Eventos

«Sinfonía orquestal sin orquesta»

18/10/2021

Una crítica de Ismael G. Cabral para El Compositor Habla.

 
 

JANNIK GIGER        
Orchester. On one or with you? Carey Mary. Krypta.
XASAX. thélème. unorthodoxjukebox o.
KAIROS 0015085KAI
 
Es este un disco extraño, cuanto menos heterodoxo, incluso para el a estas alturas contumazmente pluriforme catálogo que atesora el sello Kairos. La propuesta del compositor suizo Jannik Giger (1985) trasciende la experiencia electroacústica para abrazar la instalación sonora, el collage y hasta el apropiacionismo, añadiéndose dos breves páginas, con inserción acústica (aquí lo puramente instrumental es anecdótico en comparación con el andamiaje electrónico) que tienen más de tentativa que de obras en sí misma finalizadas.

Una obra como Orchester (2018), que en sus dos movimientos rebasa la media hora de duración, no responde exactamente a la premisa de su título. O más concretamente cabría decir que lo hace en un grado inesperado si penetramos en su escucha sin habernos documentado antes al respecto de sus intenciones. Giger opera como Lionel Marchetti (aka Roger de la Frayssenet) en un disco como Kitnabudja Town o Davide Mosconi en Mosconi Wagner. Esto es, sirviéndose del material de otros para generar un conglomerado sinfónico de grabaciones clásicas prestadas que dan luz aquí a una nueva partitura. Lo sorprendente de la creación del suizo es que, mediante su manipulación, parece crear un aparato orquestal nuevo; escuchada en su integridad durante extensos pasajes la escucha parece sugerirnos estar atendiendo la ejecución de una sinfonía clásico romántica de un compositor no determinado. Giger escatima felizmente el que nuestro oído simplemente se preste a la identificación de unos orígenes y otros, no aspira a jugar con la memoria, intenta crear un objeto musical nuevo.

Orchester es, por tanto, música de origen sinfónico sin aditamento ni alteración alguna. Un inusual paisaje sonoro en el que fuentes orquestales pero también camerísticas (y no solo) confluyen en una obra que tiene una carga conceptual y política elevada. “Giger hace una nueva contribución a la desinstitucionalización de la nueva música: el compositor puede realizar su propia obra sinfónica con total autonomía e independencia, emancipándose así de partituras, ensembles, orquestas e intérpretes…”, abunda Michael Kunkel en sus notas en la carpetilla del disco. Concebida como pieza de escucha autónoma pero también como posible instalación sonora, guarda una relación directa con Krypta (2019), con la que se cierra el disco.
 



Vuelve Giger aquí a una recreación imaginaria del orbe clásico por medio de una obra que, ahora, toma una forma más asimilada al arte radiofónico, por más que Krypta sí tenga su origen en una instalación exhibida en la cripta de la Iglesia de San Pedro y San Pablo de Berna. La ubicación original de la obra ya da una idea bastante aproximada del tono severo de una obra en la que volvemos a sumergirnos en el sonido sinfónico, aquí constantemente cercenado por las impositivas voces, algunas auténticamente tiranas, de históricos (y no solo) directores de orquesta, muchos de ellos ya desaparecidos. Suerte de confuso réquiem, Krypta toma en el disco un papel que entendemos mejor como preámbulo a Orchester, por lo que su escucha en el sentido opuesto al que plantea la organización del CD nos parece más adecuada.

Otras dos partituras hacen de bisagra, la primera de ellas On one or with you? (2020) conjunta al cuarteto de saxofones XASAX con el grupo vocal thélème, especializado en música antigua. De nuevo Giger cincela una miniatura densamente polifónica en la que su micrófono capta una sesión de ensayos del conjunto historicista embarcado en una grabación consagrada a Clément Janequin (editada en 2020 por el sello Coviello) en la que obras vocales se alternan con improvisaciones de lenguaje contemporáneo a cargo de XASAX. El registro del suizo hace entonces de ventana a una sesión de concepción de aquel álbum, de ensayo y error, como queriéndonos hacer partícipes de la madeja que va conformando un proyecto artístico. Músicos provenientes del pop, el jazz, la libre improvisación y la música electrónica se integran en Carey Mary (2020), creación apenas esbozada que se adhiere a los parámetros discursivos ya expuestos en las anteriores obras, quedando por su brevedad un tanto ahogada por el peso de Orchester y Krypta.

 

Ismael G. Cabral
Octubre 2021

Más información en Kairos
  
 



 

Biblioteca

Destacamos ...

 
Nueva Sección Sub35
dedicada a la promoción de jóvenes compositores y compositoras 

 
Nueva Sección Directorio
dedicada a la promoción de compositores, intérpretes, instituciones y editoriales.