Noticias

Hermes Luaces estrena su concierto para percusión, coro y orquesta


15/02/2016

Entrevista con el compositor. Hermes Luaces estrena su Concierto para percusión, coro y orquesta, que interpretarán la Orcam dirigida por José Ramón Encinar, con Eloy Lurueña como solista.


1. Ruth Prieto: El próximo día 15 de febrero se estrena su Concierto ¿qué nos puede comentar de esta obra?

Hermes Luaces: Se trata de un concierto para percusión, coro y orquesta que he titulado Anatomías del Remolino. La obra surgió por iniciativa de Eloy Lurueña, el percusionista que se encargará de su estreno, que ya me había encargado una obra anteriormente. La idea de incluir un coro, algo bastante inusual en este tipo de obras, salió de la propia orquesta. El título del concierto hace referencia a una cita del libro “Visión desde el fondo del mar” del escritor catalán Rafael Argullol: “Si te atrapa un remolino mientras nadas, no te resistas. Déjate engullir. Cuando llegues a su corazón, él te expulsará hacia arriba, y así te salvarás”. En realidad, Argullol lo que hace es transcribir a su vez una frase que un pescador de su Ribes Roges natal le transmitió cuando era niño y que le marcó para siempre. El remolino es para Argullol una metáfora de la vorágine vital. La solución del pescador para enfrentarse a él conecta con su visión de la vida como un viaje en el que uno no puede hacer otra cosa que tomar y aprender lo que el camino le depara. Aferrarse a dogmas filosóficos, estéticos o religiosos es sólo, según el autor, una forma de renunciar a vivir. Es un pensamiento con el que me identifico totalmente.

2. R.P.: ¿En qué momento, como compositor, se encuentra?

Hermes Luaces: Pues en plena crisis. Bueno, la verdad es que no recuerdo un sólo momento como compositor en el que no me haya sentido así. Ahora, hasta cierto punto, no se trata tanto de dudas sobre el lenguaje, la forma, los materiales... Es la conciencia de la absoluta irrelevancia social de lo que yo y mis colegas de profesión hacemos lo que más ha condicionado las decisiones que estoy tomando últimamente. No es que me haya desayunado de este hecho ayer. Es sólo, quizá, que me he vuelto más exigente. No tengo ni idea de cuál es la solución a esta cuestión, ni siquiera de si tiene solución, pero yo he optado por acercarme -aún más- a las mal llamadas músicas populares -no a las de Japón o Senegal, sino a las nuestras, a las del occidente actual. Precisamente porque a aquellas otras las respeto tanto que no me permito creer que las entiendo-. Por otra parte, he empezado a componer música para mi entorno más cercano. Música escrita para músicos aficionados. Pensada para el disfrute- y para todas esas cosas por las que se hace música- y sin ninguna intención de llegar a la sala de conciertos o de obtener beneficio económico alguno.

"Por último, me interesa cada vez más colaborar con artistas de otros campos, especialmente con aquellos que se preocupan más por que lo que hacen sea significativo para los demás que de salvaguardar la pureza de su arte."

3. R.P.: ¿Cómo ha sido su proceso creativo para este concierto?

Hermes Luaces: Este concierto lo escribí en estrecha colaboración con Eloy. De hecho, la primera idea musical surgió de una improvisación que me envió en vídeo. Después, le iba enseñando de vez en cuando lo que iba escribiendo y lo comentábamos. Uno de mis objetivos desde el principio era que la obra estuviera pensada realmente desde la percusión, que fuera ella la que propusiera todo el material del concierto. Así que la parte de la percusión solista estaba muy avanzada antes de que empezara a escribir para la orquesta y el coro. Por lo demás, el proceso creativo transcurrió como suele ser habitual en mí. Nunca hago un plan formal para mis composiciones. Parto de alguna idea musical que me cautiva y, por así decirlo, tiro del hilo. El resto de las ideas y la forma van surgiendo sobre la marcha. Por una parte, esta forma de trabajar deja mucho espacio a la espontaneidad. Permite que el inconsciente entre en acción de manera que el resultado final del proceso siempre es imprevisible para mí. Es mi forma de preservar el misterio. Sin misterio componer sería muy aburrido. Por otra parte, es un reto intelectual muy estimulante dotar de coherencia a un proceso que se está creando ante mis ojos. Me obliga a “escuchar” constantemente al material con el que trabajo, a permanecer alerta para saber hacia donde debe de ir en cada momento y que función está desempeñando en la estructura. Me siento en esos momentos como el científico que intenta encontrar un modelo matemático en el que integrar todos los datos que se le presentan de forma aparentemente caótica. De esta interacción entre el pensamiento inconsciente y la reflexión surgen a menudo ciertas sensaciones o imágenes arquetípicas, como la del remolino en este caso, las cuales siempre me producen la sensación de haber descubierto algo dentro de mi mismo que desconocía. Este descubrimiento da sentido a toda la energía invertida en el proceso.

4. R.P.: ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

No tengo nada cerrado por el momento pero tengo varios frentes abiertos: Eloy y yo vamos a intentar que Anatomías del Remolino se interprete en otros lugares. A raíz de este concierto me ha surgido la oportunidad de colaborar con el coro de la Orcam, así que es posible que escriba algo para esta formación próximamente. Estoy intentando sacar adelante un proyecto de carácter teatral sobre la poesía de Alberto Caeiro -el singular heterónimo y maestro de Fernando Pessoa-. Y por último, tengo en mente escribir una obra para el cuarteto de saxofones Tharsis.
 

HERMES LUACES FEITO (Madrid, 1975). Realiza sus estudios en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, donde se gradúa con el premio fin de carrera en composición, y en la Universidad Autónoma, donde se licencia en Ciencias Físicas.

Su obra ha sido interpretada en numerosos países tanto en Europa como en América y ha recibido diversos galardones nacionales e internacionales: en el año 2011 obtuvo el Premio Internacional Reina Sofía de Composición Musical por la obra para orquesta “Agujeros Negros”. En 2008, ganó el Premio del Museo George Enescu de Bucarest. En 2007 fue finalista del Premio Fundación Autor. En 2004 y 2005 obtuvo el premio del CDMC (Centro para la Difusión de la Música Contemporánea) para Jóvenes Compositores.

En su faceta de compositor ha trabajado con numerosas formaciones musicales: la orquesta de la radio-televisión española (ORTVE), la orquesta de la comunidad de Madrid (ORCAM), la orquesta sinfónica del Principado de Asturias (OSPA), la joven orquesta de Andalucía (OJA), la orquesta filarmónica de Bacau (Rumanía) y los ensembles Courtcircuit (Paris), Recherche (Friburg), Proyecto Guerrero (Madrid), Taller Sonoro (Sevilla), Grupo Instrumental de Valencia y Vortex (Ginebra), entre otros. Así como con grandes solistas de la talla de Alberto Rosado, Ignacio Torner, Mario Prisuelos, Manuel Guillén y Eloy Lurueña.

Destacamos ...



Síguenos en:
Con la colaboración de:
   
youtube
Sistema RSS
© 2017 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos