Noticias

«De lo obvio a lo obtuso con Carlota Cáceres»


16/09/2020

El 19 de septiembre de 2020 en el Museo Vostell Malpartida en Cáceres en el marco de la XXII edición del Ciclo de Música Contemporánea del Museo Vostell Malpartida.


 
El día 19 de septiembre de 2020 a las 20,00 horas en el Museo Vostell Malpartida en Cáceres tendrá lugar el Encuentro con Carlota Cáceres y a las 21,00 horas el concierto, todo en el marco del evento titulado «De lo obvio a lo obtuso» dentro de la XXII edición del atípico Ciclo de Música Contemporánea del singular Museo Vostell Malpartida en colaboración con el CNDM.

El concierto de Carlota Cáceres para percusión, aspiradora y objetos sonoros, incluye obras de Jessie Marino, Toshio Hosokawa, Elena Rykova, Pierluigi Billone, Salvatore Sciarrino, Thomas Meadowcroft  y Carola Bauckholt cuya obra Vakuum Lieder, para performer y aspiradora ** (2017) se estrena en España.


 
Programa

De lo obvio a lo obtuso


Jessie Marino (1984)
Ritual I :: Commitment :: BiiM
para caja, luz y pista de audio (2011)

Toshio Hosokawa (1955)
Reminiscence
para marimba (2005)

Elena Rykova (1991)
A Tight Grip
para marimba preparada (2019)

Pierluigi Billone (1960)
Mani. De Leonardis
para cuatro amortiguadores y dos bolas de cristal (2004)

Salvatore Sciarrino (1947)
Appendice alla perfezione
para catorce campanas (1986)

Thomas Meadowcroft (1972)
Plain Moving Landfill
para set-up y electrónica (2003)

Carola Bauckholt (1959)
Vakuum Lieder
 para performer y aspiradora ** (2017)

** Estreno en España
 
Sobre su pieza Vakuum Lieder Carola Bauckholt nos ha comentado:

«La pieza fue un encargo de Louisa Marxen y está dedicada a ella. Se vincula con el proyecto de teatro musical "The Vacuum Pack", que se desarrolló con el conjunto Eunoia.
Desde hace mucho tiempo me interesan los sonidos de succión como el gorgoteo de un pozo, el gorgoteo del desagüe o el gorgoteo infinitamente hermoso del agua en grutas, en las que interactúan las olas y la succión. Este fenómeno tonal aún no se ha discutido en la música.
Nuestros instrumentos habituales se basan en principio en la producción de sonido mediante fricción (cuerdas ...) o exhalación (voz, instrumentos de viento ...). La succión no ocurre. Este aspecto es parte de nuestra vida, como inhalar y exhalar.»



Sobre el programa Carlota nos ha comentado lo siguiente:

«En cualquier intento de expresión podemos distinguir diferentes niveles de comunicación y más concretamente dos facetas en cierto modo contradictorias: la primera es intencional (ni más ni menos que lo que ha querido decir el emisor), EL SENTIDO OBVIO. Pero hay otro sentido, el sobre añadido, el que viene a ser como una especie de suplemento que la mente no acaba de asumir, testarudo y huidizo como el invitado que se empeña en quedarse en tu casa cuando no hace ninguna falta. A este sentido le llamaremos EL SENTIDO OBTUSO.
Estrictamente hablando, la comunicación es el proceso mediante el cual se puede transmitir información de una entidad a otra, y esta interacción está regida por signos que ambos, emisor y receptor comparten. Ahora bien, de lo que yo diga, a lo que tú escuches, a lo que tú entiendas a como yo te lo transmita hay muchas maneras de no entenderse.
De este modo “escuchar” es ponerse en disposición de descodificar lo que es oscuro, confuso o mudo, con el fin de que aparezca ante la conciencia el “revés” del sentido, lo que se dice sin decir pero se percibe igual o más intensamente. Es aquí precisamente cuando la relación entre lo que escuchamos y lo que observamos cobra su razón de ser.
Cada percepción es única e individual y por tanto cómo recibimos un evento es resultado de nuestras propias experiencias. Para colmo, cuando recordamos algo conscientemente nos viene una imagen a la cabeza, lo que nuestro cerebro hace es reeditar un patrón. La esencia de la memoria no es reproductiva, sino re-constructiva, y como tal, vulnerable a múltiples formas de interferencia.
Entonces ¿cómo percibimos el hecho musical?; ¿cómo influye lo que vemos en lo que escuchamos y viceversa? ¿cómo percibe el público lo que el músico interpreta? ¿cómo interfieren nuestros propios recuerdos o experiencias al asistir a un concierto?
Es posible que las cosas solo tengan el valor que queramos otorgarle, al fin y al cabo, en toda forma de comunicación, todo depende del punto de vista. Desde el público se asumen una amalgama de acontecimientos: lo obvio y lo obtuso del mensaje transmitido, lo que sucede entre las notas, lo inconscientemente articulado; todo esto añadido a sus múltiples interpretaciones tanto como una simple mirada puede decirlo todo sin pronunciar una palabra. Mis manos quieren ver. Mis ojos acariciar.»



Más información en la web del CNDM

Más información en la web de la percusionista Carlota Cáceres

Destacamos ...



Sistema RSS
© 2020 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos