel profesional, por lo que veo necesario compatibilizar mi actividad pedagógica con el mantenimiento de mi carrera compositiva. Esto implica mantener un frente muy activo en varios ámbitos muy distintos. En el RCSMM imparto la materia de “Composición para Medios Audiovisuales”, en la UAX tengo asignaturas de “Composición y Arreglos” para el Grado de Música Moderna, así como en el Master de Composición Cinematográfica, y en la UNIR impartiré una asignatura de “Proyectos de Composición Audiovisual”.
 
3. R.P.: El día 26 de Septiembre estrena la obra "Seis Segundos Electrizantes, Op. 71", encargo del Festival Música Sur, música sobre seis cortos del mítico realizador español Segundo de Chomón con el Trío Arbós y Pedro Pablo Cámara. ¿Cómo es el proceso de poner música a una película muda?

Alejandro Román: Es un proceso muy complejo, nada sencillo, pero apasionante. Requiere de conocimientos técnicos en sincronización muy avanzados, ya que no se trata solo de escribir una música que acompañe a las imágenes, pienso que ha de ser una música muy orgánica, que “respire” con ellas, que sea algo así como el “vaciado” del “molde” que proporcionan las imágenes. Por eso, he escrito una música que se adapta a la perfección a los cambios de plano, los movimientos de los objetos y los personajes, el ritmo, etc., siempre teniendo en cuenta, además, que ha de ser una música que pueda ser interpretada en vivo sin perder todas las sincronías previstas. Cuando Juan Carlos Garvayo me llamó para hacerme el encargo para el Festival, me sugirió buscar un film de cine “mudo”, a ser posible no dramático, que es algo que se suele hacer bastante, sino cómico. Enseguida pensé en la posibilidad de musicalizar algunos de los cortometrajes de Segundo de Chomón, uno de nuestros más importantes precursores del cine, ayudante de Georges Meliès y creador de muchos de sus trucos visuales. A Juan Carlos le encantó la idea y me puse enseguida a buscar. Seleccioné seis cortos, “El Hotel Eléctrico”, “La Casa Encantada”, “Excursión a la Luna”, “La Lección de Música”, “El Ladrón Invisible” y “Una Excursión Incoherente”, que son de una imaginación desbordante, con unos personajes que actúan de un modo muy histriónico, algo naif, dando lugar a unas historias muy originales y avanzadas para su tiempo, precursoras de muchos de los actuales géneros cinematográficos. Además, Juan Carlos me sugirió que podría emplear algún otro instrumento, además de los del Arbós, por ejemplo de viento. Le sugerí emplear un saxofón, un instrumento que enlaza bastante con la música de los inicios de siglo XX y que contrasta mucho con los del trío clásico, y le pareció una buena idea.
El próximo día 26 será el estreno con Pedro Pablo Cámara al saxofón y el Trío Arbós, yo creo que el público lo va a disfrutar mucho.
 
4. R.P.: Todos tenemos en este campo imágenes muy icónicas (Metrópolis, Nosferatu….), ¿cuáles son las suyas?, ¿cuáles son sus referencias? ¿qué se le viene a la cabeza?

Alejandro Román: Si hablamos de los comienzos de siglo XX me vienen a la cabeza las aventuras de los protagonistas de las novelas de Julio Verne, que son las de mi imaginación al leerlas. Luego están todas aquellas de las películas del llamado “cine mudo”, entre ellas las del cine alemán, evidentemente, como Metrópolis de Fritz Lang o Nosferatu de Murnau, las del cine francés (Meliès), pero también las del cine norteamericano, como son las de Chaplin, Buster Keaton o Harold Lloyd.
"Fue una época de gran creatividad, creo que en el cine no ha habido otra tan prolífica en ideas."
 




5. R.P.: Con el Trío Arbós, artífices de este encargo para Música Sur, grabó usted hace un par de años el CD Chamber Music en la editorial Naxos, que incluye seis de sus obras camerísticas que interpretó el Trío Arbós y que tuvo muy buenas críticas. Pasado ya el tiempo, ¿cómo ha funcionado el disco?, ¿tiene nuevos proyectos discográficos? 

