Noticias

De un lado al otro del charco


07/02/2015

Entrevista. La contraposición entre la música estadounidense y la española de autores del siglo XX, todos ellos vivos, sirve aquí de leitmotiv en lo que bien se podría describir como un constante ir y venir de un lado al otro del charco: desde la minimalista China Gates de Adams, pasando por el séptimo cuarteto del ilustre compositor navarro Agustín González Acilu —obra encargo del CNDM— y las piezas de Llorca y Glass, hasta llegar al Quinteto de Greco, el segundo estreno absoluto de esta velada, el oyente habrá cruzado el Atlántico un par de veces, siempre a buen recaudo del Cuarteto Bretón, al que en esta ocasión acompañará la experimentada pianista Rosa Torres Pardo.

Con un interesantísimo programa de música de creación actual: 'De un lado al otro del charco' la pianista Rosa Torres-Pardo y el Cuarteto Bretón abordan un reto creativo e interpretativo que nos encanta y que esperamos que se repita.

Hablamos con Rosa Torres-Pardo:

1. Ruth Prieto : El próximo día 9 de febrero interpreta usted’ De un lado al otro del charco’ con varios estrenos de compositores actuales ¿qué nos puede comentar sobre este concierto?

Rosa Torres Pardo: Estoy feliz de poder dedicar un concierto a música de compositores de mi tiempo a los que no solo conozco sino a los que me une la amistad. El título del concierto “De un lado a otro del charco” se debe a que tanto Ricardo Llorca como Jose Luis Greco tienen doble nacionalidad y han vivido , estudiado y trabajado tanto en Estados Unidos como en España.
Por otra parte cuando aún planificaba este programa, John Adams vino a Madrid ya que tenía “carta blanca” de la ONE Y tuve ocasión de conocerle y comentarle que incluiría su obra para pìano, “China gates”.

2. R.P.:  Para este programa ¿ha trabajado usted ‘codo con codo’ con los compositores?, ¿cómo ha sido el trabajo con los compositores?

Rosa Torres Pardo: Comencé a trabajar obras de Ricardo Llorca a partir de su ópera “ Las horas vacías” que tiene un papel importante de piano. Después estrené su versión para piano y voz de el “Combat del somni” que ahora ha adaptado para violín y piano y que estrenaremos como tal. Es fácil trabajar con Ricardo Llorca ya que es alguien que sabe bien lo que quiere y así lo transmite, pero sin rigidez, como ocurre algunas veces con algunos compositores . Me gusta como escribe, es un lenguaje reconocible y con personalidad, tiene melodía, también delicadeza y ritmo.
 
" Es fácil trabajar con Ricardo Llorca....Su magia atrapa y no solo el músico conecta inmediatamente con todas estas características, el público también lo acoge de la misma manera." 
Respecto a Jose Luis Greco, a quien conocí por su hermana , Lola Greco ( gran bailarina de danza clásica española) con la que realicé un espectáculo de piano y danza.
Después coincidí con Jose Luis Greco en estrenos de algunos de sus conciertos o nos encontrábamos en el teatro Real, siempre para ver a compañías de ballet, arte al que el está muy ligado también. Teníamos pendiente hacer algo conjuntamente hasta que surgió la idea de un quinteto. El cuarteto Bretón con el que colaboro a menudo, tiene ya experiencia con su música, por lo que la idea tomo forma dado que todos nos conocíamos. La música de Greco es potente y explota a fondo las posibilidades de cada instrumento. Obras de contrastes, y de gran dificultad , aunque efectiva. He dedicado muchas horas y de estudio a este quinteto y lo estoy disfrutando mucho. Espero que guste tanto al público como me gusta a mi.
Respecto a China Gates de John Adams no voy a descubrir mucho ya que es una obra conocida, sin embargo algunos la escucharán por primera vez, dado que este gran compositor se le empieza a conocer en España desde hace poco. China gates es una obra muy refrescante, llena de colores y que siendo repetitiva ( representativa del minimalisto que surgió en los 60, de aquel movimiento “underground”) no cansa ,por un lado porque solo dura 6 minutos y por otro porque tiene elementos rítmicos y armónicos que van aportando cambios sutiles que evitan la monotonía y le dan encanto.
 
"La música de Greco es potente y explota a fondo las posibilidades de cada instrumento"
3. R.P.:  A veces y tal vez por la falta de perspectiva histórica uno se pregunta ¿cuáles son los criterios que definen una buena obra, una obra maestra: ¿cuáles serían sus criterios para definir una buena obra, una obra maestra?

Rosa Torres Pardo: No siempre las obras más conocidas son las mejores, pero es un hecho que algunas han pasado a la historia y otras han caído en el olvido.
En principio, sobreviven las grandes obras maestras por indiscutible grandeza de su música que todos hemos reconocido y aplaudido.
Si nos referimos a la música actual, sabemos ya estas alturas qué compositores han tenido éxito, aunque todavía no sabemos cuales transcenderán dentro de 100 o 200 años.
¿Quien decide qué música tiene éxito? Si nos referimos a la música europea desde Schonberg, los propios compositores, intelectuales y público muy especializado, aunque no es el público el que ha hecho esa elección.
Los intérpretes han sido también los que deciden qué obras van a interpretar.
Creo que la obra maestra siempre sorprende, innova, cambia o aporta algo nuevo, inesperado y no pasan desapercibidas, o no deberían.. Si se trabaja en profundidad una obra, la calidad se percibe, la buena escritura, la inteligencia, el dominio del lenguaje y finalmente el “alma” de esa obra..
Ha habido un distanciamiento del “consumidor de música” desde la ruptura de la “forma” musical a partir de los años 1930-40-50 y de la escuela de Viena.
Han surgido otras escuelas, por ejemplo la que presentamos en este concierto , que buscan acercarse de nuevo al público, no solo en Estados Unidos . No es música necesariamente comercial, pero busca esa conexión, la consonancia, dentro de otra evolución armónica, disonancias incluidas también , pero con un lenguaje más cercano.
Yo diría que la calidad y sobre todo la genialidad se percibe, de un modo u otro, en una escuela u otra y no creo que sea necesario ser un gran experto para reconocer lo bueno.

4. R.P.:  ¿En qué momento, como intérprete, se encuentra?

Rosa Torres Pardo: El intérprete se pasa la vida como en un carrusel, al menos en mi caso. Si creo que hoy domino lo que hago, mañana no estaré de acuerdo en absoluto. Solo cuando miro hacia atrás me sorprendo de todo lo que he hecho, en cambio si miro hacia delante, tengo todo por hacer.
No puedo quejarme, he conseguido dedicarme a algo que he elegido y puedo vivir de ello.

5. R.P.:  ¿Cómo es su proceso creativo?

Rosa Torres Pardo: Como intérprete el primer trabajo es de rutina, de aprender, interiorizar la letra. Después viene el trabajo creativo donde uno puede ir aportando su visión. Este trabajo no tiene fin, va cambiando a medida que uno cambia. Me gusta el intercambio con otros artistas donde aprendemos unos de otros y miramos otras formas de entender una obra. Me gusta la poesía y la música, la música de la palabra, me gusta una puesta en escena, el ballet, la voz,,, todo eso combinado con la música enriquece la imaginación y la creatividad.

6. R.P.:  ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Rosa Torres Pardo: Un recital con Marina Pardo en el Gran teatro de Córdoba, También un recital de piano solo en DiMenna Center en Nueva York, la muestra del documental que he hecho con Arantxa Aguirre y Angela Torres “Una rosa para Soler” acompañada de recitales de piano solo y de los quintetos de Antonio Soler.
Un proyecto que me tiene muy ilusionada es el estreno de “Borderline” con una gran batucada que preparo con música de Ricardo Llorca y que haremos el 4 julio con Jorcam en el festival de El Escorial .
 

Uno de los Estrenos que presenta el Concierto corre a cargo de José Luis Greco (1953) y es un Quinteto con piano * (2014). Hemos podido hablar con el compositor.

1. Ruth Prieto: El próximo día 9 de febrero estrena usted '5 Pensamientos para Patricia' en el marco del programa’ De un lado al otro del charco’ con varios estrenos de compositores actuales ¿qué nos puede comentar de su obra?

José Luis Greco: En primer lugar, quisiera advertir al lector que soy consciente de que hablar sobre la música es una tarea para mí un tanto frustrante. Como todos sabemos, la música cuenta cosas que solo se pueden expresar a través de la música, valga la redundancia. Me gustaría tener el don de escribir como Pierre Elie Mamou, que sabe llevar la experiencia musical a un plano verbal; al menos así lo entiendo yo. Por este motivo, pido a los estimados lectores que disculpen las torpes e incompletas ideas que expongo a continuación.
Desde que escuché por primera vez el quinteto con piano en Fa menor de Brahms, hace muchísimos años, quise componer una obra con este formato. Pero la obra de Brahms es tan poderosa que dudaba que tuviera algo que añadir al repertorio que valiera la pena. Sin embargo, cuando Rosa Torres-Pardo y el Cuarteto Bretón me pidieron que les escribiera algo mis temores desvanecieron y puse manos a la obra – literalmente. No soy yo el que tendría que decir si he logrado justificar mi salto al vacío, pero lo he pasado en grande y de lo que estoy seguro es que he imprimido el formato con mi sello personal.

2. R.P.: Para este programa ha trabajado usted ‘codo con codo’ con la pianista Rosa Torres-Pardo, ¿cómo ha sido el trabajo con los intérpretes?


José Luis Greco: No. No he trabajado la obra ‘codo a codo’ con los intérpretes. Con el cuarteto Bretón ya había trabajado varias veces y conozco bien sus posibilidades y su carácter. Pero con Rosa no había trabajado nunca. De todos modos, cuando estoy componiendo, naturalmente tengo en cuenta las posibilidades técnicas de cada instrumento, y si se me ocurre alguna idea de la que no estoy seguro, la escribo y después en los ensayos a negociar con los intérpretes. La primera vez que trabajé con Rosa fue este domingo pasado. La parte de piano es difícil, llena de figuras arriesgadas, pero no hubo nada que había escrito que no podía tocar Rosa; solo hubo dudas sobre matices de interpretación que requerían unas pequeñas aclaraciones.

3. R.P.: A veces y tal vez por la falta de perspectiva histórica uno se pregunta ¿cuáles son los criterios que definen una buena obra, una obra maestra: ¿cuáles serían sus criterios para definir una buena obra, una obra maestra?

José Luis Greco: Una buena obra debe estimular y retar a los intérpretes, técnicamente por supuesto, pero aunque sea solamente a nivel de interpretación ya tiene eso su mérito. Además, una buena obra debe comunicar, transportar o emocionar al oyente. También debe llevar el sello personal del compositor. El total debe transcender la suma de sus partes. Tampoco se debería distinguir su forma de su contenido; cada cosa una continuación o consecuencia de la otra. Una obra maestra manifiesta todas estas cualidades, pero a tal nivel que sigue comunicando su mensaje, sea cual sea y posiblemente diferente para cada oyente, a lo largo del tiempo, generación tras generación.

4. R.P.: ¿En qué momento, como compositor, se encuentra?

José Luis Greco:  ¡En el mejor momento, por supuesto!

5. R.P.: ¿Cómo es su proceso creativo?

José Luis Greco: Mi proceso compositivo es más bien intuitivo. Dijo alguna cantante famosa que la técnica es para olvidarla una vez asimilada. Quizá lo único premeditado es la instrumentación y la duración aproximada. El primer paso suele ser una imagen vaga de un gesto musical. Lo esbozo y lo escucho una y otra vez, lo moldeo y refino hasta quedarme conforme y espero que la música misma me diga cómo tiene que seguir, y así hasta el final. Por supuesto, el intelecto funciona continuamente, aunque sea en un plano inconsciente, procesando y dando respuestas a cuestiones de equilibrio, etc… Si tuviera que darle nombre a mi manera de entender la composición, sería coreografía sonora.

6. R.P.: ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

José Luis Greco: Acabo de empezar una obra para 14 instrumentos. Aparte de esto, mi próximo proyecto es encontrar la forma de pagar el alquiler el mes que viene.
 

Otro de los Estrenos que presenta el Concierto corre a cargo de Ricardo Llorca (1962) El Combat del Somni *, para violín y piano, op. 12 (2009). El compositor nos ha comentado los siguiente:

1. Ruth Prieto: El próximo día 9 de febrero estrena usted en “De un lado al otro del charco’ con varios estrenos de compositores actuales ¿qué nos puede comentar de su obra?

Ricardo Llorca: "El Combat del somni" ("El Combate del sueño") es un ciclo de poemas de Josep Maria Janés -20 sonetos de amor- en su mayoría basados en la desesperanza y el amor no solicitado, algunos de los cuales fueron musicados en 1948 por Federico Mompou, quedándose otros poemas en el tintero. En el año 2004 Mac Maclure nos encargó a un grupo de compositores (Albert Guinovart, Albert García Demestres, Miquel Ortega, Moisés Bertran, y yo) la finalización del ciclo de los poemas de Josep Maria Janés -aquellos que Federico Mompou no había compuesto- asignando series de tres poemas a cada uno de estos compositores, con lo que el ciclo de “El Combat del Somni” de Josep Maria Janés quedaba finalizado definitivamente. Yo musiqué 3 poemas de este ciclo de Josep María Janés. 1) "Mai més" ("Nunca más"), 2) "La Llum" (“La Luz") 3) "En du-te'm" ("Llévame contigo"). “El Combat del Somni” que yo escribí, y que en un principio fueron canciones compuestas para soprano y piano, se estrenó en la National Gallery de Washington DC por Rosa Torres-Pardo y la soprano Rosa Bethancourt, y se han adaptado posteriormente para violín y piano para este concierto del dia 9 de Febrero, por sugerencia de la propia Rosa Torres-Pardo, otorgando a esta nueva versión un lenguaje mas virtuosístico para los instrumentos y añadiendo cadencias y nuevos compases que aportan un interés rítmico a las canciones originales.

2. R.P.: Para este programa ha trabajado usted ‘codo con codo’ con la pianista Rosa Torres-Pardo: ¿cómo ha sido el trabajo con los intérpretes?

Ricardo Llorca: Dado el alto nivel de las interpretes (Rosa Torres-Pardo en el piano y Anne M. North en el violin), sus sugerencias (que han sido muchas) han sido muy tomadas en cuenta y vitales a la hora de adaptar estas canciones.

3. R.P.: ¿Cómo es su proceso creativo?

Ricardo Llorca: Lo que me exigo a mi mismo a la hora de componer, y lo que les digo a mis alumnos, es que hay que olvidarse de la academia, de todas las cosas inútiles que nos han enseñado a lo largo de nuestras carreras, y dejar la pedantería y la autocomplacencia de lado, porque son cosas que no llevan a ningún sitio. Yo, cuando compongo, me dejo llevar por mi instinto y por mis sentimientos y ya sé que “instinto y sentimientos” son conceptos considerados anacrónicos por ciertos sectores, pero para mi son validos, asi que yo trabajo la música como una terapia y dejo allí, en las notas, toda la mierda (o toda la alegría, o toda la tristeza) que pueda tener dentro. Esto es exactamente lo que he hecho en la ultima obra que he escrito para la Orquesta Nacional: me he dejado llevar por mis sentimientos y por toda la rabia que tenia (dentro despues de ciertas experiencias pasadas un tanto desagradables) y el resultado ha sido “Thermidor”, una obra con la que no me ha ido nada mal.

4. R.P.: A veces y tal vez por la falta de perspectiva histórica uno se pregunta ¿cuáles son los criterios que definen una buena obra, una obra maestra: ¿cuáles serían sus criterios para definir una buena obra, una obra maestra?

Ricardo Llorca: La verdad es que yo no creo mucho en el concepto de “obra maestra”. Eso va en gustos y cada compositor, o cada persona, tenemos nuestra propia lista, aunque es cierto que hay obras de valor indiscutible y que nadie pone en duda. Mi lista de “obras maestras” (por llamarlas de alguna manera) sería infinita, pero en esa lista incuiría sin duda la “Elektra” y “Metamorphosen” de RIchard Strauss, y "La Consagracion de la Primavera” y “Les Noces” de Stravisnky.

5. R.P. : ¿En qué momento, como compositor, se encuentra?  y ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Ricardo Llorca: Me encuentro en muy buen momento y lleno de proyectos. Acabo de estrenar una obra con la Orquesta Nacional de España (“Thermidor”) que ha tenido mucho exito, y el 20 de Febrero me reintegraré a mi trabajo en Juilliard. Además, el 4 de Marzo (!cross fingers!) firmaré un contrato con The New York Opera Society para escribir una ópera nueva: “El Reveillon” (basada en “Tres Sombreros de Copa” de Miguel Mihura), a estrenar en dos años, asi que no tengo mucho tiempo para escribirla y yo soy muy lento. Además estoy organizando junto con Rosa Torres-Pardo y la JORCAM un proyecto que presentaremos en el Auditorio de El Escorial el 4 de Julio para acercar la gente joven a la música clásica. Se trata de “Borderline (Al límite)”, y con este concierto proponemos la incorporación de la música urbana dentro de la música contemporánea al incorporar grupos de batucadas en la escena y mezclarlas con una orquesta sinfónica tradicional. El objetivo de la propuesta es la apertura y expanción de prácticas musicales y buscamos ampliar público dentro de los auditorios o salas de concierto. Es un proyecto con el que estamos muy ilusionados asi que !cross fingers again! y os esperamos a todos en El Escorial el 4 de Julio.

Más información en CNDM

Destacamos ...



Sistema RSS
© 2019 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos