Noticias

Hablamos con Julián Ávila


06/04/2016

Entrevista. En diciembre del 2015 ganaba el Premio del Colegio de España en Paris 2015. En Manchester realiza su doctorado en composición electroacústica y es profesor asistente. Esta en un estupendo momento de creatividad, hemos hablado con él y esto es lo que nos ha contado Julián Ávila.

1. Ruth Prieto: En diciembre del 2015 ganaba el Premio del Colegio de España en Paris 2015: ¿qué significa este Premio para usted?

Julián  Ávila: Un premio siempre es una alegría, un aliciente para seguir trabajando. En este caso, además, he tenido la suerte de ser seleccionado junto a dos interesantísimas menciones honoríficas, Joan Magrané y Marc García.

2. R.P.: ¿Son importantes los premios para los compositores?

Julián  Ávila: Sí, mucho. La competición sana siempre alimenta la creatividad y, a su vez, la innovación. ¡Deberíamos contar con muchos más!, no sólo concursos de obra acabada sino concursos a proyectos musicales y proyectos artísticos junto a otras disciplinas. Los concursos a la antigua -obra terminada pero no estrenada- te sitúan en el contexto de tu generación, suelen implicar un concierto de estreno en el que encuentras a tus compañeros y puedes compartir ideas y puntos de vista. Ese aspecto es positivo pero insuficiente, al final todo queda en ese estreno, que se dirige a un público interesado, y olvidamos realmente de qué iba esto de la creación artística.
 

"Pero, si pensamos en las pocas oportunidades que existen en nuestro país para realizar conciertos de este tipo, no puedo más que decir que los concursos son una oportunidad muy valiosa para nosotros."


Este hecho no me exime, como compositor, de relativizar la importancia del premio. Que tu partitura sea elegida en un concurso determinado no quiere decir más que, según el criterio del jurado en un particular momento, tu partitura ha cumplido los criterios técnicos y estéticos que rigen esa convocatoria y ha resultado la más adecuada para ser elegida. Hay obras magníficas en la producción reciente que nunca ganarían un concurso y sin embargo no dejan de ser magníficas. Existen obras históricas de siglo XX que tampoco ganarían jamás ningún concurso. Por eso creo, sinceramente, que es necesario relativizar la importancia de resultar elegido o no. Cuando hace unos diez años gané mi primer concurso de composición, una profesora sabia me espetó en clase: “¡cuidado! ningún idiota se recupera de un éxito”. Así es que sólo aspiro a eso, a no volverme idiota.

3. R.P.: Actualmente vive y trabaja en Manchester, ¿en qué proyecto está trabajando allí?

Julián  Ávila: En Manchester realizo mi doctorado en composición electroacústica y, como muchos doctorandos, soy profesor asistente. Este es el motivo principal por el que estoy allí, porque puedo doctorarme componiendo e investigando.
En España la música no forma parte de las enseñanzas universitarias, aunque todos lo deseamos y estamos tratando de que así sea, por eso es muy diferente tener un doctorado en una institución que desde hace 50 años tiene estudiantes de PhD en música que en una institución de la que ni siquiera formamos parte. Eso no quiere decir que en nuestro país no haya investigaciones de doctores en música brillantes, a pesar de las circunstancias, por supuesto que las hay, el talento no se puede esconder.
Se trata de una decisión personal, tenía interés en conocer de primera mano cómo funciona una universidad de reconocido prestigio internacional en un entorno anglosajón. No me refiero sólo al nivel musical, sino también desde el punto de vista organizativo y pedagógico.

 
"Si en nuestro país queremos que las enseñanzas musicales formen parte de la universidad, tendremos que ver cómo lo hacen los que tienen más experiencia que nosotros, es algo básico, no hay que inventar nada, sólo saber cómo se hace."


4. R.P.: Manchester, ahora Paris…  ¿es tan complicado hacer cosas en España ahora?

Julián  Ávila: España es un país que lleva poco más de un cuarto de siglo organizado (entiéndase organizado en su sentido más amplio). Eso comparado con un país como Reino Unido, que lleva siglos de orden, genera una distancia muy grande, pero no creo que haya ningún otro problema. La ventaja que tenemos es que ahora vivimos en un mundo globalizado y conocemos cómo se han organizado con éxito en otros lugares del mundo. Lo único que tenemos que hacer es echar un vistazo sin complejos y copiar lo que interese. Llevado a nuestro ámbito, la situación de la cultura en España cambiará cuando los actores implicados cambiemos. Si seguimos esperando a que lleguen otros políticos para preguntarles qué hay de lo mío poco se puede esperar, algún encargo a dedo quizá, pero lo que aquí hace falta es otra cosa, otra forma de hacer, otra forma de organizarse.
Y sí, efectivamente, es complicado hacer cosas en España. Es complicado hacer, mucho más complejo que no hacer. A eso debemos sumar esa característica tan nuestra y tan desidiosa que consiste en comentar lo que los demás hacen desde el sillón de mi casa o desde el bar, con una actitud pasiva y pedante.
¡Por supuesto que es complicado! ¿Y qué?

Pero España es un país lleno de talento y de creatividad, que a nadie se le olvide, es sólo cuestión de organización de recursos y de abolir intereses propios en la gestión de la cultura.
 