Alejandro Román: El disco “Chamber Music” ha sido para mí una experiencia única, desde el comienzo de su gestación. Trabajar con el Arbós me ha enriquecido mucho como compositor; ya han pasado varios años de mi primer contacto con estos increíbles músicos en el año 2014, en que estrenaron “Diégesis” en el Festival de Música Contemporánea de Tres Cantos, encargo del CNDM y seguimos colaborando en proyectos.
“Chamber Music” ha cosechado ya varios premios, entre ellos la medalla de plata por la grabación de “Epojé” y la medalla de oro por el disco completo en los Global Music Awards californianos. Ahora “Epojé” y el álbum completo figuran en las candidaturas de los Latin Grammy Awards… estoy muy ilusionado por que figuren entre los nominados.
En cuanto a próximos lanzamientos discográficos, estoy trabajando en la edición de un triple disco con mi integral de música para arpa sola y en distintas configuraciones camerísticas, así como en el disco que recoge las mejores interpretaciones de mis obras pianísticas en el Concurso Internacional de Piano de Las Rozas (CIPCE 2016).

6. R.P.: El 20 de Octubre, tendrá lugar en el marco del Festival de Música Contemporánea COMA 2018, el estreno absoluto de "Areté, Op. 72" (para Quinteto de Cuerda con Piano), encargo de Luis Aguirre para el Sonor Ensemble. ¿qué nos puede comentar de esta obra?

Alejandro Román: Me reencontré con Luis Aguirre este año tras su concierto en el Auditorio 400 del MNCARS en Madrid. Precisamente recordaba a la perfección el estreno de “Homenaje a Bartok”, aunque habían pasado diez años y no nos habíamos vuelto a ver desde entonces. Hablamos del estado de la música contemporánea en la actualidad y de otras cuestiones, y me dijo que quería volver a interpretar mi música. Semanas después me llamó por teléfono y me hizo el encargo con motivo de estrenar la obra en el Festival COMA 2018. Mi intención al escribir la obra ha sido la de conectar con el público con una música especialmente directa, de gran fuerza expresiva, que planteara la situación política y social que estamos viviendo. En Europa y en América, ahora también, han aparecido en escena políticos cuya bandera es un populismo barato y sin sentido, en muchos casos que se sitúa en unos márgenes muy poco democráticos o que comienzan a poner en entredicho la validez de la democracia: pensando en estos “personajes” empecé a escribir la obra. “Areté” en griego significa “virtud”, y las cuatro partes de la obra simbolizan las cuatro virtudes (templanza, prudencia, fortaleza y justicia) que todo político o ciudadano griego debería cultivar. Cada una de ellas está basada en un himno del citarista Mesomedes de Creta, ya que, como sabes, la antigua música griega es fuente de inspiración muy significativa en muchas de mis obras.

7. R.P.: El 20 de Octubre además tiene el estreno absoluto del arreglo sobre el Preludio núm. 7 en Mi bemol de El clave bien temperado (Libro I) de Bach (para clarinete, saxofón alto, violín, violonchelo y piano que se estrenará en el marco del Festival de Música Contemporánea de Tres Cantos y que es encargo del Festival. ¿qué nos puede comentar de esta obra?

Alejandro Román: En este caso fue David del Puerto quien me propuso el reto de escribir un arreglo sobre una obra de Bach con motivo de estrenarla en un concierto-homenaje a Ramón Barce por el 10º aniversario de su fallecimiento en el Festival de Música Contemporánea de Tres Cantos.  Elegí este maravilloso Preludio del Clave y lo he instrumentado para este grupo tan especial, que forma parte del Sax Ensemble. En realidad se trata de algo más que un arreglo, ya que lo he llevado a mi propio terreno, por lo que sonarán no solo los contrapuntos y armonías bachianas sino también clusters, armonías por cuartas, efectos, y otros elementos y repeticiones que no figuran en el original. He tratado de elaborar un arreglo no al uso, en el que puedan confluir diferentes lenguajes a partir de la obra de Bach, por lo que hay sonoridades contemporáneas además de algunos guiños al jazz. Estoy muy satisfecho con el resultado, por lo que lo he incorporado a mi catálogo con el título de “Praeludium, Op. 70”. Además sonarán los arreglos de otros compositores como Bernardino Cerrato, Carme Fernández Vidal y Jesús Legido.

8. R.P.: Con tantos proyectos ilusionantes, ¿en qué momento se encuentra como compositor?

Alejandro Román: Aunque suene un poco extraño, creo que estoy en un momento de creatividad muy alto, aunque sé que aún no ha llegado mi momento de madurez. Estoy en la búsqueda de un grupo de obras que compendien todo lo que llevo dentro de mí, que es mucho. Pero todo llega. Podría decir que aún estoy en la juventud de mi obra compositiva, necesito un tiempo para llegar a crear lo que realmente quiero, una música que tenga la profundidad suficiente, una profundidad sincera, no impostada. Siempre he tratado de escribir música con toda la sinceridad posible. Mi música refleja lo que soy, lo que pienso del mundo. Y lo que pienso no es fácil expresarlo en cada obra.
"Seguramente en unos años podré decir que estoy más cerca de lo que quiero comunicar de la mejor forma a través de mi música." 






9. R.P.: Lleva usted 25 años componiendo, ¿ha cambiado mucho su música en estos 25 años?

Alejandro Román: Sí y no. Creo que hay una evolución importante, pero la esencia se mantiene. Mi forma de ver la vida y el arte es la misma, aunque los medios de expresión han cambiado. Permanece mi gusto por la ironía, por la comunicación, por la búsqueda de conexiones entre distintos pensamientos o mundos, por conectar entre diferentes épocas, gustos, esencias, geografías… Trato de experimentar en cada obra, de hacer cosas originales, únicas; considero mi música extremadamente experimental, aunque luego la recepción de mi obra se hace muy cercana para el público. Eso es lo que intento conseguir, una música personal, distinta, pero que conecte con el público, que para mí es muy importante. No hay ni una sola de mis obras que repita patrones de una obra anterior, siempre hay algo de innovación, de incorporar algo nuevo y personal.

10. R.P.: Y usted ¿cómo ha cambiado usted en estos 25 años?

Alejandro Román: En el mismo sentido que mi música, creo que la obra de un compositor es el reflejo de su propia experiencia vital, el reflejo de su biografía, como bien diría mi admirado Ortega y Gasset. Por tanto, creo que mi momento de madurez vital está por llegar, aunque lo veo cada vez más cercano. En eso trabajo día a día, y me ayudan en ello primero mi familia, mi mujer, Susana y mis tres hijos. Luego las circunstancias (algo muy orteguiano), que trato de llevar a mis intereses. Y en definitiva, el fluir de la vida en general, que va cambiando y te hace cambiar. Pero creo que voy mejorando en muchos sentidos (eso espero…).

11. R.P.: Muchas veces se estrenan obras contemporáneas y no se vuelven nunca más a programar, ¿qué le parece esa “política cultural” de encargar obras y no apoyar la programación de compositores que algunas instituciones tienen?

Alejandro Román: Supone un esfuerzo enorme el de la creación, y tengo la certeza de que en España estamos asistiendo al mejor momento creativo de toda nuestra historia reciente y pasada, tanto por la calidad de las obras y de los compositores, como por la cantidad de compositores que actualmente están en activo y tienen repercusión tanto nacional como internacional. El nivel cultural de un país viene determinado por el cuidado y promoción de sus artistas e intelectuales; me parece una pena que en España no haya más fomento de la labor cultural, pero no solo a nivel gubernamental, sino que debería apoyarse mucho más también desde las empresas, especialmente las más grandes. La ley de mecenazgo no funciona adecuadamente, ya que si no hay suficientes entidades que promuevan la cultura es porque no les es lo suficientemente rentable, además de que éstas deberían asumir que la rentabilidad no debiera medirse únicamente por el rédito económico, sino sobre todo por lo que se devuelve a la sociedad, en este caso mediante la cultura. Es necesario que haya encargos suficientemente pagados, pero también debería haber muchos más en número de los que hay actualmente, y luego debiera darse una respuesta adecuada para que no se quedaran únicamente en el estreno, sino que las que hubieran tenido éxito de público y/o crítica, pudieran repetirse en otros escenarios, tanto nacionales como internacionales.

12. R.P.: En un momento tan difícil para la cultura, donde generar y mantener iniciativas es tan complicado y donde lo que domina es el entretenimiento ¿cómo ve el panorama actual de la música contemporánea en España y en el mundo?

Alejandro Román: Complicado, muy complicado. La música de creación actual tal y como la conocemos está abocada a la extinción, a no ser que nos empeñemos en salvarla a base de una búsqueda constante de nuevos públicos. Si no va a ser así, no se sostendrá. Por eso creo que debemos adaptarnos al mundo contemporáneo, a nuestro mundo, el que vivimos, creando nuevas formas de acercamiento al público, si es necesario adaptando fórmulas que se ha comprobado eficaces en otros medios o estilos musicales. Es posible que en una década, si no perseveramos, cada vez haya menos público en nuestras salas de concierto, no solo en las de música contemporánea, puede ser que en las de la música clásica también. Aunque se están haciendo algunas cosas novedosas, se hace necesario dar un giro más acusado y valiente en el rumbo de nuestras músicas.
 
13. R.P.: ¿Qué le falta hoy en día a la difusión de la música de los siglos XX y XXI, está suficientemente difundida?

Alejandro Román: Le faltan medios. Faltan revistas especializadas que se dediquen en exclusiva a ella, noticias frecuentes en la prensa, más difusión en las televisiones mediante la emisión de conciertos, entrevistas a compositores, debates… Claro que es “la pescadilla que se muerde la cola”: si no se genera suficiente dinero, los medios miran hacia otra parte que les sea más rentable económicamente, y al no haber suficiente difusión, no se genera público, y por tanto no se genera dinero como para que sea posible continuar la difusión, etc. Como excepción que confirma la regla está “El Compositor Habla”, que es algo así como un “milagro” en este mundo de la creación actual puesto en pie por su alma mater, Ruth Prieto. Gracias por mantener la llama, Ruth.

14. R.P.: A largo plazo: ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Alejandro Román: Si hablo de un muy largo plazo me gustaría dedicarme mucho más a la orquesta sinfónica. Mi catálogo contiene algunas obras orquestales, pero me gustaría abordar con mayor profundidad este género. Tengo en mente desde hace muchísimo tiempo el escribir un concierto para piano y orquesta. De hecho está en proyecto y lo intenté en su momento con un pianista de renombre, pero no hubo suficiente interés como para embarcarme en él. Por otra parte también me fascina la idea de escribir una gran obra orquestal, una sinfonía. Pero desgraciadamente es muy difícil acceder a las orquestas con proyectos de tanta envergadura, y espero lleguen algún día, aunque significan hacer labores de difusión de tu propia música para lo cual no tengo el tiempo ni la energía suficiente. Hay pocos encargos que reciben unos pocos, generalmente siempre los mismos nombres.
"Pero no desisto y estoy seguro de que escribiré mi concierto y mi sinfonía cuando llegue el momento apropiado. Mientras tanto cuidaré todo lo que pueda mi música de cámara."












Fotografías de Miguel Ovelar

Más información en la web del compositor Alejandro Román

Más información en el perfil del compositor en nuestra web ECH-Alejandro Román
 
 

Destacamos ...



Sistema RSS
© 2018 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos