Artistas

Alberto Posadas (Compositor) 

Alberto
Alberto Posadas (Valladolid, 1967) es uno de los compositores españoles nacidos en los años 60 con mayor proyección internacional. Desde que en 1993 realizara su primer estreno en el extranjero, en el festival Ars Musica (Bruselas), su presencia en los circuitos musicales europeos ha sido creciente. Prueba de ello son los valedores de su música, entre los que se encuentran el Ensemble intercontemporain, Klangforum Wien, Ensemble l’Itinéraire, Emsemble Court-circuit, Nouvel Ensemble Modern, EXAUDI Vocal Ensemble o Quatuor Diotima, así como la Orchestre Philarmonique du Luxembourg o la Orchestre Nationale de France, todos ellos liderados por directores como Arturo Tamayo, Pascal Rophé, François-Xavier Roth, Beat Furrer, Mark Foster, Reinbert de Leeuw o Pierre-André Valade. Festivales y temporadas de concierto como MUSICA Strasbourg, Tage für Neue Musik Zürich, UltraSchall (Berlín), CDMC (Madrid) y Musicadhoy (Madrid) han rendido conciertos monográficos de su música. 

Ha participado igualmente en festivales como Agora (Ircam, París), Festival d’Automne à Paris, Wittener Tage für neue Kammermusik, Ars Musica (Bruselas), Donaueschinger Musiktage, Operadhoy (Madrid), Encontros Gulbenkian (Lisboa), Warszawska Jesien, Ultima (Oslo), Klangspuren (Schwaz - Innsbruck) o Gaida Festival (Vilna). 

Becario de la Casa Velázquez de Madrid durante el año 2006, ha investigado junto con el intérprete Andrés Gomis las posibilidades acústico-técnicas del saxofón bajo. Ha sido igualmente compositor en residencia en el Ircam durante los años 2006-2009, dentro de un marco de creación multimedia con danza y video. Kairos ha realizado dos grabaciones de la música de Alberto Posadas: con el Quatuor Diotima su ciclo Liturgia Fractal – premio Diapason d’Or – y diversas obras de cámara y para gran ensemble con el Ensemble intercontemporain dirigido por François-Xavier Roth. En 2011 ha recibido el Premio Nacional de Música en la modalidad de Composición. 

La formación compositiva de Alberto Posadas no se rige por la ortodoxia académica de los estudios reglados por el Conservatorio. Fue su encuentro con Francisco Guerrero en 1988 el que determinó un punto crítico en su carrera. Dicho compositor linarense – considerado en ocasiones como una figura equivalente a la de Iannis Xenakis en España – se convirtió en su maestro, y le suscitó un interés por ciertas preocupaciones técnicas y estéticas derivadas de la aplicación de determinadas áreas de la matemática en la composición. De esta manera, el cálculo combinatorio y la geometría fractal se incorporaron prontamente a su imaginario creativo. Fruto de esta abstracción matemática han surgido obras como Ondulado tiempo sonoro… (2003) y Modulaciones (2006), a partir del empleo de movimientos brownianos, u Órbitas (2007), regulada por el Conjunto de Mandlebrot. 

Otra singularidad en la trayectoria artística de Posadas aconteció con la composición de Cripsis (2001). Esta obra plantea un compromiso entre un formalismo “xenakista” y una aproximación al timbre cercano a la música espectral mediante la presencia de un concepto biológico mediador. Así, la matemática como entidad abstracta ha cedido paulatinamente en la música de Posadas hacia la el interés por ciertos modelos aplicados que describen algunos mecanismos de regulación de la Naturaleza, a nivel fisiológico, anatómico o mecánico. Buen ejemplo de ello es el empleo de los modelos botánico-matemáticos de Aristid Lindenmayer en Arborescencias (2007) o Glossopoeia (2009), o del modelo pulmonar fractal de Edwald Weibel en Bifurcaciones (2007).
El interés por la matemática también ha servido a Posadas para establecer puentes epistemológicos entre su música y otras manifestaciones artísticas con las que dialoga. Es el caso de la transferencia cronométrica de la arquitectura piramidal egipcia en Snefru (2002) y Nebmaat (2003), o la reinterpretación acústica de la topología subyacente a las técnicas pictóricas anamórficas en Anamorfosis (2006). De todas formas, sus intereses pictóricos se han ido desembarazando también del apriorismo matemático en obras como Cuatro escenas negras (2009) o La lumière du noir (2010), inspiradas en Francisco de Goya y Pierre Soulages respectivamente. 

Aparte de las influencias científicas y de las artes visuales, la concepción del instrumento musical como objeto de modelización encuadra el tercer pilar de su imaginario técnico-estético. La cuestión de la regulación se transfiere en este caso a las problemáticas de la ergonomía física y de la escritura idiomática, y el análisis matemático deviene en estudio “microscópico” de la materia sonora. Estas tareas han sido acometidas en estrecha colaboración con algunos de los intérpretes de la música contemporánea más prestigiosos en España. De este modo, obras como Eridsein (1995) o Prónomo (2010) han surgido de su contacto con el flautista Juián Elvira, y Anábasis (2001) o su concierto para saxofón bajo y orquesta Resplandor (poema lírico dedicado a Atón) (2008) provienen de su investigación junto con Andrés Gomis. 

Finalmente, el elemento literario ha proporcionado una dimensión suplementaria en la música de Posadas, desde su reciente acercamiento a la voz cantada en obras como Vocem flentium (2011) o su La tentación de las sombras (2011). Dichas partituras actúan como laboratorio de una vocalidad incipiente encaminada a la escritura operística. 

Biografía de José Luis Besada

Sistema RSS
© 2019 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos