Entrevistas

Entrevista con el percusionista Rafael Gálvez


21/05/2019

Con Álvaro Octavio - Flauta, Víctor Ánchel - Oboe y narrador y Rafael Gálvez - percusión y obras de Britten, Xenakis, Debussy, Bennett, Daughtrey, Feldman y Takemitsu.
Entrevista con Rafael Gálvez








 


















El próximo lunes día 27 de mayo del 2019 a las 19,30 horas en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional de Música, en el marco del Ciclo Satélites de la Orquesta y Coro Nacionales de España, Álvaro Octavio - Flauta, Víctor Ánchel - Oboe, Juan Carlos Albarracín - narrador y Rafael Gálvez - percusión, interpretarán el concierto Enredando sombras con obras de Britten, Xenakis, Debussy, Bennett, Daughtrey, Feldman y Takemitsu.

El programa lo incluyen una serie de obras de esas que no se escuchan a menudo y que merece mucho la pena escuchar, y sobre todo escucharlas juntas:

BENJAMIN BRITTEN
Pan, de las «Seis Metamorfosis después de Ovidio» (1951)

IANNIS XENAKIS
Dmaathen (1976)

CLAUDE DEBUSSY
Syrinx (1913)

RODNEY BENNETT
After Syrinx (1982)

NATHAN DAUGHTREY
Tangling Shadows (Enredo de sombras) (2006)

MORTON FELDMAN
Instruments III  (1977)

TORU TAKEMITSU
Towards The Sea (1981)



Hemos hablado con el percusionista Rafael Gálvez sobre este concierto y nos ha dado interesantes pautas de escucha. Esto es lo que nos ha contado:
 
1. Ruth Prieto: El próximo día 27 de mayo del 2019 tendrá lugar en el Auditorio Nacional de Música en Madrid el Concierto titulado «ENREDANDO SOMBRAS». ¿Cuál ha sido el criterio para crear este programa de obras tan particular?

Rafael Gálvez: El programa fue configurado por mi compañero y solista de oboe en la Orquesta Nacional de España Víctor Ánchel, como propuesta de clausura del ciclo Satélites de la mencionada orquesta. El primer contacto que tuve del programa fue el listado de obras que en su momento me mostró Víctor. En lo meramente musical me gustó mucho, ya que me llamó la atención la importancia de los compositores, y obviamente la decisiva participación de la percusión. Pero la explicación en su desarrollo intelectual por parte del oboísta y escritor me cautivó.
El poema de Pablo Neruda,  "Pensando, enredando sombras", es el medio por el cual se hace una visita al pensamiento de tantos intelectuales del siglo XX y XXI, que mostraron su forma de entender las sombras como metáfora. El público que acuda al concierto tendrá la oportunidad de escuchar muchas sensaciones, tantas como estilos se proponen en el concierto cada una de las obras musicales entrelazadas (como se intentó en la antigua Grecia) con el poema. En este caso el de Pablo Neruda.

2. R. P.: La percusión encuentra un espacio imprescindible en la música de los siglos XX y XXI,  y en este caso es el hilo conductor de este programa, ¿cuál es su papel en el concierto?

Rafael Gálvez: La función de la percusión en este programa es el que ha tenido a partir del siglo XX. Los compositores comenzaron a utilizarla como un instrumento al mismo nivel que cualquier otro instrumento, con un discurso muy importante, dejando de estar relegada a un mero acompañamiento rítmico que es lo que ha ocurrido durante siglos en la "cultura musical europea". Cabe destacar el olvido desde la Edad Media de las complejas reglas rítmicas utilizadas en las odas y tragedias griegas, que actualmente han sido rescatadas e implantadas en algunas obras de reciente creación.

3. R. P.: Una de las obras del programa es «Dmaathen» de Iannis Xenakis para oboe y percusión, ¿qué puede comentarnos de esta obra?

Rafael Gálvez: Iannis Xenakis fue un gran investigador de la cultura en la Antigua Grecia y por supuesto de  sus antiguos y olvidados polirritmos. En «Dmaathen» presenta por un lado una investigación  poco común de las sonoridades del oboe, y por otro lado la percusión que en una primera fase presenta un acompañamiento rítmico que en la mayor parte resulta fácilmente reconocible con semicorcheas y fusas, pero que deriva a polirritmos en complicadas melodías combinadas a la vez entre marimba y vibráfono. Xenakis recoge la esencia del poeta Píndaro, en cuyos poemas recoge la figura de la Gigantomaquia (uno de los episodios griegos), y la presenta en su partitura con una de las característica que algunos que definen su música: brutalista. 

4. R.P.: También interpreta «After Syrinx» de Rodney Bennett, la primera de una serie de piezas basadas en Syrinx de Debussy ¿De qué manera recrea esta obra de Bennett la obra original de Debussy, qué nos vamos a encontrar?

Rafael Gálvez: Una  sugerencia - condición para la interpretación de esta obra es la previa interpretación de la pieza Syrinx. En After Syrinx aparecen en su estructura motivos de la pieza de Debussy, si bien desarrollados y tratados de forma que, aun introduciendo elementos "quasi serialista" difuminan armónicamente los motivos originales, pero en la presentación de los mismos no lo transforma en exceso. Es una de las piezas para marimba sola técnicamente más exigentes Utiliza para su desarrollo melódico la técnica del redoble independiente en el que una sola mano (con dos baquetas) sostienen una melodía mientras la otra mano (con otras dos baquetas) realiza al acompañamiento armónico. Tanto la pieza de Debussy como la de Bennet son una visión de esa metarmorfósis de la ninfa Syrinx y su  transformación en flauta de "Pan".

5. R.P.: Otra de las obras que podremos escuchar en el concierto es «Tangling shadows» (2006), que da nombre al concierto un dúo para oboe y vibráfono de Nathan Daughtrey, ¿qué nos puede decir de esta obra?

Rafael Gálvez: El poema en el que se basa la obra es el poema de Neruda, donde habla de nostalgia y soledad,  y el compositor nos traslada estos sentimientos a la música, con un estilo de música muy asequible para el oyente, donde el oboe se convierte en narrador del poema, y el vibráfono crea la atmósfera de los sentimientos.
 
6. R.P.: El concierto se completa con un trío para flauta, oboe y percusión de Morton Feldman y la primera versión para dúo de «Toward the Sea» de Toru Takemitsu, ¿cuál es el papel del percusionista en estas dos obras? 

Rafael Gálvez: De ambos compositores  tengo muy buen recuerdo, ya que ha pasado bastantes años de mi primera interpretación. De Morton Feldman interpreté The King of Denmark obra que siendo muy libre a la hora de la elección de instrumentos tiene al igual que «Instruments III» la marca Feldman, quietud, aparente inmovilismo.

De Takemitsu interpreté la misma obra que finaliza el concierto «Toward the Sea» con la flautista Ana Constancio. La obra es original para flauta y guitarra, pero se ha interpretado quizá más con flauta y marimba. La razón es que la escritura en esta obra es muy adecuada para la marimba, solo hay algún armónico en la guitarra que se debe sustituir por alguna nota octava alta en la marimba. El resultado de Takemitsu es siempre increíble, quizá por esa filosofía del menos es más, sus composiciones dan la impresión que tienen las notas justas, que nada sobra.

No podemos evadirnos de la época que vivimos, y debemos dejar de "pensar cada vez más fácil". Hay músicas que según unos son difíciles de escuchar, otros dicen que no las entienden. Quizá no solo tenemos que conformarnos con lo fácil y cómodo, o tal vez ser más humanistas y no fijarnos tanto en lo que oímos, como en las sensaciones que nos provocan, unas más agradables, otras menos. Como la vida.
 

Más información en la web de la OCNE





 
Sistema RSS
© 2019 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos