Noticias

Hablamos con Alberto Rosado


21/11/2016

El día 30 de Noviembre Alberto Rosado interpreta el Programa " ‘Messiaen sinestésico’ en el Ciclo Sinestesias, 'Escuchar los colores, ver la música'", organizado por la Fundación March. Hemos hablado con el pianista Alberto Rosado y esto es lo que nos ha contado.


1. Ruth Prieto: El día 30 de Noviembre interpreta el Programa ‘Messiaen sinestésico’ en el "Ciclo Sinestesias. Escuchar los colores, ver la música",  organizado por la Fundación March, ¿qué nos puede comentar de este Ciclo?

Alberto Rosado: Es un ciclo que sigue la misma línea creativa que los presentados en estos últimos años por la Fundación March. Entre el mundo de los intérpretes, compositores y también en el de los musicólogos y el resto del público con el que hablo, se espera con especial interés cada nueva temporada de la Fundación Juan March. Sus iniciativas son siempre, como he dicho, muy creativas e intentan dar una vuelta de tuerca más a la programación habitual de música, que en este caso se presenta de una manera muy atractiva para el oyente. En los cuatro conciertos que conforman el ciclo, se tratará de acercar al público a un fenómeno poco usual que se ha dado en algunos creadores y que consiste en la transferencia de percepciones de un sentido a otro: la sinestesia. Por medio de la iluminación, en el caso de mi concierto, trataremos de plasmar de la manera más cercana posible las sensaciones que Olivier Messiaen, uno de esos pocos compositores sinestésicos, describió después de componer algunas de sus obras.
Los colores y el sonido se tratarán de fundir en uno, abriendo una ventana sensorial que inunde al público para que “escuche” los colores o “vea” la música.







2. R.P.: Este concierto está totalmente dedicado a Messiaen ¿qué nos puedes comentar de este programa y de Messiaen?
 
Alberto Rosado: En la historia de la música hay dos grandes compositores que se vieron afectados por este fenómeno sinestésico: Alexander Scriabin y Olivier Messiaen. Éste último dejó plasmadas por escrito las relaciones entre algunas de sus obras y una serie de combinaciones de colores muy precisas. En el caso de los Preludios, Messiaen describe “La Colombe” como una mezcla de anaranjado y violeta, o el “Chant d'extase dans un paysage triste”
 de color gris, malva y azul de Prusia, y así con cada uno de los ocho. Cuando Miguel Ángel Marín me propuso la idea de participar en este Ciclo, tuvo bastante claro que quería hacer música de Messiaen y que la obra que debería abrir el concierto tendría que ser esta, sus Ocho Preludios. Por cierto, una obra que escribió a los veinte años, siendo aún alumno del Conservatorio de París y que prefigura de una manera muy clara el camino que va a tomar la música de este genial compositor. En la segunda parte tocaré nueve de las XX Regards, una de las obras más emblemáticas del compositor francés.

 

Alternaré piezas más explosivas con otras más meditativas para acabar con el Espíritu de Alegría, quizás la más virtuosística de todo el ciclo y que debe a la Iberia de Albéniz algo más que una serie de recursos técnicos y tímbricos.



3. R.P.: ¿Qué tiene Messiaen de tradición y qué tiene de vanguardia?
 
Alberto Rosado: Creo que Messiaen fue un “espíritu libre” en el tiempo en el que tocó vivir, dentro de la historia del arte en general y de la música en particular. Casi siempre hizo la música que quiso y no se ató a ningún movimiento o tendencia. Aunque claramente “bebe” en la música de Ravel y, sobre todo, Debussy, su sello se hace inconfundible a partir de esos 20 años a los que escribe los Preludios para piano. Desde entonces no sé si fue un clásico o un vanguardista, al igual que no lo puedo decir de Mozart. Se acercó a la música de sus alumnos Boulez y Stockhausen cuando les escribió para que mostrasen en los primeros cursos de Darmstad sus Modos de valores e intensidades, pero casi al mismo tiempo de escribir este estudio renegó de él: “musicalmente está próxima a la nada”. Continuó escribiendo pájaros y más pájaros, de todas las partes del mundo, y terminó en ese rincón, escribiendo una música muy diferente, única y que contiene a partes iguales tradición o vanguardia.

Eso sí, la influencia de su música llega hasta los compositores actuales, la misma influencia que tuvieron los grandes de los siglos anteriores.

 







4. R.P.: ¿Qué le falta hoy en día a la difusión de la música de los siglos XX y XXI? ¿Está suficientemente difundida?
 
Alberto Rosado: Bueno, estamos en ello, están en ello casi todos los que leen tu revista online, tu página web. A veces falta más imaginación y en general falta tiempo pero nunca ganas de difundir el trabajo de los compositores actuales. Los medios de difusión han ido cambiando; el concierto siempre ha estado ahí, pero entre todos se está renovando la manera de presentar en vivo la música actual para hacerla más atractiva, más fresca. También nos estamos adecuando a formatos ya casi viejos como YouTube, Vimeo, etc. que en ocasiones multiplican las posibilidades de difundir nuestro trabajo.
 
5. R.P.: En un momento tan difícil para la cultura, donde generar y mantener iniciativas es tan complicado y donde lo que domina es el entretenimiento ¿cómo ves el panorama actual de la música contemporánea en España y en el mundo?
 
Alberto Rosado: No lo sé; aunque tengo la suerte de tocar en diferentes partes del mundo, mi visión del tema es muy parcial. Creo que la curva en España tanto a nivel de compositores como de intérpretes y de público es aún positiva en España y con tendencia a crecer. No lo veo tanto así en el resto de Europa, que, al menos en cuanto a asistencia de público a conciertos, cada vez es más decreciente (siempre desde una visión muy parcial). Ya se ha escrito mucho sobre las bondades de los tiempos de crisis para la cultura, el incentivo extra a la creatividad que suponen las situaciones difíciles. En estos últimos años he observado mucho movimiento a mi alrededor: festivales que mueren y otros que nacen, programaciones casposas y otras novedosas, intérpretes y grupos que aparecen y desaparecen. Creo que esto es un círculo que se retroalimenta y que siempre va a estar ahí. Aún así, pienso que en España actualmente hay bastante movimiento  y que hay muchas iniciativas que perviven a lo largo de los años.
 
6. R.P.: ¿Cuáles son tus próximos proyectos?
 
Alberto Rosado: Aparte de mis recitales y conciertos, estoy esperando impaciente que llegue el día 28 de noviembre, fecha en la que presento el CD-DVD “e-piano_video&electronics”, proyecto en el que he invertido mucho tiempo y mucha ilusión en estos últimos años.

El disco lo edita IBS-Classical, que ha cuidado la presentación hasta el más mínimo detalle, lo he grabado con Santi Barguñó y Hugo Romano en el sonido y Sevi Asensi, Hugo Louis y Guillermo Pérez en el vídeo. El DVD es una especie de documental en el que trabajo con los siete compositores, que a su vez presentan cada una de las obras, y todo dentro del escenario que nos proporcionó la ciudad donde vivo, Salamanca. La música para piano y electrónica de Hilda Paredes, Aurelio Elder-Copes, Iñaki Estrada, Arturo Fuentes, Cristian Morales Ossio, Ramón Humet y Jesús Navarro con imágenes de Graciela Iturbide, Paloma Pájaro, Enmanuel Flores o el Taller Ciclo, hacen que este proyecto sea realmente atractivo y único. Os invito a todos a conocerlo.

Más información:

El Libro de la Temporada de la Fundación Juan March completo se puede descargar desde este enlace:
http://www.march.es/musica/temporada-de-conciertos/?l=1

CD-DVD “e-piano_video&electronics”


 

Destacamos ...



Síguenos en:
Con la colaboración de:
   
youtube
Sistema RSS
© 2017 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos