ISSN 2605-2318

Entrevistas

«Los aspectos interpretativos y compositivos se entrelazan y retroalimentan» Sira Hernández


19/07/2022


Pianista y compositora, Sira Hernández comparte con nosotros reflexiones en un momento donde acaba de sacar disco y tiene por delante un futuro lleno de proyectos.



El pasado 9 de junio de 2022 en la Sgae en Madrid tuvo lugar la presentación del último trabajo discográfico de la pianista y compositora Sira Hernández. El Sello discográfico Sony Classical lanzaba al mercado el último trabajo de Sira: «Tre Impressioni Sulla Divina Commedia» obra estrenada el 25 de marzo de 2021, día internacional de Dante, en la Biblioteca Nacional de España, con gran repercusión e implicación de personalidades del mundo de la cultura. Conocida por sus exquisitas interpretaciones de autores españoles hace años que podemos disfrutar en sus conciertos en otra vertiente, la de compositora. Una sorpresa y una revelación para muchos oyentes que ahora podemos difrutar en Tre Impressioni Sulla Divina Commedia, su composición más ambiciosa hasta la fecha, estrenada para conmemorar los 700 años de la muerte de Dante Alighieri.


1. Ruth Prieto: Lleva usted toda una vida tocando el piano, desde los 16 años, y últimamente además de pianista es compositora, ¿cómo y cuándo hace esta transición de la interpretación a la composición? 

Sira Hernández: En realidad, aunque mi debut en el Auditorio del conservatorio de Turín fue a los 16 años, yo empecé a recibir clases de piano con 6 años y entré en el Conservatorio de Turín con 11 años. La transición o, mejor dicho, la ampliación a la composición y el interés en componer se despertó alrededor de los 16 o 17 años, donde empecé a escribir mis obras primerizas y fue un proceso muy espontáneo, en el sentido de que era para mí algo natural y sentía la necesidad, incluso la exigencia, de ensanchar mis estudios musicales hacia aspectos y vertientes más creativas que la mera interpretación. Un proceso, creo, natural y antiguamente muy común, en la gran época de la música clásica, donde los músicos solían ser casi siempre compositores además de intérpretes. El término “músico” ya abarcaba ambos aspectos. Posteriormente, ya con 20-21 años, me introduje en el estudio más a fondo gracias a poder trabajar con el pianista y reconocido compositor Felice Quaranta, alumno de la escuela de Ghedini, director entonces del Conservatorio de Turín. A la vuelta a Barcelona, completé mi formación con Manuel Oltra, y con Emilio Molina, para la improvisación, que considero parte fundamental del hecho creativo.
 
«Aunque, los grandes Maestros siempre han sido también esos grandes compositores de la historia de la música, cuyas grandes obras he tenido el placer y el honor de estudiar e interpretar a lo largo de muchos años, toda mi vida». 
 








2. R.P.: ¿Es usted una pianista que compone o una compositora que toca el piano?  

Sira Hernández: Es una pregunta muy interesante. Así como al principio podía sentirme como una pianista que compone, ahora, ya hace tiempo, los dos aspectos se entrelazan y retroalimentan, y no concibo mi realidad como músico anteponiendo una cosa a la otra. Aunque es cierto que últimamente la vertiente como compositora está tomando mucha fuerza y mucha exigencia en cuanto a esfuerzo, tiempo, trabajo y me interesa mucho desarrollar ese potencial que pulsa en mí de manera muy potente, y siento la necesidad de dedicarle mucha energía, lo que requiere muchísima concentración, meditación y horas de dedicación. Con el añadido de que, al ser yo misma, a menudo, la intérprete de mi obra, me obligo al trabajo físico y mental que requiere también la parte interpretativa. Por lo tanto, se retroalimentan los dos aspectos.
 
3. R.P.: En qué momento que siente la necesidad de ir más allá de las músicas de otros y crear sus propias músicas, ¿qué compositores le han influido más como creadora? 

Sira Hernández: En los albores de mi proceso creativo, todavía adolescente, sin duda fueron compositores como Chopin o Liszt, que con sus ensoñaciones románticas me inducían a fantasear con el piano y construir mundos sonoros, donde envolverme en brumas románticas con un fuerte calado emocional y sentimental. Pero es posteriormente, a través del estudio y conocimiento de otras músicas y músicos, desde los impresionistas, como Debussy o Fauré,  a la música más contemporánea, como la de Britten, Messiaen, o Mompou, sin olvidar a Satie, Cage o Pärt,  cuyas obras he interpretado repetidamente en concierto, que se va desarrollando en mí el gusto y la necesidad de ir hacia esas nuevas sonoridades, más abstractas, donde la armonía se expande, los sonidos se tornan a veces resonancias que permanecían ocultas, y juegos tímbricos donde se construyen nuevas texturas y nuevos silencios, envueltos en armónicos y vibraciones sonoras.


4. R.P.: Acaba de sacar su CD Tre Impressioni Sulla Divina Commedia, su composición más ambiciosa hasta la fecha, estrenada para conmemorar los 700 años de la muerte de Dante Alighieri. ¿Cómo surge este disco? ¿Por qué Dante? 

Sira Hernández: Gracias a mis estudios en Italia, desde pequeña he tenido la posibilidad de profundizar en Dante y su obra desde la época escolar, ya que en Italia es un autor fundamental, como es lógico, y su Divina Comedia se lee y estudia a fondo desde el Bachillerato. Yo tuve esa suerte de poder hacerlo con muy buenos profesores y en lengua original. Además, al llegar a España, conocí a uno de los más grandes traductores de la Comedia, Ángel Crespo, con quién mantuve una gran amistad y tuve la suerte de acompañar en ciertos periodos durante la traducción, profundizando todavía más en esos escritos, a través de muchas conversaciones y empezando a apuntar ideas musicales al respecto, desarrollando un par de temas que me surgieron ya entonces. Cuando, posteriormente, justo en el verano antes de la pandemia, en 2019, mi editor Javier Briongos, de Miotta &Moliere, me recuerda que en 2021 sería el 700 aniversario de Dante, yo me pongo a la tarea y, con el obligado encierro pandémico, consigo componer la obra, sabiendo además que la Biblioteca Nacional de España, y su director, Ángel Roger, estaban interesados en programarla para el año Dante, justamente. Y así fue. En el día internacional dedicado a Dante, el 25 de marzo de 2021, se estrenó allí, en Madrid, en streaming mundial. De allí ya salió la idea de que había que grabarla y que esa música, que tuvo una gran aceptación por parte del público, tenía que estar en un disco. Y así fue. Lo propusimos a Sony Classical Spain y tuve el honor de que les encantara este proyecto y lo aceptaran.
 
5. R.P.: El CD ya se ha presentado y podemos encontrarlo aquí en Bruselas en las tiendas de CDs, ¿Qué nos vamos a encontrar en este CD?  

Sira Hernández: Mi música, mis Tres impresiones sobre la Divina Comedia, como digo en las notas del CD, no pretenden describir ni poner una columna sonora a esa obra inmensa, lo que sería imposible y absurdo.
Son solamente eso, impresiones sonoras... Ese aroma, esa huella intangible y fugaz, como la propia música, que ha dejado en mí la lectura de esos versos eternos. Por supuesto, hay un recorrido, hay un viaje. El viaje del Hombre ( y/o Mujer…), de Dante, desde la sensación de estar perdido en la Noche Oscura, como diría San Juan de la Cruz, al camino de búsqueda de sí mismo, a través y no obstante sus horrores y sus errores, hacia la Luz y la plenitud, pero siempre bajo la mirada compasiva de Dante que, como dijo Peter Brook, de quien lamentamos el fallecimiento acaecido muy recientemente, hablando de él, dice que tiene esa mirada dulce y piadosa como Mozart hacia los que yerran. No los juzga, los acompaña y los mira con compasión. La música va desarrollándose  según ese devenir y desde las sensaciones de abandono del Infierno, donde me permito fluir a través de diferentes recursos musicales, que pueden ser tonales o no, politonales o modales, polifónicos o minimalistas… depende, según la necesidad expresiva, me permito esa libertad que es para mi fundamental, el poder usar todos los recursos de todo el abanico de posibilidades compositivas , fijándonos en el objetivo no en el medio, en el bosque, no en los árboles… y nos conduce al apasionamiento, a veces expresamente desbocado, del Purgatorio,  dirigiéndose  hacia la Pureza del Paraíso, donde ya impera la Luz sin más, donde no hay ya más que el silencio y la Soledad Sonora, parafraseando otra vez a San Juan de la Cruz (y a Mompou), ejemplificada para mí casi en la triada perfecta de do mayor y en la pureza de la frase musical casi monódica.
 
6. R.P.: En Cataluña encontramos una larga tradición de compositores y pianistas extraordinarios, Albéniz, Granados, Mompou, ¿cómo han influido estos compositores, que usted tanto ha interpretado, en su música? 

Sira Hernández: Efectivamente, los compositores catalanes que he tenido el gran placer de interpretar han influido, sin duda, en mi formación como compositora, ya que he interpretado muchos de ellos. Acabo de nombrar a Mompou, que he interpretado en múltiples ocasiones y de quién he grabado su Música Callada, que ha sido para mí un verdadero punto y aparte, tanto interpretativamente como para la composición. El mundo sonoro de Mompou, con sus armónicos y resonancias, su búsqueda de un “primitivismo”, en la línea de la escuela artístico-conceptual de Jean Cocteau, que era la búsqueda de los orígenes mismos del hecho musical en su más pura esencia, su acorde metálico, todo ello ha sido y es fundamental en mi labor compositiva. Albéniz, por supuesto, también, con su libertad a la hora de enfrentarse a la música, desde la base más clásica y tradicional hasta el uso de la música de origen popular, sin complejos, libremente, rasgando el sonido y las armonías, abiertamente, en unos cromatismos nunca vistos, y quebrándolas y extenuando los ritmos y fraseos. Y no me olvido de Antonio Soler, cuyas sonatas, transcritas por Nin-Culmell, he grabado también recientemente. Por supuesto, Granados, tan elegante y sutil, creador de páginas bellísimas. Maestro de Maestros.
 
7. R.P.: Ahora, cuando prepara un programa, ¿incluye siempre sus obras? 

Sira Hernández: Efectivamente, en este momento actual, me interesa, y tengo la percepción que interesa también a los programadores, ir incluyendo mi música en los programas. Cosa que me complace mucho y me anima a seguir por este camino de la creación musical. Incluso se me ha contratado en varios conciertos, con mi música exclusivamente en el programa, por una cuestión de homogeneidad e interés por parte del ente organizador. Por ejemplo, en el Museo de Arte contemporáneo de Ibiza, la directora, Elena Ruíz, este mes de mayo pasado me pidió que fuera todo el programa con música mía, o en el Museo del Born, en Barcelona, al ser un ciclo de actividades entorno a la figura de Primo Levi, su directora, Marta Marine-Domine, me pidió también que fuera el programa íntegramente compuesto con mi obra dedicada a Levi. Todo un honor para mí y un gran placer saber que interesa mi trabajo más personal.
 
8. R.P.: En los últimos años ha realizado muchos recitales interdisciplinares con poesía, danza, literatura… ¿es un camino que desea seguir transitando? 

Sira Hernández: Sí, absolutamente. Para mí es muy importante y necesario ese diálogo interdisciplinar entre música, danza, poesía, artes visuales… etc. Hay una interacción y un lenguaje artístico que se alimenta del otro, en un fluir muy orgánico, donde surgen además complicidades artísticas muy interesantes y es increíble la compenetración que se consigue nutriéndonos unos con otros. La palabra o el movimiento se entremezclan al sonido y no sabes cuál surge de cuál… Creo que la música se debe poder sostener sola, pero si además interactúa, en equilibrio, con otras artes, se consigue un resultado verdaderamente extraordinario.

9. R.P.: ¿Qué compositores contemporáneos le interesan más, cuáles son sus “favoritos”? 
 
Sira Hernández: Hay muchos compositores y compositoras actualmente que me interesan y me gusta lo que hacen, son una fuente de inspiración y un estímulo. Creo que hay más libertad que hace unos años y se construyen mundos sonoros con mucha más carga emocional e incluso espiritual, que a mi personalmente me llega mucho más. Desde el ya citado Arvo Pärt, a Sofia Gubaildulina, pasando por algunas obras de Philippe Glass, saliendo de lo más ortodoxo…, y aquí, tenemos compositores extraordinarios como Llorenç Balsach o María Luisa Manchado, que son de una profundidad y exquisitez absolutas. Cualquiera de ellos, y muchas y muchos más, son ejemplo de lo viva que está la música contemporánea y que ni público ni programadores deben tenerle miedo… ¡se escuchan muy bien!
«No quisiera dejar de nombrar, por su importancia y el significado que tiene su música, al gran Joan Guinjoan, querido amigo y admirado compositor que nos dejó en 2019.»







 
10. R.P.:  ¿Cuáles son sus próximos proyectos? 

Sira Hernández: Actualmente estoy en plena fase de promoción todavía del Cd Tre Impressioni sulla Divina Commedia que ha salido este mes pasado en el sello Sony Classical y haré varias presentaciones en España y en Italia, así como en Alemania y Bélgica, que se están concretando ahora, durante el otoño. Al mismo tiempo he empezado una colaboración con un artista de música electrónica para unos proyectos donde habrá piano, con música mía, música electrónica y proyecciones de video y luces en grandes pantallas para varios festivales, y estamos en la fase de ensayo y producción. Mientras voy elaborando nuevas composiciones para ciclos de conciertos en Barcelona y Madrid que me han pedido para la próxima temporada, y en Italia volveré a ofrecer, próximamente, el programa dedicado a Primo Levi, con mi obra Don’t forget about that.


La fotografía de Sira es de Ramiro-E.

Más información en la web de la compositora y pianista Sira Hernández






 

Tre Impressioni Sulla Divina Commedia

Compositora: Sira Hernández
Intérprete: Sira Hernández
Sello Discográfico: Sony Classical

"Las grandes obras de la literatura universal suelen, de cuando en cuando, volver a ese primer plano donde siempre deberían permanecer. En 2021 se cumplieron 700 años de la muerte de Dante Alighieri y la memoria de “La Divina Comedia” se ha refrescado en muchas iniciativas. Una de ellas, ligada al universo musical, ha cristalizado en la composición de una obra para piano tan asombrosa como sugerente a cargo de la pianista Sira Hernández.

Las “Tres impresiones sobre la Divina Comedia” no pretenden ser un retrato de la obra de Dante sino más bien un viaje interior a través del Infierno, Purgatorio y Paraiso, ligado a lo que despertó en la creadora la lectura del texto y que se manifiestan, en una primera aproximación, en la exploración e implicación en valores como la compasión, la esperanza y la luz, respectivamente, en las tres etapas del recorrido. La obra se presentó, el 25 de marzo de 2021 en pleno año del séptimo centenario de la muerte de Dante, coincidiendo con el Día universal a él dedicado (según los estudiosos fue un 25 de marzo cuando comenzó el viaje de Dante por los escenarios de la Comedia), en la Biblioteca Nacional de España, con gran implicación de personalidades italianas del mundo de la cultura, algo muy oportuno en esta ocasión dada la importante formación musical en Torino de Sira Hernández. Es una invitación asimismo a recordar este acontecimiento cada año el 25 de marzo casi al comienzo de “todas las primaveras”, como refleja el título de una atractiva novela contemporánea. Dante y Sira Hernández encajan poéticamente a la perfección con el significado de esta estación. Ha quedado atrás “En mitad del camino de la vida me hallé en el medio de una selva oscura”, en el comienzo de la Comedia, y ahora se vislumbra que la luz resplandece con ese “Amor que mueve al sol y las estrellas”, frase con la que termina la Comedia."


Extracto del texto escrito por Juan Ángel Vela del Campo para el libreto del CD "Tre Impressioni sulla Divina Comedia"

Biblioteca

Destacamos ...

 
Nueva Sección Sub35
dedicada a la promoción de jóvenes compositores y compositoras 

 
Nueva Sección Directorio
dedicada a la promoción de compositores, intérpretes, instituciones y editoriales.