Noticias

Hablamos con José Buenagu


16/04/2015

Entrevista. Pensares de Rocinante del compositor y director de orquesta José Buenagu (Valencia, 1935), es calificada por su autor como HispaÓpera por sus planteamientos coincidentes con los de la zarzuela española. Esta ópera de cámara se articula alrededor de los protagonistas de la inmortal novela cervantina: Alonso Quijano, Sancho, Rocinante y Dulcinea, además de Obdulia, personaje creado por el libretista, Justo Merino Belmonte (Córdoba, 1929). Los cinco viven reencarnados en el s. XXI y en tiempo real desarrollan un episodio que resulta ser una fantasía en lugar del tradicional argumento dramático. Combinando su mentalidad actual con aquella otra, así como con recuerdos heredados de la novela de la que proceden, se origina en cada uno de los personajes una natural doble personalidad, siendo Rocinante quien encuentra mayor ocasión de sorprender a causa de ello. Musicalmente discurre con una escritura atonal que afronta con valentía soluciones armónicas y de atmósfera un tanto sorprendentes, coexistiendo estéticas de forma tan libertaria que abarcan en una hora de ejecución lenguajes bien dispares (de época, cercano al rock o incluso unas revisionadas sevillanas). Para una disparidad tal, el compositor hace equilibrios de imaginación y pluma utilizando un grupo orquestal modesto y, sin embargo, efectivo. (Texto de Carmen Cecilia Piñero Gil).
















































A punto de estrenar su última ópera, que cuenta con la participación de la Orquesta Koan, José Ramón Encinar, Santiago Sánchez, Marina Pardo, Miguel Mediano, Alfredo García, Jerónimo Marín y Pilar Jurado; hemos podido hablar con el compositor y director de orquesta José Buenagu:
 
1. Ruth Prieto: El próximo día 24 de abril se estrena su ópera “Pensares de Rocinante” ¿qué nos puede comentar de esta obra?

José Buenagu: Ante todo, mi satisfacción porque el Centro de Promoción y Difusión de la Música de la Universidad Autónoma de Madrid -la Catedrática Dra. Begoña Lolo al frente-, la hayan patrocinado y me hayan distinguido con el encargo.
Y luego opino, que tal vez lo más llamativo de ella sea el hecho de que sus protagonistas, extraídos de la inmortal novela cervantina, se encuentren aquí compartiendo escenario tras una virtuosa prestidigitación del libretista –Justo Merino- que los eleva a humanos de carne y hueso, y los sitúa en pleno siglo XXI para vivir un episodio fantasioso en las afueras del pueblo de Dulcinea -El Toboso-.
Dentro de esta peripecia original, todavía destaca que el más humilde de aquellos personajes, el equino Rocinante, resulte aquí el de mayor calado del conjunto por lo incisivo de sus discursos, si bien la desconcertante personalidad de esta Dulcinea sea capaz de producir el desenlace inesperado que ocurre en la ópera.
En lo estructural, pueden reconocerse en este melodrama algunos rasgos que coinciden con la zarzuela española o, remontándonos más atrás, con la tonadilla escénica; todo ello presentado con las oportunas adecuaciones a los tiempos actuales.
Y en lo musical, expresándome con un lenguaje preferentemente atonal libre que no excluye puntuales aproximaciones a la tonalidad cuando son útiles y oportunas, he trabajado procurando equiparar en importancia canora a cada uno de los 5 personajes: el barítono Rocinante (obviamente con algo más de relieve), el bajo don Alonso, el tenor Sáncho, la soprano Dulcinea, y la mezzo Obdulia, único personaje éste último que no fue mencionado en la novela y que aquí sirve de nexo y aglutina los dispares temperamentos de sus compañeros.

2. Ruth Prieto: ¿En qué momento, como compositor, se encuentra?

José Buenagu: El mayor tiempo de mi trayectoria profesional lo ocupé en América, en la dirección orquestal, pero he practicado la composición en dos épocas de mi vida: una, muy de joven, cuando a causa de un grave accidente hube de abandonar mi trabajo de dirección en Francia y aproveché la inmovilidad para componer, durante 3 años, para el cine. Entonces tuve la fortuna de recibir 2 premios nacionales y 3 internacionales. Luego regresé a lo que yo creía que era mi más sólido destino: la dirección.
Y por último, he vuelto a componer ya de viejo, cuando los achaques serios me devolvieron a España y me recluyeron en un sedentarismo que no he querido que me relegara a la improductividad.
 
"Así, mi momento actual es el de sentirme libre, animado, desprovisto de cadenas sociales ni artísticas. Digo lo que haya de decir con mi elemental impulso y mi lenguaje puro. Esto me hace sentirme profesionalmente muy bien, muy yo."
3. Ruth Prieto:  ¿Cómo es su proceso creativo?

José Buenagu: Supongo que el mío coincidirá con el de la mayoría de los colegas. Se resume reconociendo que sobre cada uno de nosotros operan tres factores de especial relevancia: al comienzo, la preparación; a lo largo del trayecto, la experiencia que vamos adquiriendo y nos va acrecentando; y en todo momento, la capacidad para crear y la altura de miras con que se acometa.
Por lo demás, cada día he percibido yo que el acto de la creación es a un tiempo simple y muy complejo. Simple porque la idea surge espontánea y es sencillo atraparla y es también sencillo –aunque no tanto- desarrollarla con entusiasmo y oficio. Pero yo creo que la complejidad del proceso creativo reside, sobre todo, en la presión exterior al creador, ante la aparición de los obstáculos, imposiciones, factores de suerte, de comprensión, de aplicación de la fórmula socialmente adecuada, y en el momento oportuno.
Por fortuna, mi proceso creativo esquiva algunos de los peligros que acechan, y es porque esa edad avanzada a la que antes aludí me permite entender que no queda mucho tiempo para ocuparse en batallas con el exterior, y eso me ensimisma y me permite aceptar que adonde llegue será lo que me corresponde.
Me reconozco hoy como un creador un tanto abstracto.

4. Ruth Prieto: ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

José Buenagu: Acabo de terminar una serie de doce canciones para soprano y piano sobre algunos poemas dedicados a la pintura por Rafael Alberti. Será obra multidisciplinar que lleva asociados doce cuadros (que ya los está elaborando el pintor Enrique Veganzones).
Estoy escribiendo ahora una obra para guitarra y orquesta, encargo del Festival Internacional Andrés Segovia.
Y luego querré cumplir con alguna de las ideas aparcadas, algunas muy atractivas sobre obras que me sugirieron por aquí y por allá, esas personas cercanas que siempre quieren que uno haga lo que a ellos les gustaría encontrar hecho (¡!).
Pero si mientras hay algún otro encargo, habrá que darle preferencia y lo demás seguirá esperando todavía. Me tranquiliza que todo será para bien.
 

José Buenagu, Valencia, España. Por unanimidad 1º Premio y Premio Extraordinario del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Becario después durante 4 años para el estudio de la dirección de orquesta en Italia (Roma y Siena) y Francia (Paris). Diplomado además en realización de programas de radio y televisión.
Como director de orquesta se inicia creando la Orquesta Universitaria de Madrid; sigue en Francia como director asociado de la Orquesta de Saint-Brieuc. Invitado en España, Italia, USA, tras una gira americana se establece allí durante casi una década, asumiendo la dirección artística de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. Una larga enfermedad le obliga al abandono casi total de los escenarios y a reconducir su vida profesional.
Autor, con beca de la Fundación Fulbrigth, de una investigación en USA sobre la música orquestal iberoamericana del siglo XX, (Latin American Music Centre de la Universidad de Indiana en Bloomington). Paralelamente dicta conferencias y cursillos en Universidades de Puerto Rico, México, Colombia y USA.
Representante de España ante Eurovisión (Ginebra, Suiza), en jornadas de discusión sobre los contenidos de la música como materia audiovisual, ha firmado como guionista y/o realizador múltiples series españolas de música culta (para RNE como para TVE), también en América (para INRAVISION y Embajadas USA ) y en la Comunidad Europea (para EUROVISION).
Como compositor de la rama audiovisual es Premio Nacional de Música, Premio del Círculo de Escritores Cinematográficos, Premio Festival Internacional Santander, Premio Festival Internacional Mar de Plata, y Mención Especial Festival Internacional de Documentales Cortos de Neuchâtel, musicalizando filmes de España, Francia, USA, Argentina y Colombia.
Premio Nacional del Disco por la reconstrucción y orquestación de la Sinfonía en Do de Mariana Martínez (s. XVIII) y figura como director y/o compositor en discos RCA, Philips, Deutsche Grammophon, Etnos, Fragoso, Hispavox, Musical Heritage, Emi-Odeon, Sony Clásica y Movieplay-ACSE.
En los últimos años se concentra preferentemente en la composición. Entre obras comisionadas y las de libre creación, su catálogo de música concertística totaliza más de 50 partituras de los géneros orquestal, coral, de cámara o solístico.
Su nombre transita hoy por auditorios de los cinco continentes.

Destacamos ...



Sistema RSS
© 2018 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos