Entrevistas

«El futuro es muy incierto, intento vivir el día a día» Entrevista con Lucía Otero


23/05/2020

Nuestros siguientes invitados en la Plataforma de Conciertos Online de El Compositor Habla para nuestro «Quédate en casa» son Lucía y Jorge Otero, un dúo de cello y piano, que tendrá lugar el jueves 28 de mayo de 2020 a las 19,00 horas con obras de Beethoven, Lutoslawski y Rachmaninov.
























1. Ruth Prieto: ¿Dónde estaba y qué estaba haciendo justo antes del confinamiento?

Lucía Otero: Cuando estalló toda esta crisis estaba justo de paso en Madrid, acababa de volver de tocar en el Festival Musika Música de Bilbao con la OSPA, tenía 5 días de descanso antes de volver a Oviedo para otro proyecto con ellos.

2. R.P.: Venimos de una situación de confinamiento muy larga y complicada, ¿cómo ha vivido usted toda esta situación?

Lucía Otero: Dentro de las circunstancias, la verdad es que no lo estoy pasando del todo mal. Llevaba una temporada de muchísimo trabajo, viajaba constantemente y no me ha venido mal un tiempo de descanso. He aprovechado para estudiar repertorio por gusto, leer, dormir bien, disfrutar de mi perro... aunque, por supuesto, no puedo evitar agobiarme a veces por la situación laboral y el panorama musical que nos espera, tanto ahora como en la “nueva normalidad” que está por venir.

3. R.P.: Nos dirigimos ahora a una situación de desescalada, de una cierta incertidumbre, ¿en qué momento se encuentra usted ahora?

Lucía Otero: Me encuentro en un momento en el que “no me encuentro”, el futuro es muy incierto y no veo sentido ahora mismo a hacer planes, intento vivir el día a día y no pensar demasiado.

4. R.P.: ¿Cómo ve el futuro de la cultura en general y en concreto de las artes escénicas presenciales?

Lucía Otero: Complicado, bastante complicado... pero, como decía antes, he llegado a la conclusión de que hacer planes y suposiciones ahora mismo no nos ayuda. Nadie sabe nada, ni siquiera sabemos cuándo viviremos la época “post-COVID19”, sí llegaremos sanos a verla, cómo se van a desarrollar los acontecimientos... Por eso creo que no tiene mucho sentido hacer suposiciones o tener expectativas, creo que hay que vivir al día, tener paciencia y confiar. Lo que espero encarecidamente es que, de toda esta gran crisis, saquemos también cosas positivas, que la gente no se olvide de todo lo que está pasando, de las reflexiones que hayan hecho durante este tiempo. Que las grandes carencias, tanto del engranaje musical como del sistema capitalista globalizado, que han quedado tan expuestas ahora, aunque no son ninguna novedad y vienen siendo un problema desde hace muchos años, no caigan en el olvido. Aunque me cuesta entenderlo, tristemente el ser humano tiene tendencia a acomodarse pronto y volver a su rutina como si nada hubiera pasado.

5. R.P.: Participa usted en el segundo recital de la Plataforma de Conciertos Online de El Compositor Habla, ¿qué nos puede contar de esta iniciativa? 

Lucía Otero: Me parece una idea estupenda, una muy buena manera de renovarse y adaptarse a las circunstancias, además de una oportunidad de dar a los intérpretes un medio para seguir comunicándonos con nuestro público y ofreciendo lo que mejor sabemos hacer y lo que podemos aportar en estos momentos, que, en mi opinión, es muy necesario, tanto para la audiencia como para nosotros los músicos. Estoy inmensamente agradecida a iniciativas como esta.

6. R.P.: ¿Cuéntenos un poco sobre el programa que ha escogido, junto a Jorge Otero?

Lucía Otero: Hemos elegido la sonata op. 102 n.1 de Beethoven porque para nosotros este compositor es uno de los pilares de la historia de la música y un personaje visionario que, a pesar de todas sus dificultades, creía en la bondad y grandeza del ser humano. Cada vez que en su música aparece una melodía acompañada de la indicación dolce, es como un rayo de sol que te inunda de calidez y esperanza.
Lutoslawski compuso el Grave en 1981. Llama a esta pieza Metamorfosis para cello y piano. Por un lado es un homenaje a Debussy, a quien cita en las 4 primeras notas de la obra, que reaparecen al final, inspiradas en Pélleas et Mélisande. Luego la composición  se va desarrollando con una sensación de aceleración rítmica debida a la forma de escritura. Pasa de tener un tono fúnebre a adoptar un carácter más emocional, terminando con un canto de consolación.
Por último, quisimos terminar el recital con el movimiento lento de la sonata para violonchelo y piano de Rachmaninov porque nos parece una pequeña joya dentro de la literatura para esta formación, nos pareció oportuno en estos tiempos oscuros cerrar nuestra participación con esta pieza de gran belleza.

7. R.P.: Un pensamiento sugerencia para la situación actual....

Lucía Otero: Confianza-paciencia, se ha convertido en mi mantra durante toda la cuarentena.
 
 
Caracterizada por una gran versatilidad, Lucía Otero es una violoncellista con una amplia experiencia tanto a nivel solístico, en el campo de la música de cámara como en el ámbito orquestal. Su cálido sonido, un técnica sólida y depurada, y su gran expresividad musical la han llevado a ser una violoncellista muy valorada a pesar de su juventud.Se ha formado con la maestra Natalia Shakhovskaya y Michal Dmochowski en la Escuela Superior de Música Reina Sofía y en el Centro Superior Katarina Gurska, donde ha disfrutado de una beca por méritos artísticos de la FKG, y ha continuado sus estudios de perfeccionamiento bajo la supervisión de David Geringas. Asimismo ha participado en lecciones magistrales con importantes violoncellistas como Franz Helmerson, Philippe Muller, Gary Hoffman, Roland Pidoux o Kazimierz Michalik.
Como solista ha tenido la oportunidad de viajar por toda la geografía española, dando conciertos por los teatros más prestigiosos de su país, como el Liceu de Barcelona, el Auditorio Nacional o el Teatro Monumental de Madrid, así como de participar en numerosos festivales internacionales como en la prestigiosa Fondazione Accademia Chigiana de Siena, el festival Pro Bono Musical en Krakovia, Polonia, o One World One Smile en Dar Es Salaam, Tanzania.
Domina un gran repertorio, desde el Barroco hasta la música contemporánea, habiendo participado en numerosos proyectos con importantes ensembles como el Plural Ensemble o Sax Ensemble.
Actualmente colabora habitualmente con prestigiosas orquestas como la ORTVE y OSPA, continuando a la vez con su actividad solística y camerística.
Toca un violoncello italiano del luthier Giuseppe Lucci di Bagnacavallo construido en Roma en 1942.

La fotografía de Lucía es de Óscar Bejarano
 
Sistema RSS
© 2020 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos