Artistas

Romeo Castellucci (Creador) 

Romeo Castellucci | Un hombre serio

02/02/2011

Ésta entrevista tuvo lugar entre Italia y Bélgica en algún lugar del espacio virtual en febrero del 2011, después de su paso por Bruselas. Su montaje de la obra de Wagner ha tenido excelentes críticas en su estreno en enero del 2011 en el Teatro de La Monnaie de Bruselas.
Romeo Castellucci nos habla de su recién estrenado Parsifal, del infierno y del paraíso. Habla poco. A veces contesta el poeta y otras el filósofo pero no esquiva ninguna pregunta y es preciso en sus respuestas. Habla sobre música y sobre sus miedos.
Explica con paciencia que “El comprender es un clamoroso falso problema” y dice que le espanta el tiempo y la técnica……

Ruth Prieto, para El Compositor Habla, entrevista al autor, creador y director de escena Romeo Castellucci. Febrero del 2011

Un hombre serio



1. Ahora que viene de hacer Parsifal, me podría decir: ¿de qué hablan los directores de escena con los directores de orquesta?

Hablan poco. Cosas técnicas, insustanciales. Pero está bien. Está bien que se hable poco. Cada uno tiene su problema y a veces los problemas se tocan entre sí, eso es todo.

2. ¿Cuál ha sido la última alegría que le ha dado la música
La música es la “noche del mundo”, como decía el filósofo (G.W.F.H), porque excluye la razón. Cada vez que no pienso – o al menos que me parece que no pienso – soy feliz.  La música ejerce un poder inmenso sobre mí en eso de no hacerme pensar.

3. Siendo usted italiano, y después de dirigir Parsifal, ¿no se anima, con un Verdi, o un Puccini?
No tengo ninguna intención de dirigir óperas italianas, con la excepción de Monteverdi. Pero las suyas no eran propiamente “óperas”.

4. En el montaje de Parsifal quien era el más quejica: ¿el perro, la foule, el director de la orquesta o los cantantes?
Creo que el director de orquesta. Un poco.

5. A propósito: después de ver una serpiente, un perro y 300 figurantes amateurs en escena, me parece usted muy valiente, pero, ¿qué le da miedo a Romeo Castellucci?
Siempre me ha espantado el tiempo – que es poco – y la técnica – que es complicada. La relación entre el poco tiempo y la mucha técnica puede hacerse explosiva. Esto es el gran defecto del mundo de la ópera en general.

6. Mi hija Claudia de 12 años estuvo viendo Parsifal, y me comentó que « no entendía” algunas cosas pero que le había fascinado. ¿Es posible el disfrute estético sin la comprensión de todos sus elementos?
El comprender es un clamoroso falso problema. En realidad, se comprende siempre todo, incluso cuando nos parece que no comprendemos, incluso cuando rechazamos totalmente una obra. El espectador tiene un cuerpo entero, no solamente un cerebro encima, ahí a lo alto. Existen emociones que no conocen las razones de la razón.

7. ¿Es importante para un hombre de teatro del siglo XXI, establecer un puente entre el teatro contemporáneo y la ópera?
Para mí no es importante. No tengo ninguna misión que cumplir. La ópera utiliza otras técnicas y otra filosofía, pero sigue siendo teatro. Trabajar con una ópera o con una obra de teatro es exactamente la misma cosa. Se trata en ambos casos de un avance dramático hacia el espectador. La ópera tiene la característica de que ya se la ha imaginado otro antes que tú. Este objeto tienes que pensarlo y repensarlo hasta las raíces para que pueda convertirse en tuyo.

8. ¿Alguna vez le ha tentado escribir el libreto de una ópera?
No, nunca.

9. Este espacio se llama: El compositor habla, ¿tiene un director de escena algo de compositor?
Sí. Siempre.

10. ¿A qué compositor (o músico) invitaría al infierno, y a quien al paraíso?
El infierno y el paraíso, para un artista, son la misma cosa. Me llevaría a alguno de los vivientes, a alguno que sea capaz de transformar el infierno en un paraíso y el paraíso en un infierno. Me llevaría a mi amigo Scott Gibbons (es un músico de Chicago que trabaja conmigo desde hace diez años. Es el más grande músico vivo. Para mí.)

11. He leído en su biografía que: “Durante mi niñez el hecho de no dormir me parecía un regalo divino”, ¿qué le produce hoy en día insomnio?
Lo que me da insomnio estos días es la idea de ser un hombre malo.

12. También he leído: “El infierno ha abierto sus puertas..”, ¿Hay alguna manera de cerrarlas, o deberíamos dejarlas abiertas de par en par?
El infierno debe tener las puertas abiertas – y por otra parte siempre han estado abiertas – y desde luego no seremos nosotros quienes las cerraremos. Pero hay que entender de qué estamos hablando. El infierno del que hablo no es tan malvado. El escritor que más me gusta (D.F.W.) ha dicho que el infierno son las relaciones y los afectos entre las personas.

13. En España el teatro está en crisis desde hace décadas, ¿qué tal andan de crisis por Italia?
Italia está en medio de una catástrofe cultural. Se va hacia un punto de no retorno. Italia, más allá de los lugares comunes sobre su carácter soleado, se ha convertido hoy en un país lúgubre, oscuro, inquietante.

14. Mis alumnos a veces me dicen que el teatro es un rollo para viejos. ¿Qué hay que hacer para conectar con la gente joven e interesar a los jóvenes de la tele, la play y la nintendo por la literatura, la música y el teatro?
Tus alumnos tienen toda la razón. Casi siempre el teatro representa el aburrimiento. Deberían hacerlo ellos, y comprender que es uno de los últimos espacios en los que la rebelión es todavía posible. Donde es posible inventarse de hecho otro mundo, donde es posible escenificar el caos.

15. ¿Qué aportan las artes escénicas a la educación?
La estética, que lo es todo en la vida.

16. ¿Qué característica le define mejor?
Tres puntos (…)

17. ¿Perdió algo por el camino?
Muchas cosas, que prefiero no contar.

18. ¿Qué le movió a dedicarse al esto de ser autor teatral?
No tengo ni idea sobre el tema. Probablemente una decisión infantil, o la casualidad.

19. En un mundo que se muere de tristeza, ¿es fácil esto de hacer teatro?
Sí, es fácil.

20. ¿Qué le da fuerza para superar las dificultades de una profesión tan exigente?
¿Exigente? Es un oficio afortunado. Esta gente, los artistas, son gente afortunada. Se pueden levantar a la hora que les dé la gana por la mañana. Son personas privilegiadas. No es cosa de asumir una actitud cansada. Es un cansancio relativo, que no tiene ni punto de comparación con el cansancio, por ejemplo, de un campesino chino.

21. ¿Qué le irrita especialmente del teatro?
La misma sensación que sus alumnos: el aburrimiento convertido en sistema, pero también la convicción, por parte de quienes lo practican, de ser mejores que los demás.

22. Ha tenido alguna vez problemas de censura?
Durante el primer gobierno de Berlusconi, el ministerio de cultura italiano intentó eliminar mi compañía, afirmando que eso que yo hacía no era teatro.

23. Liberté, égalité, fraternité... ¿Añadiría algo?
Más bien quitaría algo: fraternité. ¿Por qué debería ser yo hermano de algunas caras, de algunos nombres? Yo quiero mantener la distancia con ciertos hombres. Con liberté y égalité me basta.

24. ¿A quién rescataría del pasado?
Stefano C. y F. Nietzsche.

25. ¿Qué tiene el presente de interesante?
Algunas películas, algunos escritores. Algunos músicos. Algunos científicos.

26. ¿Qué espera usted del futuro?
Nada. El futuro es una quimera de la esperanza. Y, como ha dicho un filósofo, la esperanza es la otra cara de la desesperación. No podemos aceptar ni una cosa ni la otra. Lo que importa es el ahora. Siempre, un ahora siempre tenso. Todo lo que sucede en el mundo, para cada uno de nosotros es ahora, en este preciso instante.

27. ¿Tiene algún sueño sin cumplir?
Hacer surf.

28. ¿Le interesa Internet y las nuevas tecnologías?
Uso Internet. Con indiferencia. Uso las nuevas tecnologías, sólo cuando me sirven, con indiferencia.

29. ¿Con qué personaje del teatro se sentaría a charlar horas y horas?
Con ese loco… aquél… que nació en Marsella, que se llamaba… A.A.

30. Una película que nos recomiende…
Quizás dos. “A serious man” y “Enter the void”.

31. Un libro indispensable...
Moby Dick.

32. Una canción que le alegre un mal día
Hobo Blues, de John Lee Hooker.

33. ¿Qué es el silencio en teatro?
Es el mármol, la sustancia del tiempo, la materia, el vacío original del que nace todo el teatro, y al cual vuelve.

34. Los títulos de sus trabajos son Inferno, Purgatorio, Paraíso. Se acerca la vida más al infierno o al paraíso?
Por la mañana, al infierno, por la tarde al paraíso. Los domingos por la tarde, al purgatorio.

35. Cual es el reto artístico que le gustaría ahora afrontar?
No puedo decirlo. Debo hacerlo. Empieza por C.

36. Una virtud de Romeo?
Pocas, poquísimas. Ninguna.

37. Un defecto de Castellucci?
La humildad.

38. Qué diría Romeo Castellucci de Romeo Castellucci.
Es raro, pero algunos días, este tipo sabe hacer su oficio.

Romeo Castellucci, en el espación virtual, Febrero del 2011

Sistema RSS
© 2020 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos