ISSN 2605-2318

Noticias

Villa Concordia: una iniciativa extraordinaria


14/01/2015

Entrevista con Nora-Eugenie Gomringer. La Residencia Internacional de Artistas 'Villa Concordia' (Internationales Künstlerhaus Villa Concordia) es una institución cultural fundada por la Región alemana de Baviera con el propósito de promover las artes y enriquecer la vida cultural de Bamberg y su región. Una gran variedad de eventos culturales abiertos al público a lo largo del año buscan enriquecer y dinamizar la vida cultural de la ciudad. Cada año, doce artistas de distintos campos artísticos como son las artes visuales, la literatura y la música reciben una invitación y una beca para vivir y trabajar en la Künstlerhaus durante once meses (de mediados de abril a mediados de marzo). Cada grupo de artistas invitados incluye a seis artistas alemanes y seis artistas del país invitado que este año es España.

"Los artistas necesitan dignidad en el trabajo, las instituciones deben apoyarles. Pienso que es gracias a estos artistas que España tiene una carta de presentación en otros países" Nora Gomringer












(Foto de Tobias Bohm). Hablamos con su directora: Nora-Eugenie Gomringer y desde el principio nos deja claro, 'esto no es un proyecto ni un experimento', es una parte oficial del Ministerio de Cultura de la Región de Baviera en Bamberg. Villa Concordia depende directamente de las instituciones alemanas de Baviera, lejos de vaivenes políticos y lejos de depender para su existencia solo de sponsors y mecenas, evitando así poner en peligro el trabajo que con tanto cuidado y profesionalidad ponen los alemanes cuando se trata de Cultura. Nora no es solo una gestora, es también una creadora y ese es un elemento crucial en el éxito de este proyecto: entiende de creación artística y por un lado sabe dar el espacio necesario a los artistas, y por otro lado generar un revulsivo cultural para la ciudad de Bamberg y su región.

Gorimger también insiste: 'esto no es un museo tampoco', hay más de 100 eventos cada año en los que intervienen los artistas residentes: escritores, compositores y artistas plásticos de Alemania (6 artistas) y del país invitado, este año España (6 artistas).

Este año los dos compositores residentes son dos de nuestros más importantes compositores españoles: Alberto Posadas y José María Sánchez-Verdú, con quienes hemos podido conversar sobre esta interesante experiencia.

1. Ruth Prieto: ¿Qué significa esta experiencia de Villa Concordia para usted?

Alberto Posadas: Es una gran oportunidad para componer en óptimas condiciones de concentración. También de aprender de otra cultura, de otra forma de vida, de otras tradiciones que creo que son realmente interesantes. Por supuesto también de estar en contacto con artistas de otras disciplinas.

 

José María Sanchéz-Verdú: Estar durante casi un año como "Artista en residencia" en Bamberg, gracias a este premio-beca del Ministerio Bávaro de Cultura, es un lujo para cualquiera. Las posibilidades de trabajo (espacios, ateliers, etc.) y la paz de esta pequeña y preciosa ciudad de la Franconia te permiten buscar cierto sosiego que a veces es difícil de lograr en nuestro mundo. Bamberg es un idilio...


Nora-Eugenie Gomringer, nos comenta también que el no tener que ir 'mendigando' el dinero para la supervivencia de Villa Concordia, y el absoluto apoyo institucional, permiten una profesionalidad y una seriedad en el trabajo muy grande que se traduce en multitud de eventos abiertos a la ciudad que es la gran beneficiada de este intercambio cultural que viene haciéndose en Villa Concordia desde 1998 y que tuvo como modelo a seguir la emblemática Residencia para artistas alemanes de Villa Máximo en Roma.

Los tres coinciden en que libertad, apertura, flexibilidad son los ejes que rigen el trabajo en Villa Concordia.

2. Ruth Prieto: ¿Cuál es el rol aquí, qué se espera del ‘compositor residente’?

Nora-Eugenie Gomringer: Hay mucha libertad, profesionalidad, es un rol abierto. Nuestro objetivo es que Bamberg se vea beneficiada de este intercambio artístico y que lo pueda disfrutar a través de los distintos eventos que organizamos.

Alberto Posadas: Villa Concordia ofrece mucha libertad y flexibilidad. Yo no diría que hay un rol preestablecido. Cada uno crea su propia forma de relación con la institución, con los otros artistas, con la ciudad. Todo se desarrolla de forma muy abierta. Creo que aquí se nota positivamente el hecho de que la directora de Villa Concordia no sea solamente una gestora, sino también una persona dedicada a la creación.

También hay que tener en cuenta que esto no se trata de una beca de estudio, sino que es para artistas con una cierta trayectoria y por tanto que ya tienen sus propios proyectos. Pero dada la variedad de los mismos es lógico que el rol de cada artista sea diferente. Villa Concordia ofrece buenas condiciones para que podamos desarrollar nuestro trabajo creativo. Sí somos invitados a hacer una presentación pública de nuestro trabajo en la propia Villa, lo cual es interesante porque es un vehículo de apertura de la institución hacia la ciudad.


José María Sanchéz-Verdú: Cada uno de los residentes en Villa Concordia solo tiene que seguir trabajando en sus propios proyectos. Para eso se nos ha invitado. No hay una meta u objetivo de cara a Villa Concordia. Otra cosa es que puedas participar en determinados proyectos, lecturas, conciertos, etc. que se organizan dentro del año de residencia, y que involucran estupendamente a Villa Concordia con los habitantes de Bamberg, con su espacio cultural y vital. Es más: la interacción entre la ciudad y Villa Concordia es espectacular: los ciudadanos consideran a Villa Concordia como una parte de su espacio, casi como de su propiedad y responsabilidad. Y esta corresponsabilidad es solo fruto de una alta cultura y una responsabilidad social y política que está muy desarrollada. Es fascinante, y fruto de una educación y una transmisión de valores que produce un tejido de intercambios a nivel social y cultural deslumbrantes... Solo como idea de esto diré que Bamberg, con 65.000 habitantes, tiene con su Filarmónica de Bamberg a una de las cuatro orquestas más famosas internacionalmente de Alemania...

3. Ruth Prieto: ¿Cree que el ‘formato residencia ‘es una buena estrategia, funciona bien?

Nora-Eugenie Gomringer: Apoyar a los artistas es una gran tarea, pero los artistas también aportan soluciones, enriquecen la vida de una ciudad, no todo puede girar en torno a los bancos y el dinero, no podemos ser tan banales. Este sistema de Residencia artística enriquece y dinamiza la ciudad y el Land de Baviera, sin lugar a dudas.

Alberto Posadas: Evidentemente es un formato sumamente positivo. No solo el artista se beneficia de unas buenas condiciones para desarrollar su trabajo. La actividad cultural de la ciudad se dinamiza y la institución que ofrece la residencia se convierte también en creadora de patrimonio cultural.

Se crea una especie de triángulo de relaciones muy interesante: artista- institución (Villa Concordia en este caso) – ciudad. Si este triángulo funciona, la inversión que se realiza termina revirtiendo en la sociedad.

José María Sanchéz-Verdú: El formato del proyecto de Villa Concordia es estupendo, y recurrente en otros centros de artistas del resto de Alemania. Hace años Baviera comprobó que no tenía un centro de este tipo, como en muchos otros lados e incluso fuera de Alemania (como Villa Massimo en Roma): y simplemente lo creó y apoyó. Hasta hoy. Y se ha convertido en una parte indeleble y con brillo propio de la ciudad de Bamberg y de todo el Land de Baviera. ¡Están orgullosos de ello! Que alguien se planteara cerrarlo por falta de "rendimiento económico" o por cambios políticos sería impensable: fruto de una alta cultura cívica de la que ya he apuntado algo antes. Estos proyectos ofrecen muchas posibilidades de intercambio con los artistas de las otras disciplinas. Para mí es algo vital, muy importante.

4. Ruth Prieto: ¿Cómo es la ‘convivencia artística’ interdisciplinar con los otros residentes de composición y de las demás disciplinas?
 
Alberto Posadas: Como comentaba antes, todo es muy abierto y por tanto creativo. También la convivencia con los otros artistas. Uno se puede mantener más independiente o plantear una relación más estrecha.
En mi caso me ha resultado especialmente interesante tener la ocasión de compartir tiempo con artistas de otras disciplinas. Encuentro muy interesante el tener acceso a otras formas de pensamiento, a otros mecanismos de trabajo, a otras formas de relación con el concepto, la percepción, el proceso de creación.

Siempre se aprende de las personas que se acercan al arte desde un prisma diferente.

5. Ruth Prieto: Este año coincide con José María Sánchez-Verdú / Alberto Posadas ¿qué puede decirnos de esta experiencia?

Alberto Posadas: Bien, José María y yo nos conocemos desde hace aproximadamente veinte años. Pienso que la primera vez que nos vimos fue en la Galería Cruce de Madrid. Desde entonces nos hemos reencontrado varias veces. Coincidir de nuevo aquí con él ha sido para mí motivo de alegría. Creo que nuestra relación siempre ha sido de gran cordialidad y respeto mutuo.
Es cierto que esta vez hemos podido compartir más tiempo al margen de conciertos y esto permite adentrarse un poco más en la dimensión humana. Creo que hemos compartido buenos momentos en torno a alguna deliciosa Rauchbier, en algún concierto de la magnífica orquesta de la ciudad y también con nuestras familias.

Fue un placer asistir a su concierto-conferencia en el que Iñaki Alberdi, Isabel, la mujer de José María y otros músicos interpretaron algunas de sus obras.

Pero sobre todo nunca olvidaré un viaje que hicimos juntos a Munich para asistir a la ópera Die Soldaten de Zimmermann. Una de las experiencias operísticas más plenas de las que yo he podido vivir. En resumen, siempre guardaré gran recuerdo de los buenos momentos que hemos pasado juntos en Bamberg.

José María Sanchéz-Verdú: Es curioso que solo en Bamberg he comenzado a tener una mayor proximidad con Alberto Posadas, mi colega compositor español...y de ello me alegro mucho. Aprecio muchísimo su trabajo artístico personal. Solo me falta conseguir que acepte jugar un duelo de ping pong conmigo... A ver si ocurre...


6. Ruth Prieto: ¿Hay una gran diferencia entre la vida cultural alemana y la española?, ¿cómo vive esas diferencias?

Alberto Posadas: Con envidia, todo hay que decirlo. Es inconcebible una ciudad en España de en torno a 70.000 habitantes, como es Bamberg, con la actividad cultural que aquí tiene lugar. Con una orquesta sinfónica de primer orden a nivel internacional, con una catedral con una alta actividad concertística, con frecuentes conciertos de órgano en diversas iglesias, con un teatro estable, con cine con películas en versión original, con variadas exposiciones de artes plásticas. Por supuesto, con una Künstlerhaus. Por citar algunos ejemplos.

Pero además uno tiene aquí la percepción de que la cultura está incardinada en el tejido social. El respeto que hay por el trabajo de los artistas es abrumador. Y esto se palpa muy bien, por citar solo un ejemplo, en la actitud del público con “su” orquesta. Digo “su” orquesta y no “la” orquesta. Porque la percepción que tengo es que ese público vive la actividad de la orquesta como si fuera algo que de verdad les pertenece, algo que es suyo. De hecho varias personas me han dicho que ellos consideran su orquesta como la mejor embajadora de la ciudad.

Ruth Prieto: ¿Se podrá llegar a dar esa situación en España alguna vez?

Alberto Posadas: Nunca.

José María Sanchéz-Verdú: Hay muchas diferencias entre la vida cultural alemana y la española, en muchos sentidos. Quizás sea el densísimo "humus" cultural alemán el que primero se debería destacar. Ello conlleva una visión y una necesidad del elemento artístico muy convincente. La riquísima cultura que atesora España en muchos ámbitos debe luchar a veces contra el sistema, y mantenerse pese a él. Aquí es la normalidad la que posibilita cientos de expresiones artísticas y lo que antes señalaba: el amplio y profundo conocimiento y acercamiento a lo cultural como algo imprescindible en lo social, en lo económico, en la misma industria (!), en lo político de la Cultura. No es un añadido sino una parte imprescindible de la vida en comunidad. Incluso desde la política esta visión es así. El apoyo a una universidad pública de altísima calidad es fruto de esta visión de la Cultura por parte del Estado como una columna vertebral. Crisis las hay, y fusiones de orquestas o nuevos planteamientos de determinadas cosas. Pero el apoyo a la Cultura está por encima de muchas cosas, y no como último sector para apoyar, o para machacar con IVAs descomunales o desmantelamientos... Llevo ya 20 años en este país, mucho; soy residente en él, y ya lo conozco muy bien. Pero no por eso he dejado de ser español: al revés, reivindico mi cultura española, y me gustaría que estos aspectos de concienciación social, política, etc. sobre el hecho cultural constituyeran una realidad cotidiana y una visión a medio y largo plazo siempre. Es una obviedad reivindicar la gran cultura que España ha dejado a través de los siglos. Es nuestro patrimonio y parte de nuestras vidas. Lo que hace Baviera con Villa Concordia es expresión de ese apoyo y necesidad... Y en mi biografía personal estoy entre estos dos mundos ya como algo normal.

7. Ruth Prieto: ¿Cómo está afectando la crisis a los proyectos culturales?

Alberto Posadas: Las repercusiones de la crisis no son las mismas según a qué país nos refiramos.

También en Alemania hay problemas. Una de las decisiones más demoledoras para el ámbito de la creación musical es la fusión de las orquestas de la SWR de Baden-Baden y Freiburg con la de Stuttgart, por ejemplo. Error histórico que se va a cometer debido a una decisión tomada a partir de un planteamiento de política cultural demagógica y populista.

Sin embargo dada no solo la mejor situación económica de Alemania, sino como decía antes, el papel que la cultura juega en este país, los resultados de la crisis no han sido tan devastadores como en España. Nosotros tenemos el problema de que tanto la economía como la imbricación de la cultura en la sociedad son más débiles. El resultado, una situación cada vez más desértica.

Más información: http://www.villa-concordia.de/

Fotografía de Nora-Eugenie Gomringer por ©Tobias Bohm
Resto de fotografías del artículo por ©Villa Concordia/Kana
&

Destacamos ...