Noticias

Entrevista con Noè Rodrigo Gisbert


10/11/2017

Entrevista. Los próximos días 12 y 13 de noviembre Noè Rodrigo Gisbert estará en la Fundación March interpretando un recital de percusión que se enmarca en el ciclo de Jóvenes Intérpretes titulado Landscapes. Hemos hablado con él y esto es lo que nos ha contado.

"Con mis conciertos intento abrirles una nueva puerta a algo a lo que, quizás, no están acostumbrados, pero con lo que, estoy seguro, pueden disfrutar mucho"








 
1. Ruth Prieto: El domingo 12 y el lunes 13 de noviembre estará usted en la Fundación March interpretando un recital de percusión que se enmarca en el ciclo de Jóvenes Intérpretes que organiza dicha institución, ¿qué puede comentarnos de este proyecto? 

Noè Rodrigo Gisbert: La Fundación Juan March dedica uno de sus ciclos de conciertos, el ciclo “Música en Domingo & Conciertos de Mediodía” a jóvenes intérpretes. Es una gran oportunidad para que solistas jóvenes y grupos de cámara muestren su trabajo y se den a conocer. El concierto del domingo es retransmitido en directo en la página web de la fundación, donde además permanecerá online durante un mes.

Los conciertos son el domingo y el lunes a las 12 de la mañana. Las entradas son gratuitas y se pueden conseguir online o el mismo día del concierto, desde una hora antes, en taquilla.
​"Creo que es una extraordinaria propuesta para acercar la música a todo tipo de público, ya que se trata de una programación muy variada y, además, gratuita."

 





2. R.P.: Landscapes en una propuesta muy particular, como dice el programa fuera de lo ordinario una experiencia que combinará música en acústico, música electrónica y vídeo, ¿cuál es el idea detrás de esta mezcla?

Noè Rodrigo Gisbert: A la hora de empezar un nuevo proyecto en solitario, suelo plantear el concierto desde dos perspectivas: la primera es darle un sentido al concierto, más allá de tocar una sucesión de obras una detrás de otra. Algunas veces una obra con una temática muy clara me inspira e intento buscar otras obras que, además de parecerme interesantes musicalmente, concuerden con ella y faciliten la creación de una línea conductora durante todo el espectáculo. Me parece muy interesante para el público que las obras les inspiren y los transporten a otro lugar y me gusta hacerlo a través de una historia. El espectáculo anterior a este, bajo el nombre de “Ritual”, contaba la historia de ritos de diferentes países y culturas. “Landscapes”, en este caso, es un viaje  por diferentes lugares, siempre con la naturaleza y el respeto y admiración por ésta, muy presente.

Hay que tener en cuenta que mi repertorio es de los siglos XX y XXI y, a veces, este tipo de música no tiene tanta acogida por una parte del público, que se espera un concierto más “clásico”. Con mis conciertos intento abrirles una nueva puerta a algo a lo que, quizás, no están acostumbrados, pero con lo que, estoy seguro, pueden disfrutar mucho. Por esto, el segundo aspecto que tengo en cuenta a la hora de iniciar un nuevo proyecto es intentar que sea novedoso y, sobretodo, especial e interesante para el oyente; para esto, me gusta combinar distintas disciplinas con la música en acústico, ya sea música electrónica, imagen, teatro… etc.

3. R.P.: El programa lo componen una serie de obras de compositores del siglo XX: Frederic Rzewski (1938), Roger Reynolds (1934), Ramón Humet (1968), José Manuel López (1956), Arnold Marinissen (1966), estreno incluido, ¿qué nos puede decir del programa y que le ha llevado a escoger estas obras?

Noè Rodrigo Gisbert: El nombre del concierto: “Landscapes”, que significa “paisaje” en inglés, es básicamente la idea general que conecta todo el programa. Tanto un paisaje urbano, presente en “La Celeste”, obra de José Manuel López López para vibráfono y video que nos transporta a las calles de la ciudad de Venecia; como un paisaje natural, con “Autumn Island”, obra para marimba de Roger Reynolds, que nos lleva a través del mar a una isla lejana durante la estación de otoño. La naturaleza está también muy presente durante todo el concierto: “To the Earth”, de Frederic Rzewski es una obra para cuatro macetas que suenan acompañadas de un poema de Homero dedicado a la tierra. Dentro del programa, pienso en ella como si fuera una obertura, el preludio al primer acto del espectáculo, sugiriendo ya al público lo que va a escuchar a continuación. “Profund”, de Ramon Humet, es una obra para cuencos tibetanos y electrónica en vivo que tiene un carácter profundamente contemplativo. A través de los sonidos -casi infinitos- de estos instrumentos, es una forma de conectar con el interior de uno mismo. Para terminar, “Bèrnia” es un estreno de Arnold Marinissen inspirado en el paisaje de la cordillera alicantina de la Sierra de Bèrnia.

Como decía anteriormente, me gusta que mis conciertos sean una experiencia para el público y que cuenten una historia: esto es lo que me ha llevado a escoger estas obras. Son piezas muy interesantes musicalmente, para distintos instrumentos y que conforman un concierto atractivo, al incorporar video, electrónica en vivo, poesía…, y que, juntas, nos pueden contar una historia, sin renunciar, en ningún momento, a un repertorio actual y contemporáneo que concuerde con mis objetivos de difusión de la música del siglo XX y XXI.
"En mi opinión, encontrar el equilibrio entre el repertorio, y la creación de un proyecto atractivo y diferente, es la clave para difundir la música actual y de nueva creación"

 





4. R.P.: Una de las obras que va a interpretar es el estreno de la obra Bèrnia de Arnold Marinissen, expresamente escrita para usted ¿cómo es esta obra que nos vamos a encontrar?

Noè Rodrigo Gisbert: Cuando le encargué a Arnold Marinissen esta obra, le hablé de la idea que quería plasmar en mi concierto, el resto del repertorio que iba a interpretar y le pedí una obra que tratara sobre la naturaleza y sus paisajes. Unos días más tarde, fue una gran sorpresa recibir un email en el que Arnold me decía que la obra se iba a llamar Bèrnia, ya que se trata del nombre de una de las sierras más características de la geografía de mi localidad natal, el pueblo alicantino de Altea. Arnold es holandés y nunca había estado allí, sin embargo, investigó un poco y la descubrió. Después de esto hizo un viaje a Altea y estuvo en Bèrnia, para conocerla en primera persona e inspirarse para componer la obra.

El resultado ha sido una obra con pocos instrumentos convencionales y, los que sí lo son, están tratados de formas bastante especiales. El bombo de batería, por ejemplo, está preparado para que el sonido se distorsione y recuerde a las pisadas de un ente pesado. La plancha de metal es tocada con baquetas muy blandas, un arco de contrabajo, un pedal con una maza de bombo y una baqueta de material muy duro. Completan el set una variedad de objetos de distintos materiales: piedras, maderas, cristales y macetas de un tamaño diminuto. Además de esto, la forma de tratar el hi-hat tiene mucha influencia de la música jazz y la improvisación, al igual que el bombo sinfónico, con ritmos muy complejos, pero con mucho “groove”.

5. R.P.: Me cuentan que es usted un percusionista muy versátil, ¿cómo se ve usted a si mismo ahora?

Noè Rodrigo Gisbert: Soy una persona a la que le gusta hacer muchas cosas y también realizar actividades distintas dentro de mi profesión. Sin ninguna duda, mi foco principal y también lo que más disfruto, es mi faceta como solista. La organización de un concierto, desde la selección del repertorio, pasando por el trabajo de cada una de las obras a interpretar y, por último, pensar en cada transición, cada cambio de baquetas y cuidar todos y cada uno de los detalles presentes en el escenario, es algo que me apasiona.
"Tomar decisiones para dar forma y personalidad a un espectáculo me parece una manera muy especial de presentarme como intérprete y conectar con el público que me ve y escucha."








Sin embargo, es muy complicado desarrollar una carrera como solista y también creo que es algo en lo que se avanza poco a poco.

Por otro lado, como amante de la música contemporánea, colaborar con ensembles especializados en este repertorio es algo que también disfruto mucho. En muchos casos, se trata de obras con unos “set-ups” de percusión inmensos y que exigen al intérprete una concentración muy alta. Pero también es muy interesante y, porque no, divertido.

También encuentro muy interesante trabajar con otros artistas fuera del mundo de la música. He realizado varios proyectos en los que la danza tenía mucha importancia y, durante este año estuve de gira con una producción del Festival de Lucerna en la que 6 instrumentistas y 2 bailarines realizábamos todo tipo de acrobacias con el fin de crear un espectáculo muy original que fusiona música, danza y teatro.

No me cierro puertas y también colaboro habitualmente con orquestas sinfónicas. Aunque la sensación -así como la función que cumplo dentro de una agrupación mucho más grande- es muy distinta, es algo que también aprecio mucho.

6. R.P.: ¿Y dentro de unos años?

Noè Rodrigo Gisbert: Me gustaría seguir en la misma línea, siempre con nuevos proyectos y cada vez un poco más ambiciosos, tanto en solitario como colaborando con todo tipo de artistas.

La enseñanza es algo que también me gusta mucho y que creo que me daría la oportunidad de crear proyectos de otro tipo en los que los alumnos fueran los protagonistas.

7. R.P.: ¿Cómo ve la panorámica de la música contemporánea actual?

Noè Rodrigo Gisbert: Sinceramente, últimamente tengo la sensación de que las cosas van mejorando y que el público más general se va abriendo a este tipo de música también. Digo esto sobre todo en relación a los comentarios y felicitaciones que mucha gente me hace llegar después de mis conciertos. Es cierto que no todo lo que programo es extremadamente contemporáneo, pero la mayor parte del programa sí que lo es e incluye obras para percusión solo de compositores actuales como Bruno Mantovani, Roger Reynolds o José Manuel López López, que siempre tienen muy buena acogida entre el público.

Creo que es muy relevante la forma en la que se presenta la música contemporánea y también pienso que es decisivo realizar un concierto en el que se conecte con la gente y se le transmita un mensaje, idea o simplemente, emociones.

Haciendo un análisis de recientes proyectos que he realizado y otros en los que he participado, diría que la fusión de disciplinas está creciendo en importancia y se está convirtiendo en algo muy exitoso.

8. R.P.: ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Noè Rodrigo Gisbert: Justo al día siguiente de mi segundo concierto en la Fundación Juan March viajo a Ámsterdam para empezar una producción con una compañía de teatro experimental. Son los primeros ensayos, con lo que habrá mucho trabajo de creación, pero el resultado final será la interpretación de dos obras de Ligeti, Aventures y Nouvelles Aventures;  y el estreno de una nueva ópera del compositor francés Raphael Cendo. Es un proyecto que me atrae mucho ya que, además de tocar, vamos a tener que cantar y actuar. Los diez intérpretes, cantantes e instrumentistas, vamos a ser a la vez los “actores” de la ópera. Sin embargo, pese a empezar con las primeras fases de creación y ensayo ahora, no estrenaremos hasta marzo de 2018, durante el Opera Forward de Ámsterdam.

Por otro lado, tengo otros dos proyectos relacionados con la música de cámara y la percusión: Mbira-duo y #percu(fu)sión -un dúo de percusión y un ensemble  también de percusión-, con los que tengo la intención de realizar algunos conciertos durante este temporada.

Por último, tengo en mente la grabación de un CD -y quizás DVD también- en el que quiero incluir alguno de los proyectos en solitario que ya he realizado pero, como siempre pasa con este tipo de producciones, avanza muy poco a poco.

Y, por supuesto, continuaré realizando recitales como solista con los proyectos que he mencionado e incluso quizás con alguno nuevo.

​Más información en la web de Noè Rodrigo Gisbert

Más información en la web de​ la Fundación March

 

Destacamos ...



Síguenos en:
Con la colaboración de:
   
youtube twitter
 
 
Sistema RSS
© 2017 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos