Noticias

Judith Jauregui y el Cuarteto Signum en el Ciclo Liceo de Cámara XXI del CNDM


03/04/2019

En en el Auditorio Nacional de Música en la Sala de Cámara con obras de Shostakóvich y Weinberg.

 
El 4 de abril del 2019 a las 19,30 horas en el Auditorio Nacional de Música en la Sala de Cámara en el marco del Ciclo Liceo de Cámara XXI del CNDM, la pianista Judith Jauregui y el Cuarteto Signum interpretarán un programa con obras de Shostakóvich y Weinberg.
Shostakóvich y Weinberg son dos compositores que se admiraban, dos amigos y dos artistas que sufrieron las consecuencias de la persecución política.
El caso del primero es más conocido, pero el del segundo no tanto: su familia emigró a Polonia tras los pogromos de 1903 y 1905. En 1939 Weinberg buscó refugio en la Unión Soviética y perdió a sus padres y a su hermana en un campo de concentración. En 1941 fue evacuado a Uzbekistán. Laureado por sus cualidades camerísticas, el Cuarteto Signum compartirá escenario con la pianista Judith Jáuregui.

Programa

Dmitri Shostakóvich (1906-1975)
Preludios para piano, op. 2, selección (1919/20)
Cuarteto de cuerda nº 9 en mi bemol mayor, op. 117 (1964)


Mieczyslaw Weinberg (1919-1996)
Quinteto para piano y cuerdas, op. 18 (1944)


La fotografía del Cuarteto Signum es de Irene Zandel

Más información
aquí


Sobre Mieczyslaw Weinberg (1919-1996)...

Weinberg tuvo cercanos impulsos musicales (su padre fue violinista y director de un teatro yidis), de modo que él tocaba el piano a los diez años. Entró enseguida en el Conservatorio de Varsovia, donde estuvo desde los doce años hasta graduarse en 1939. Fue invitado por Josef Hofmann para que continuase sus estudios en Estados Unidos, pero la expansión de la Alemania nazi fue determinante en su destino profesional.1​

Weinberg nació el 8 de diciembre de 1919 en una familia judía de Varsovia. Su padre, Shmil (Szmuel o Samuil Moiseyevich) Weinberg (1882-1943, ruso),2​ un conocido director y compositor del teatro yiddish,3​4​ se mudó a Varsovia de Kishinev en 1916 y trabajó como violinista y director de orquesta para el teatro yiddish Scala de Varsovia, donde el futuro compositor se unió a él como pianista a la edad de 10 años y más tarde como director musical de varias actuaciones.5​ Su madre, Sonia Wajnberg (soltera Sura-Dwojra Sztern, 1888-1943),6​ nacida en Odessa, fue actriz en varias compañías de teatro yiddish en Varsovia y Lodz.7​ La familia ya había sido víctima de violencia antisemita en Besarabia; algunos miembros de su familia fueron asesinados durante el pogrom de Kishinev.8​ Uno de los primos del compositor (un hijo de la hermana de su padre, Khaya Vaynberg) —Isay Abramovich Mishne— era el secretario del Comité Militar Revolucionario de la comuna soviética de Bakú y fue ejecutado en 1918 junto con los otros 26 comisarios de Bakú.9​

Pero en verano de 1939, los nazis invaderon Polonia, y con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, se vio obligado a refugiarse en la Unión Soviética para sobrevivir: sus padres y su hermana fueron asesinados en el campo de concentración de Trawniki. En Minsk (Bielorrusia), Weinberg estudió composición con Vasili Zolotariov, discípulo de Balákirev y de Rimski-Kórsakov (de ahí su conocimiento del folclore). Se le conocía allí por Moisey Samuílovich Vainberg, usando el patronímico al modo ruso.

Tras la invasión alemana en 1941, y dada su condición familiar y extranjera, se vio obligado a emigrar de nuevo: fue evacuado a Tashkent, en Uzbekistán. Encontró trabajo en la ópera de esa ciudad; y allí se casó con Natalia Vovsi, hija de un gran actor yidis, y conocería además decisivamente a Dmitri Shostakóvich, forjándose una gran amistad entre ambos, así como una mutua admiración. En concreto Shostakóvich se quedó impresionado con la Sinfonía nº 1 de Weinberg.1​

En 1943, apremiado por Shostakóvich, Weinberg se instaló en Moscú. Ya había compuesto su primer cuarteto de cuerda, obras para piano y música para ópera. Aunque sus obras no fueron prohibidas durante la condena de los formalistas de 1948 (Shostakóvich y Prokófiev, tuvieron presiones en ese sentido), Weinberg fue una figura marginal para el medio musical soviético, y tuvo que ganarse la vida componiendo para el teatro y el circo.

En 1953, sin embargo, fue arrestado por "nacionalismo burgués judío"; es más, su suegro, Solomón Mijoels, había sido detenido en el llamado Complot de los Médicos y apareció extrañamente muerto. Pero la suerte favoreció al compositor de inmediato, puesto que la muerte de Stalin, y la intercesión de Shostakóvich ante Lavrenti Beria, permitieron su pronta rehabilitación pública.

Weinberg vivió el resto de su vida en Moscú, dedicado a su tarea de compositor y pianista. Se dice que al final de su vida se convirtió al cristianismo ortodoxo.

En todo caso, Mstislav Rostropóvich (al que dedicó la segunda sonata para violonchelo) y Sviatoslav Richter fueron admiradores de su obra, muy extensa.

Para algunos, Weinberg se situaría en una gran terna de figuras rusas, con Dmitri Shostakóvich y Serguéi Prokófiev, aunque no deben olvidarse otros grandes, entre ellos Nikolái Miaskovski, Rodión Shchedrín, Alfred Schnittke, Galina Ustvólskaya o Sofiya Gubaidúlina.


Más información



 

Destacamos ...



Sistema RSS
© 2019 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos