Noticias

Pierre Boulez, in memoriam


09/02/2016

El compositor francés Pierre Boulez falleció el pasado 6 de enero a los 90 años. Boulez fue uno de los grandes compositores del siglo XX, además de director de orquesta y gestor. Una pieza clave en la música contemporánea del siglo XX.

“A mí lo que me mueve es la transgresión”







En El Compositor Habla hemos seguido con interés la carrera de Pierre Boulez y guardo en mi memoria algunas interpretaciones magistrales de sus obras, momentos que siempre mantendremos en el recuerdo. Ha sido un gran artista, original, con una obra muy particular y una interesantísima carrera como compositor, director y gestor.

En recuerdo de un gran compositor, algunos de sus amigos cercanos, compositores, periodistas y colegas de El Compositor Habla han querido enviar sus testimonios como recuerdo y homenaje. Todas las personas que formamos El Compositor Habla nos unimos en las condolencias a su familia por la pérdida del Maestro y deseamos acompañarles en estos difíciles momentos con nuestro recuerdo.

Descanse en paz.




Carlos Cruz de Castro. Compositor. En recuerdo de Pierre Boulez.  La reciente muerte de Pierre Boulez me retrotrae a mi época de estudiante de composición, cuando yo comenzaba a componer y descubría nuevas maneras de hacer música, cuando estudiaba en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid con el maravilloso maestro Gerardo Gombau que nos canalizaba hacia la contemporaneidad, cuando conocí a la pléyade de  compositores españoles que formaron la llamada Generación del 51 y me pegaba a ellos extrayendo la información que traían de lo que sucedía musicalmente por Europa a través de los diferentes festivales de vanguardia. Por ellos conocí los nombres de Maderna, Stockhausen, Ligeti, Kelemen… y, por supuesto, Pierre Boulez, el gran serialista integral Pierre Boulez. En los años sesenta existía en Madrid la organización de conciertos de música contemporánea titulada Tiempo y Música creada por Luis de Pablo, y en ese ciclo oí en 1962 la primera obra de Pierre Boulez: El martillo sin dueño como estreno en Madrid. Recuerdo que, ávido por descubrir cosas, me sorprendió la dotación del septeto que, por aquel entonces, era novedoso para mí: contralto, flauta en sol, guitarra, vibráfono, xilomarimba, percusión y viola. Con esta mixtura tímbrica conocí la música de Boulez en una obra cuyo tratamiento instrumental y vocal me deslumbró con la especialísima interpretación de la mezzosoprano alemana Carla Henius. Siento que, en estos instantes y ante la doliente realidad, me sobra aludir a la suma importancia que Pierre Boulez ha tenido y tendrá para la historia de la música contemporánea, sería reiterativo por sabido y obvio, y, en estos momentos de su desaparición, la memoria me traslada al año de 1962 cuando al oír El martillo sin dueño supuso un positivo aldabonazo para mi inquietud creativa de aquel entonces cuyo recuerdo aún pervive, hoy con doloroso agradecimiento.   



María de Alvear. Compositora. Tanta sabiduria desaparece, tanta sabiduría queda. Su muerte me recuerda que los estados y las naciones tienen que ocuparse de sus grandes genios siempre, siempre, siempre.
 
 







Zulema de la Cruz. Compositora. Une de plus grands génies du XXe siècle-21 est mort. Le monde de la musique est en deuil. Votre musique résonnera toujours dans notre mémoir. Repose en paix Maître Pierre Boulez













Julio Estrada. Compositor. Je viens de connaître la triste nouvelle concernant la mort de Pierre Boulez. En ce moment qu'il rentre une fois de plus à l'histoire de la musique je veux partager avec d'autres la mémoire où je le garde :
Boulez a été une référence essentielle pour beaucoup de générations de compositeurs, dont la mienne, et je garde de lui un souvenir très attachant en particulier à l'époque où j'étudiais, quand avec un air héroïque il ouvrait des portes à la nouvelle musique française tandis que d'autres aspiraient à les fermer : sa musique, son oreille, son Domaine musicale et sa fermeté comme personne ont étés, pour moi, exemplaires.



Tomás Marco. Compositor. Mi Boulez. Cuando una personalidad como Pierre Boulez desaparece todos perdemos mucho colectivamente porque es la Música quien de verdad pierde. Pero también cada uno puede sentir esa pérdida en lo que personalmente le afecta y es quizá de eso de lo que prefiera hablar ahora. La muerte de Boulez significa para mí la desaparición del último de mis maestros. El único que quedaba vivo tras la marcha de Maderna, Adorno, Ligeti o Stockhausen. Es como si se hubiera cerrado de repente el eco de la juventud y del aprendizaje. Boulez era alguien, como les ocurría a los otros mencionados, de quien se podía aprender mucho y no sólo con lo que enseñaba.  Ese alguien con quien además siempre siguió una relación que, pese a lo que se cuenta de su frialdad, era cálida. Nunca vino a España sin que nos viéramos y siempre preguntaba por mí cuando venía y entre mis mejores recuerdos está el haberle servido de traductor en la célebre conferencia que hace unos años ofreció en la Residencia de Estudiantes.
Aprendí mucho de él. Y para ello no me hizo falta imitar su música que me parece muy personal y nada cercana a la mía. Por supuesto que me valió para valorar la estructura. Siempre se ha dicho que para Boulez la música es predominantemente estructura y que eso le importa mucho más que el sonido. Afirmación completamente falsa. Por supuesto que la estructura era una base fundamental, pero alguien poco interesado por el sonido no habría compuesto nunca una orgía de sensibilidades sonoras como es Pli selon pli por citar su obra más sonoramente refinada aunque cualquier otra obra valdría como ejemplo.
Me consta que se quedó con las ganas de hacer una ópera. Quizá temía hacerlo pero sí le atraía aunque también se ha dicho que no. Pero nunca encontró un libretista capaz de convencerle y eso lo puedo entender perfectamente pues hay muchos a los que nos ha pasado y pasa lo mismo. Como a todo el mundo, le quedó algo por hacer por más que lo que hizo fuera mucho.  Boulez pertenece ya la Historia, pertenece también a la Música y, por tanto , a todos. Pero permítanme que me quede particularmente con mi Boulez personal y particular que habita en la caverna de mis recuerdos.
 
                                                

Ismael Palacio. Compositor. Will Boulez mind if the new composers generations kill him? Now, Boulez, is more alive than ever. Continue In Peace.










Josetxo Silguero. Intérprete. Una gran pérdida, pero como siempre pasa con los grandes pensadores y creadores, nos queda el legado de su pensamiento y su obra, para el estudio y admiración de las generaciones venideras.









José Luis Temes. Director de orquesta. Con Boulez se nos va mucho más que un compositor. Para muchos fue un símbolo de una manera de ver, sentir y emocionarnos -uso este verbo muy conscientemente- con la música. El rigor por encima de todo; no por un cientificismo a ultranza, de lo que se le acusó tantas veces, sino como belleza que emana de la reflexión pura. Su antivedetismo y su "no" a la banalidad fueron un faro para toda mi generación. Nos pide Ruth Prieto algún recuerdo y puedo dar varios, pero sólo facilito el de las dos obras boulezianas que me cupo el honor de estrenar en España: "Improvisation sur Mallarmé" y "Domaines". La primera en 1978 (hace 38 años!), con la ya desaparecida soprano María José Sánchez como solista; la segunda en 2001, con Salvador Salvador como clarinete solista. En la Sala Fénix y en el Auditorio Nacional, respectivamente (ambas en Madrid).   

 

Destacamos ...



Síguenos en:
Con la colaboración de:
   
youtube
Sistema RSS
© 2017 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos