ISSN 2605-2318

Artistas

Jesús Villa-Rojo (Compositor) 

«Músicas del Cosmos» Programa IV: «Homenaje a Angulo y Villa Rojo»


13/12/2020

El programa incluye el estreno de «Cosmojazz» de Jesús Villarojo interpretada por el Grupo Cosmos dirigido por el gran Carlos Galán.


El día 16 de diciembre de 2020 a las 19,30 horas en el Sala Centrocentro en Madrid, del Ayuntamiento de Madrid, en la madrileña Plaza de Cibeles, en el marco de concierto titulado "Músicas del Cosmos". Programa IV: "Homenaje a Angulo y Villa Rojo", el grupo Cosmos 21 dirigido por el compositor, director y pianista Carlos Galán interpretarán un programa que incluye obras de Manuel Angulo y  Jesús Villa Rojo.
De Jesús Villarojo interpretarán «Cosmojazz. Variaciones sobre un tema de Norton» un encargo del Grupo Cosmos 21 que dirige Carlos Galán.

Sobre la obra «Cosmojazz» os adjunto la entrevista que Carlos Galán realizo a Jesús Villarojo:

Carlos Galán: ¿Qué te aporta toda tu época de creación gráfica y aleatoria al compositor que eres hoy en día?
 
Jesús Villarojo: Me resulta difícil precisar si existen elementos de aportación alguna en mi creación sean en los elementos gráficos utilizados o mis libertades aleatorias en el mundo compositivo de hoy.
Mencionas dos aspectos, la aleatoriedad y la  grafía, que podrían sobresalir en mi obra/trabajo: La grafía o escritura musical a través de la historia ha ido cambiando, ofreciéndonos todo tipo de ejemplos según las necesidades del compositor y momento. Con la aleatoriedad ocurre algo parecido con variantes diversas y repasando el Renacimiento o la Edad Media española, encontramos las claves de técnicas renovadoras que responden a todas las interrogantes. Preguntándome por mis aportaciones me obliga considerar lo que supone aportar algo a la realidad. La nueva notación-grafía surge de la necesidad de detallar en la partitura ideas sonoras personales que no existían como realizarse con la grafía o notación tradicional, aún así, nunca pretendí vivir al margen de la ya existente, por lo que acepté el pasado con todas sus consecuencias aunque reservándome mis propias matizaciones para cuando fuera menester. Así he podido servirme de utilizar los grafismos que mejor pudieran representar las ideas sonoras, expresivas y musicales de mi imaginación. Igualmente en la aleatoriedad (que siempre me gusta unirla a la improvisación) dado que en realidad improvisación-aleatoriead vienen a cumplir similares funciones dentro de lo que a libertad interpretativa se refiere; ya que siempre se parte de una base: literaria, plástica, armónica, rítmica, temática  o lógicamente musical para encontrar después la fantasía y creatividad de los intérpretes-realizadores.   
Con estas ideas conozco resultados extraordinarios, mágicos... como también conozco otros inexpresivos, torpes, incluso, antimusicales. En mis modestos intentos de aportar algo, siempre he querido arriesgar, confiar en mis intérpretes porque confiaba en los recursos que podían aportar como encargados de hacer realidad y dar vida al proyecto de la obra. Desde este punto de vista no hay diferencias sustanciales entre las variantes interpretativas aunque nunca debemos desestimar la interpretación que proviene de la libertad.
No quiero cerrar la pregunta sin hacer un merecido homenaje al Grupo de Improvisación“Nuova Cosonanza” de  Roma que sí consiguió éxitos y prestigio internacional, como único colectivo que sin plan previo de programa ni partitura, había maravillado, contando con los intérprtes-compositores: Franco Evangelisti, Ennio Morricone, Walter Branchi, Egisto Macchi, Mario Bertoncini, Giovanni Piazza y Jesús Villa-Rojo.
 
Carlos Galán: Recordando a Falla… ¿Cómo juego, como relectura o como ejercicio de estilo?
 
Jesús Villarojo:  Me alegra poder comentar a estas alturas una obra como Recordando a Falla, compuesta en 1989. Podríamos haberla considerado una obra circunstancial pero en realidad surgió como tantas de mis composiciones para mi grupo (LIM), cuando ejercía como profesor de análisis en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y entre las obras  que me parecían simbólicas de la música de cámara del siglo XX, era el Concerto de Manuel de Falla. En principio lo consideraba un ejemplo desconectado de las modas atonales y dodecafónicas del momento, cuando  era un proyecto lleno de aportaciones tímbricas, poliritmicas, contrapuntísticas, folclorísticas, instrumentales, formales, etc. Algo que por otra parte decepcionó el virtuosismo de la solista que lo había solicitado al encontrarse con un nuevo concepto instrumental en el clavicémbalo, que por cierto Falla conocía muy bien y lo ejecutaba maravillosamente. Posiblemente se esperaba una concepción instrumental más próxima a El Retablo de Mese Pedro y en su comienzo no tuvo la aceptación que se pretendía. El mismo Falla llevó a cabo una versión discográfica con instrumentistas  de Paris como pianista y otra como clavecinista. Con estos datos por delante, dirigí al LIM en una primera versión en el Instituto Alemán de Madrid con la clavecinista uruguaya María Teresa Chenlo, el Concerto de Manuel de Falla y el estreno de Recordando a Falla que estimuló todo lo estudiado y produjo satisfacciones en el recuerdo.
Tú pregunta Carlos ¿Cómo juego, como relectura o como ejercicio de estilo?, es perfecta y pienso que todos los puntos de vista enumerados quedan sintetizados y fusionados en: Admiración, reconocimiento, justicia, clarificación... nunca renovación, arreglo de una obra comprometida, de riesgo y de calidad. Resulta imposible ahora seleccionar esos puntos de vista y dividirlos porque todos me llevan a nuevas concepciones de juego, nuevas lecturas, ejercicios de técnica y de estilo ya que ello está dentro de la memoria. Mi admiración musical, como decía,  por Falla, se agrandó al poder analizar la partitura en detalle. Llevaba años estudiando cosas similares en la Escuela de Viena ya que en el Concerto se aumentaban los recursos de nuestras tradiciones que daban muestras de aparente decadencia.
Nunca aceptaré que se muestre en mi proyecto sensación renovadora alguna porque en su origen todo queda patente en lenguajes, tiempos y espacios de convivencia.
En mi Recuerdo... se viven combinados rítmicos en secuencias continuadas y repetitivas, se gozan añoranzas seguras de temas antiguos, no olvidados por Falla o chispeantes gestos danzables para bailarines ¿Por qué nó? Populares. Concluyendo esta pregunta: Recordando a Falla es además del recuerdo de un personaje, una obra: el Concerto, un gesto de sincera admiración.
 
Carlos Galán: ¿Cuál crees  que es la función del arte y de la obra/trabajo en concreto (puro goce estético, entretenimiento, posible utilización como música de consumo, planteamiento de un mensaje concreto, plasmación de una estética determinada, transformación del entorno social, creación de una nueva sensibilidad, etc.)?
 
Jesús Villarojo: El arte y la música para mí, es puro gozo, felicidad y de infinitas satisfacciones estéticas, sociales, creativas y culturales. El entretenimiento es sin duda alguna uno de los fines  pero nunca apostaría por el consumismo que se produce tantas veces, provocando momentos como los que estamos padeciendo, al hacer que todo funcione a su alrededor. Desearía tener planes concretos sobre mensajes específicos y no globales como pueden ser los míos. Los mensajes pueden provenir desde sensibilidades diversas y prefiero no condicionarlos o interferirlos por mí y desde mis voluntades personales.
La historia de la música está llena de ejemplos compositivos que no se escuchan o que apenas se aprecian en sus matices internos. La imaginación del creador seguro que lo escucha en su interioridad pero los medios empleados para esa audición no lo admiten dadas las posibilidades del medio. Seguro que el creador lo tiene concebido en su imagen sonora aunque muchas veces su fantasía no coincide con la realidad. La creación, la cultura en general a pesar de las dificultades  que sufre en la actualidad, no debe aceptar imposición ni estética alguna. La convicción en lo creado hará que mantengamos la esperanza.
 
Septiembre 2020         
 


Más información en la web del Grupo Cosmos 21


 

Destacamos ...

 
Nueva Sección Sub35
dedicada a la promoción de jóvenes compositores y compositoras 

 
Nueva Sección Directorio
dedicada a la promoción de compositores, intérpretes, instituciones y editoriales.