Artistas

Carme Fernández Vidal (Compositora) 

Carme

Compositora, investigadora y profesora comprometida, cuando hablamos con ella descubrimos a una mujer que no esquiva ninguna pregunta y que nos comenta con sencillez que lo que ocupa y da sentido a su vida es la música.  
Nos cuenta entre risas que fue pianista en otra vida, pero se siente sobre todo compositora y docente porque es la docencia y la creación musical las actividades que dibujan su día a día. Para Carme la idea musical es el elemento crucial cuando compone, pero su formación como instrumentista (estudió la carrera de piano) la impulsa a tener siempre presente la formación instrumental para la que compone.

Carme ve el mundo desde la óptica de la compositora, creadora hasta la médula, pero lo comenta con tal naturalidad como si fuera una caracteristica suya más.
«Miro a las obras escritas en diferentes etapas de mi vida y me doy cuenta de que mi percepción sobre ellas va variando a medida que trascurre el tiempo, de que estoy viendo a mi yo de ese momento, de cada momento en que escribí cada música».

Feminista atípica, cuando hablamos de discriminación positiva y de cuotas, dice que en un mundo ideal no deberían existir pero en el mundo en que vivimos son necesarias, y se muestra cansada de hablar de igualdad, y ver que la igualdad no existe y nos comenta:
«Pensemos lo que pensemos de las cuotas y si hacemos un ejercico de reflexión serio, a muchas compositoras se nos programa en contextos de conciertos de mujeres. No estamos incluidas en los circuitos».

Piensa que sin duda, muchas instituciones hacen un trabajo imprescindible a la hora de visibilizar la creación de las compositoras, pero también es su responsabilidad cuidar del nivel, «para evitar esa sensación de fraude que tenemos cuando lo que cuenta es ser mujer pero no la calidad de la música que escribes».

Nos dice que es difícil disociar al compositor de la persona. No cree en inspiraciones decimonónicas pero reconoce que los “motores externos” que influyen su música son:
 
«todo aquello que me rodea y me impacta. La belleza y el horror del mundo, de mi experiencia del mundo… el encuentro con seres sensibles, pensantes, me nutre muchísimo y todo aquello que irradian estimula mi creatividad».

Sus raíces musicales están en el repertorio de música culta occidental pero también en las músicas y los sonidos con los que creció en una isla del Mediterráneo en las últimas décadas del siglo XX y las primeras del XXI.
Su paisaje sonoro tiene que ver con su tierra y especialmente, con su mar.
«Mi paisaje sonoro es inconcebible sin el mar, sin todo lo mediterráneo»

Es cauta, reflexiva, culta, estudiosa, curiosa, siempre en proceso de aprendizaje, con una necesidad de mantener la mente abierta a los descubrimientos del día a día.

Hablando con ella descubrimos a una mujer eminentemente sobria, inteligente y certera:
 
«…soy contemporánea mientras siga viva. Más allá de esta primera acepción cronológica, se trata de un término que, en un contexto histórico determinado, se vinculó a la idea de vanguardia. Al hacer esta vinculación se está entremezclando el concepto de contemporáneo con el de estética. Por complejo que resulte el tema, lo esencial consiste en tener presente que ninguna etiqueta o postura estética determina o garantiza la validez de una obra artística»

Cuando compone le preocupa manejar los tiempos, el equilibrio en el marco de una estructura arquitectónica temporal. Evadir lo superfluo, ir a lo esencial. Y por supuesto imaginar, y escuchar hasta la obsesión.
Intentando describir su proceso creativo nos comenta que intelecto e intuición no actúan como dos motores distintos, bien en paralelo, simultánea o correlativamente, sino como una misma cosa en alguna forma de perfecta simbiosis. Y pone mucho énfasis al recordarnos que se trata de un trabajo fundamentalmente artesanal.
 
«Trazo lo que podría llamarse una hoja de ruta, con mapas, esquemas, tanto de la macro como de la microestructura, dibujados en una línea temporal en la que voy apuntando ideas. Ideas de todos los factores en juego: texturas, ritmos, tempos, timbres,... Frecuentemente utilizo colores, y trabajo simultáneamente sobre hojas de papel distintas -tanto pautado como no- que procuro numerar para después poder reconstruir el orden de mi proceso mental. Luego viene la elaboración de la partitura.»

El momento cultural actual lo describe como plural, lleno de expectativas e incierto, como todo momento presente, diverso, complejo donde todo está por explorar, por investigar. 
 
«No concibo un día sin pensar en música, en la que ya va siendo o en la que va a ser. Coexiste conmigo. Es mi compañera de vida.»

 
Ruth Prieto. El Compositor Habla Febrero 2020
 
 
 
 

Sistema RSS
© 2020 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos