ISSN 2605-2318

Eventos

Hablamos con Carmen Alborch

01/09/2015

Entrevista. Hablamos con la senadora Carmen Alborch de cultura, de sus gustos e intereses, de la música que le gusta, de la actualidad. Es sin duda una mujer que conoce la cultura y la entiende, imprescindible para entender la historia más reciente de nuestro país. Una intelectual y sobre todo una mujer simpatiquísima.


 
1. Ruth Prieto: En los tiempos que corren de crisis, recortes, ajustes, ivas disparatados…uno se pregunta: ¿ha renunciado Europa a la cultura y al humanismo?

Carmen Alborch: Bueno yo creo que no, creo que sería un gravísimo error porque además el origen de la construcción europea en la idea de Jean Monnet, uno de los padres fundadores de la Unión Europea, fue precisamente el fomentar la construcción europea en torno a la cultura. Y creo que en estos tiempos, aunque se habla fundamentalmente de economía, la cultura sigue siendo absolutamente fundamental y diría yo que es su gran fortaleza para Europa. En Europa la cultura es de una gran riqueza y de una enorme diversidad.

Tenemos una historia, desde el punto de vista cultural riquísima. Yo creo que lo que tenemos que hacer es potenciar pero no para quedarnos en el pasado, en la Europa del pasado, la Europa de las Catedrales, por decirlo de alguna manera, sino la cultura con todo el humanismo que hemos generado a lo largo de los tiempos y que también existe en la actualidad.
 
"Lo que tenemos que hacer es seguir potenciando la cultura, a todos los niveles, sobre todo a los niveles de la creación, de la difusión, y de la creatividad."







2. R.P.: ¿Se puede decir que hay una identidad cultural europea o somos todos muy diferentes?

Carmen Alborch: Bueno yo creo que la diversidad es muy enriquecedora. Podemos tener ciertos puntos en común, ahora cuando hablamos tanto de Grecia desde el punto de vista de la economía, de todos los problemas que se están generando, del tercer rescate etc… siempre nos gusta acudir al origen precisamente de la cultura europea y de todo lo que ha supuesto Grecia desde los inicios. No podemos pensar en Europa sin pensar en Platón, en Sócrates, en Aristóteles y también en el origen de nuestras propias palabras. Pero esto no quiere decir que no seamos también diversos. Lo que sucede en Europa a otro nivel es lo que sucede en España que hay diversas culturas pero también que hay elementos comunes que nos pueden proyectar de una forma más unida al exterior. Siempre recuerdo una frase de Claudio Abbado que decía que la Cultura nos salva.
 
"La cultura siempre debe ser un factor de fortalecimiento y no de confrontación."





3. R.P.: ¿Como mujer: le gustaría ver más mujeres ocupando cargos de responsabilidad?

Carmen Alborch: Si por supuesto me gustaría que existiera realmente la paridad, una presencia equilibrada de hombres y de mujeres en el mundo de la cultura, en el mundo de la política, en el mundo del poder económico que en definitiva tuviéramos una sociedad más compartida y más corresponsabilidad porque por ejemplo las cifras de la cultura siguen siendo muy llamativas por no decir que escandalosas. Aunque este año haya ganado una mujer el Premio Nacional de Composición, la gran María de Alvear, es excepcional, cuando vemos los Premios Nacionales que se conceden en España vemos que todavía hay un enorme desequilibrio y una falta de reconocimiento del talento de las mujeres, no solo a nivel español, me temo que es a nivel mundial, pero para mí es una motivación para seguir avanzando a través de las asociaciones de mujeres que reivindicamos tener igualdad de oportunidades de acuerdo siempre con nuestro mérito y nuestra capacidad.

4. R.P.: ¿Le gusta a usted la música? ¿Qué lugar ocupa la música en su vida?

Carmen Alborch: A mí me encanta la música, me acompaña en mi vida cotidiana. Escucho música según los momentos, los lugares, los estados de ánimo. Además soy patrona del Teatro Real de Madrid y procuro ir a la ópera siempre que puedo. Pero yo disfruto escuchando música de muy diversos tipos desde música clásica, David Bowie hasta el festival de la Mar de Músicas. Disfruté mucho en su día escuchando a Raymon o a Lluis Llach y también a los Rollings y a los Beatles. Mis gustos musicales son muy variados. Me gusta mucho el jazz y el flamenco, también tengo mis discos de siempre: Billie Holiday, las variaciones Goldberg son cosas que escucho muy a menudo….me gusta y me emociona muchísimo la música.

5. R.P.: ¿Cuáles son sus raíces musicales reales o imaginarias?

Carmen Alborch: Bueno pues aparte de lo que acabo de comentar, recuerdo los primeros discos de Raymon cantando en valenciano, las canciones italianas, la música francesa…y más tarde la música clásica, el rock, el flamenco, me gusta mucho Estrella Morente… mis raíces son muy diversa. Me interesa también la música contemporánea, conocí a Luis de Pablo y me parece un gran compositor de una gran sensibilidad.
 
"Comprendo que la música contemporánea es más complicada de escuchar pero como todo tienes que dejarte llevar por lo que te emociona, por lo que sientes, por tus propios registros."







6. R.P.: ¿Qué aporta la música a la educación?

Carmen Alborch: Yo creo que aporta todo. Cuanta más educación musical tengamos mayor sensibilidad y mayor capacidad para apreciar la belleza tendremos. En definitiva, la belleza está muy conectada con nuestra felicidad y con la música. La música además acompaña mucho en los buenos y en los malos momentos. Creo que el secreto de la felicidad está en llenarlo todo de música. La música también puede ayudar a superar problemas, dificultades, marginación. La educación musical es fundamental. Y desde luego la mejor inversión que se puede hacer en un país es la inversión en capital humano y el capital humano es invertir en educación y en cultura por eso creo que nunca restringiría ni la filosofía, ni la música y todo aquello que alimenta nuestro espíritu, eso es fundamental.

Yo me he dedicado sobre todo a escuchar, pero me hubiera encantado interpretar y pienso que me hubiera encantado disfrutar de tocar un instrumento y tener una mejor educación musical.

7. R.P.: ¿Cuál ha sido su mayor extravagancia?

Carmen Alborch: (Risas… ) siendo ministra de Cultura organizamos un concierto en la cárcel de Carabanchel a cargo de Tomatito y tuve muchas críticas por ello, a algunos les pareció una extravagancia. Una de mis canciones favoritas es ´A mi manera´ en la versión de Nina Simone, supongo que a veces hacer las cosas que tú crees puede resultar una extravagancia a los demás.

8. R.P.: Es usted patrona del Teatro Real: ¿le gusta la ópera?

Carmen Alborch: Si me gusta muchísimo, la última que he visto ha sido Porgy and Bess y me encantó. Me gustan mucho las óperas de Mozart, de Verdi, con Wagner me pongo ´las pilas´. No voy todo lo que quisiera porque tengo una agenda complicada, con unos horarios complicados, a veces terminan muy tarde las sesiones en el Senado.

9. R.P.: ¿Pudo ver la ópera de Mauricio Sotelo: ´El Público´?

Carmen Alborch: Pues no, no pude, me quedé con las ganas, pero he leído las críticas estupendas que ha tenido su trabajo. Espero tener la oportunidad de ir a escuchar pronto el trabajo de Sotelo, que me gusta mucho. Lamentablemente como te comentaba antes mi agenda es complicada.
 
"Me parece muy importante que haya una combinación de programación que combine las grandes obras del repertorio operístico con los estrenos de nuestros compositores y compositoras, habiendo sobre todo tanto talento musical en España."











También me interesa mucho todo el trabajo de recuperación de las compositoras del pasado, tantas veces olvidadas. No seremos capaces de romper el techo de cristal si no somos capaces de reconocer el trabajo, el talento y el valor de las compositoras de ayer y de hoy.

10. R.P.: ¿Perdió algo por el camino?

Carmen Alborch: Años...(risas). Pero sobre todo he ganado, siento que he ganado. Sigo siendo bastante ingenua, he ganado muchas ilusiones. Hace un año escribí un libro ´Los placeres de la edad´, es una reflexión sobre el transcurso del tiempo y lo importante que es aprender a envejecer. Me acuerdo mucho de una frase de una novel de medicina que llegó a los cien años y al preguntarle por su secreto contesto: ´preocuparse por los demás, mantener la cabeza activa y tener curiosidad´. Sigo teniendo mucha curiosidad y no he perdido el sentido del humor. Tal vez pierdes juventud pero ganas serenidad, tienes más arrugas pero también más sentido del humor… supongo que es buscar el equilibrio.


 

Biblioteca

Destacamos ...

 
Nueva Sección Sub35
dedicada a la promoción de jóvenes compositores y compositoras 

 
Nueva Sección Directorio
dedicada a la promoción de compositores, intérpretes, instituciones y editoriales.