5. R.P.: Con respecto a la Música Contemporánea: ¿qué le falta a la política cultural española?

Julián  Ávila: Esa pregunta debería hacerse a los gestores de la política cultural y no a los artistas que, al fin y al cabo, somos parte interesada y no debiéramos ser juez.
Dicho esto, en mi inexperta opinión,  creo que política cultural hay mucha, pero ¿existen las políticas culturales? Quiero decir, el hecho de que haya cierta dotación económica destinada a la cultura no quiere decir que existan políticas claras -incluso cuando éramos ricos y mucho dinero se usaba (y abusaba) para la cultura no las había-.
En inglés hay una diferencia muy grande entre “politics” y “policies”. Por una parte está aquello que se debate en términos políticos (politics) y, por otra, la acciones y estrategias que los expertos en la materia adoptan para conseguir las directrices generales marcadas por los políticos. Pocas veces las “policies” las deciden los políticos. En España por el contrario, tenemos a los políticos responsables de cultura decidiendo qué se programa y qué se encarga, es decir, tenemos mucha intromisión política en el ámbito cultural y pocas políticas culturales aplicadas.

Así que, respondiendo a tú pregunta, creo que a la política cultural española le falta todo: expertos gestores, planificación, buenas prácticas, estrategia, evaluación, participación activa y proactiva de la ciudadanía, educación y alfabetización artística, etc.
 
6. R.P.: ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Julián  Ávila: Actualmente estoy trabajando con la clarinetista holandesa Marij van Gorkom para el proyecto dutch-UK  Network 58/58 un intercambio compositivo con el Instituto de Sonología del Real Conservatorio de La Haya y la Universidad de Manchester. Por si alguien tiene interés en conocer más acerca del proyecto le dejo el enlace a la web aquí.
Respecto a mi vida docente debo decir que desde el pasado mes soy profesor de composición y electroacústica en el Conservatorio Superior de Música de Castilla la Mancha. Y estoy entusiasmado con el proyecto. Al ser un conservatorio de reciente creación, y estar en pleno crecimiento, la energía creada por alumnos y docentes así como el ambiente de trabajo es envidiable. El equipo directivo y los profesores están haciendo una tarea ingente que se nota en el buen ambiente y en la facilidad para promover nuevos proyectos e ideas.
Esto no sólo implica que mi acción docente tenga –como es habitual- un efecto en los estudiantes, sino que estamos organizando el centro conforme crece, creando un presente y un futuro sin inercias adquiridas del pasado.
En toda mi experiencia previa nunca había estado en un conservatorio tan joven, abierto a la novedad y dinámico como éste, por ello sumarme al proyecto significa tener esa oportunidad para hacer las cosas de otra manera, importando algunas formas de trabajar que creo son muy efectivas y motivadoras.
Creo que actualmente el CSMCLM es sin duda una de las mejores opciones públicas para formarse y uno de los centros que más va a crecer en los próximos años en cuanto a número de alumnos, recursos y equipo docente, hecho que provocará positivas repercusiones culturales para la ciudad de Albacete, sin duda.

 


Julián Ávila (España, 1982) · COMPOSITOR Y ARTISTA SONORO
 
Profesor de Composición Electroacústica en el Conservatorio Superior de Música de Castilla la Mancha. Profesor invitado del Master de Artes Efímeras de la Universidad Politécnica de Madrid y profesor adjunto en el centro de investigación musical NOVARS de la Universidad de Manchester (UK), donde realiza su doctorado.
 
Su actividad artística se desarrolla alrededor de la composición electroacústica aplicada a proyectos multidisciplinares, considerando el espacio como un elemento compositivo más. Su interés investigador en este ámbito le llevó a formarse en el Institut de Recherche et Coordination Acoustique/Musique (IRCAM, París), Universidad de Alcalá de Henares y el antiguo Centro para la Difusión de la Música Contemporánea (INAEM).
 
Está graduado en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Su formación de postgrado comprende un master en Artes Escénicas por la Universidad Rey Juan Carlos, curso de postgrado en composición avanzada en el Conservatorio Superior de Música de Aragón y la formación como técnico de sonido por el Centro de Tecnologías del Espectáculo del INAEM (MECD).
 
En la actualidad está trabajando en el proyecto de colaboración entre la Universidad de Manchester y el Instituto de Sinología de la Haya (www.dutch-uk.netwok) con la clarinetista Marij van Gorkom.  Dentro de su actividad reciente destaca el estreno de la obra Crescencia, encargo de la Orquesta y Coro de RTVE para la temporada 15/16, y la instalación multidisciplinar Travesía por los estados de la palabra (encargo de la Embajada de Colombia y Telefónica) presentada durante la feria ARCO 2015 en La Casa del Lector, Matadero Madrid.
 
Ha sido galardonado con el Premio de Composición Musical del Colegio de España en París 2015, Premio Francisco Guerrero Marín en el concurso Jóvenes Compositores 2013 de la Fundación Sgae-CNDM por la obra Blau; seleccionado en Composer’s Marathon V 2013 (Konzerthause, Viena); primer premio INJUVE 2012 en la categoría de Creación Contemporánea por la obra Cuasicrstal; primer premio de Vacances Percutantes 2011 en Bordeaux (Francia) por la obra Monte Albán; segundo premio INJUVE 2011 en la categoría de Creación Contemporánea por la obra Rencontres Sonores y primer premio Hui, hui música - SGAE 2007 por la obra Marea.
 
www.julianavila.com
 

Destacamos ...



Síguenos en:
Con la colaboración de:
   
youtube
Sistema RSS
© 2017 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos