Noticias

«El confinamiento ha supuesto un parón en la cultura y la educación que será difícil de subsanar»


26/01/2021

Entrevista. Santiago Serrate es un director de orquesta y humanista que seguimos en El Compositor Habla con mucho interés desde hace años. Un gran profesional que tiene mucho que aportar. Hemos hablado con él y esto es lo que nos ha contado.


 
 1. Ruth Prieto: Este año quedará marcado por la pandemia de coronavirus. El confinamiento ha sido largo y complicado y ha afectado mucho a la situación de los intérpretes. ¿Qué balance hace del 2020? 

Santiago Serrate: Evidentemente este 2020 ha sido histórico y será recordado para siempre como un annus horribilis. Precisamente el confinamiento total o parcial ha supuesto un parón en la cultura y la educación a nivel mundial que será difícil de subsanar. Recordemos que las enseñanzas artísticas y la filosofía son elementos esenciales en el ser humano que desarrollan las partes creativas del cerebro, comprobado por neurocientíficos. El ser humano tiene el don de crear. Por tanto, la cultura y la educación deben ser un bien esencial como sí lo son otras disciplinas que simplemente entretienen o distraen y que respeto.
Personalmente, me considero muy afortunado porque he podido desarrollar mi actividad artística después del confinamiento en España y Portugal, con conciertos en streaming o con reducción de aforo y con todas las medidas de seguridad reglamentarias. Pero sé y me consta que otros colegas no han podido hacerlo e incluso han padecido la pandemia.
«Yo mismo he perdido a amigos queridos afectados directa o indirectamente por la COVID-19 y desde aquí mi homenaje a todos ellos»
 






2. R.P.: Estamos ya arrancando 2021, ¿cómo afronta usted este nuevo año?

Santiago Serrate: El 2021 lo afronto con esperanza y con el deseo que los artistas nacionales seamos apoyados por nuestras instituciones, que sea el inicio de una nueva era y parafraseando a Schiller, proclamo “que todos los hombres seamos hermanos y que nos abracemos en un beso al mundo”. ¡Necesitamos estar más unidos! ¡Imagínese un mundo, donde los 4.000 millones de dólares diarios que se gastan en armamento militar se redestinaran a investigación farmacológica, cultura, educación y para erradicar el hambre en los países que lo necesitan! Puede parecer ingenuo, pero son datos reales y que se pueden consultar en lo organismos supranacionales.
 
3. R.P.: ¿Quién es Santiago Serrate y qué característica le define mejor? 

Santiago Serrate: Soy un músico que me encanta hacer música con otros músicos. Soy amante de la reflexión y de la vivencia profunda de todo lo que hago, para que forme “parte de mí” y luego poder transmitirlo.
«No me gusta la superficialidad ni la mediocridad que desgraciadamente abunda mucho en todos los ámbitos»






También soy muy curioso y me interesa mucho la filosofía, sobre todo la oriental. También me hago constantes preguntas, cuestiono mucho y me cuestiono mucho. Hay que llegar al fondo de todo para que como dice Thoreau en Walden “no descubrir, cuando llegase mi hora, que no había vivido”
 
4. R.P.: ¿Qué le inspira como artista y por qué? 

Santiago Serrate: Me inspira el amor a mi profesión y ”la belleza es la verdad, la verdad belleza; esto es todo lo que sabes de la tierra y todo lo que necesitas saber”, como dice el poeta Keats en su Oda a una urna griega.


5. R.P.: ¿Cuáles son sus raíces musicales (reales o imaginarias)?

Santiago Serrate: Mis raíces musicales son el canto, de niño estuve muchos años en la Escolanía - Coral de Sant Agustí de Sabadell y mas tarde fui su organista y pianista acompañante. Cantar Palestrina, Victoria, Lassus, Bach y canto gregoriano a la edad de 8 años dan una visión de la armonía y el contrapunto muy intensas y vivenciales, así como el legato, la respiración, ....a frasear correctamente, etc. esa “cantabilitá “y tenuto es lo que siempre busco, una intensidad en el sonido que vine del instrumento mas perfecto que existe, que es la voz humana. Recordemos que el inicio de la ópera con la “Camerata dei Bardi”, buscaban un ¡“recitar cantando”! Los colores y matices de la voz humana son infinitos e intento buscarlos en la orquesta, sea en el repertorio sinfónico u operístico.
 
6. R.P.: ¿Cómo ve el futuro de la cultura en general y en concreto de las artes escénicas presenciales?

Santiago Serrate: Hasta que de una vez por todas esté comprobada la eficacia de las vacunas y se haya extendido su aplicación, no creo que podamos llegar al 100% de ocupación en nuestras salas de música y artes escénicas, cines, exposiciones, etc. En España se están haciendo grandes esfuerzos para seguir manteniendo la actividad cultural, con reducción de aforo, con retransmisiones por streaming que hay que apoyar y aplaudir. Desgraciadamente, ya hay Teatros que han anunciado su cierre definitivo, y en nuestro país esto es inadmisible. Pero no cambiará hasta que -tal y como reza la UNESCO- se reconozca que “el patrimonio cultural es esencial para promover la paz y el desarrollo social” así como “situar a la cultura en el núcleo del desarrollo, constituye una inversión esencial en el porvenir del mundo”.
Respecto a la cultura yo les diría a los responsables, citando a Camus “que pudiendo tanto, se atrevieron a tan poco”.
 
7. R.P.: A lo largo de este año de pandemia se ha hablado mucho de ‘volver’ a la normalidad, pero antes, ¿estaba todo tan bien?, ¿deberíamos volver a cómo estábamos?, ¿reinventarnos?... ¿cómo?

Santiago Serrate: Para mí está claro que la “normalidad” ante Covid-19, no era muy “normal”. El mundo se ha ido dirigiendo a una sociedad egocentrista. Quiero decir, que se ha perdido el sentido de unicidad dentro de la multiplicidad. Está claro y demostrado científicamente, que estamos en un mundo dual y que cualquier acción implica una reacción implícita y que no puede revertirse.
Como sociedad, ahora hablo de la nuestra, debemos plantearnos que es lo que yo hago o decido y como afecta a mis congéneres. Si nos planteáramos que todos estamos conectados, y no hablo de metafísica, nos rebelaríamos más (atención no digo revolución ya que la rebelión es siempre pacífica, la revolución, no) ante hechos que nos indignen. Debemos hacer más “ecosofía” tal y como decía mi admirado Raimon Panikkar, exigir como ciudadanos que los políticos mundiales cumplan lo que nos prometen. En resumen, esto tiene que empezar por “fiscalizarse” uno mismo para luego exigirlo al resto. Recordemos el aforismo griego que estaba inscrito en el pronaos del Templo del Apolo en Delfos “Conócete a ti mismo”.
Respecto a España, el mes de octubre de 2020 leía una interesante entrevista del director general de Renault, Luca de Meo que decía “Los españoles no se dan cuenta de lo buenos que son”. ¿Todavía no nos lo creemos?
«Un gran país, debe apoyar a sus artistas y creadores, científicos, escritores, etc… en primer lugar»





8. R.P.: En concreto en el mundo de la música, de los conciertos: ¿cómo ha cambiado su visión?, ¿cómo piensa que esta pandemia de 2020 va a cambiar la realidad musical?

Santiago Serrate: Lo que sí creo, es que deberíamos redirigirnos a unos conciertos, en general, más cortos y replantearnos también que las representaciones operísticas empiecen más temprano. Esto es ya un ordenamiento social, que no me acontece, pero si creo que en el campo sinfónico y de cámara, tanto el público como los músicos pueden “digerir” mejor un programa más corto y se puede ensayar con más profundidad y llegar a la esencia. La concentración que exige del público, una obra como el cuarteto op. 131 de Beethoven por ejemplo, es un ejercicio intelectual de primer orden y se necesita un tiempo para asimilarlo al igual que para el músico.
En esta Pandemia, al tener que reducir la duración de los conciertos, creo firmemente que se debe considerar su aplicación, ya que para el músico y el público, mantener la “tensión” más de una hora y media seguida, es casi imposible. Así los músicos podemos dar excelencia y servir a la partitura como se merece.
 
9. R.P.: Parece mentira que a estas alturas tengamos que estar hablando de esto pero, ¿por qué la música y la cultura es importante para la sociedad?

Santiago Serrate: Según la UNESCO: «la cultura puede considerarse actualmente como el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o un grupo social. Ella engloba, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales al ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias y que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden.» (Conferencia Mundial sobre las Políticas Culturales; México, 1982)
 
10. R.P.: ¿Por qué se infravalora tantas veces la cultura, el trabajo del artista…? 

Santiago Serrate: Porque, en general, se considera la cultura como un entretenimiento y no como una vía, o posibilidad de educación y de conciencia crítica. Nuestra sociedad ve el trabajo artístico, que es absolutamente vocacional, como un “hobby” y no le da importancia. Es por esto que todavía no se ha avanzado en el “Estatuto del artista” ya que -en general- nuestros representantes políticos no nos consideran como trabajadores con el mismo nivel de obligaciones y derechos que otras disciplinas. En muchos países de nuestro entorno, el papel del artista en la sociedad está muy bien valorado por todos.
 
11. R.P.: ¿Tiene algún compositor/compositora clave en la escena musical contemporánea? ¿Algún consejo, sugerencia, descubrimiento?

Santiago Serrate: Decir nombres siempre es complicado ya que puede herir susceptibilidades, pero si hay un compositor que es el que más he dirigido y se trata de Benet Casablancas. Benet, es un excelente compositor que hace orfebrería musical, cada nota de su partitura está pensada y reflexionada con la anterior y la posterior y así construye las frases, períodos y la estructura de la obra. Su música está llena de profundidad y refleja un mundo interior muy rico. Nos une una gran amistad y le tengo un gran respeto y admiración.

También está Tomás Marco, que es el compositor del que he estrenado más obras en primicia mundial: 3 obras de orquesta de cámara y una ópera. Tomás es un hombre con una mente privilegiada y que refleja muy bien en sus partituras, con un gran puntillismo y acotación, lo que quiere transmitir y como lo quiere transmitir. Sus partituras son claras y ahí radica su gran dificultad, porque es un lenguaje directo. También nos une una gran amistad y también le profeso una gran admiración y respeto.
Hay otros compositores que últimamente he redescubierto y estoy estudiando a fondo como es Witold Lutoslawsky, que vino mucho a España y que hay que reprogramar.
 
12. R.P.: ¿Cuál es su principal obsesión cuando trabaja una nueva obra de su repertorio?

Santiago Serrate: En primer lugar, entenderla y eso lo hago a través de un buen análisis. Me ayuda mucho haber estudiado composición, contrapunto, etc… que hace que vaya muy rápido al leer una partitura nueva y aprehenderla.
Una vez hecho, y tengo clara su forma voy analizando cada sección para entender su funcionamiento y como se relaciona con su pasado y con su futuro. También me pregunto muchas cosas, respecto a la orquestación, etc… Investigo mucho sobre el compositor y el período vital en  el que escribió esa obra, así como relacionarlo con la historia y todas las disciplinas coetáneas.
Podría ejemplarizarlo con lo siguiente: es como coger un reloj, desmontarlo y volverlo a montar entendiendo todas las piezas, su relación entre ellas y que vuelva a funcionar. Este proceso lo hago muchas veces y así la partitura va entrando en mí, abarcando su esencia.
«Es un método reductivista y muy humanista, porque debo unir la multiplicidad de los elementos de una partitura. Una obra musical es como la vida del ser humano».
 






13. R.P.: ¿Cómo es armar un nuevo trabajo, podría describir su proceso creativo?

Santiago Serrate: Si la obra es de un compositor contemporáneo, me gusta hacer el trabajo que he relatado en la pregunta anterior, conjuntamente. Suelo hacerle muchas preguntas y observaciones, previas a los ensayos y cuando es posible me gusta que estén presentes ya en las sesiones de trabajo y construir juntos la obra. ¡Mis ensayos están siempre abiertos a los compositores, sin excepción!

14. R.P.: ¿Cómo ve la escena musical contemporánea de hoy?

Santiago Serrate: Muy activa pero no unida. Hay mucha actividad en ciclos, festivales, ensembles, pero mi impresión es que cada uno va “por su lado”. Creo que una unión de grupos e interpretes especializados en la música contemporánea, nos haría mas fuertes en todos los aspectos: programación, artistas y compositores invitados, reducción de costes de alquiler, etc…

15. R.P.: ¿Qué papel van a jugar las plataformas digitales, el streaming y la tecnología en 2021? ¿tendrán utilidad estas herramientas tecnológicas en el futuro cercano cuando la pandemia acabe?

Santiago Serrate: Usando bien estas herramientas tecnológicas, se podrá expandir más la cultura en todos los hogares y desaparecerá esa idea del “elitismo” de la música clásica.
También hace falta programas pedagógicos de rigor en la TV sobre la música del siglo XX y XXI: recuerdo haber visto en la Televisión Alemana unos interesantísimos programas con Michael Gielen y orquesta de Baden-Baden, explicando muy didácticamente obras de Schoenberg, o el mismo Gerd Albrecht desde la ópera de Hamburgo, explicando obras capitales de los siglos XX y XXI. Tenemos que importar estas ideas en nuestro país ya que la misión de la cultura es educar y formar, no entretener.

16. R.P.: Avances tecnológicos, comunicación… ¿cómo se imagina los conciertos del futuro?, ¿habrá cambios en la experiencia artística?, ¿en los conciertos?

Santiago Serrate: Las redes sociales bien usadas, son un avance tecnológico y de comunicación muy importante pero hay que recordar que están a nuestro servicio y no nosotros a su servicio. Como ya he dicho anteriormente, creo que hay que ir a conciertos más cortos. Esto ya lo predijo un hombre que iba siempre avanzado a su tiempo, como era el gran Herbert von Karajan, cuando se le criticaba por la corta duración de sus conciertos a partir de finales de los años 60 del siglo pasado. Karajan ya argumentaba que después de todo el día en la oficina, el público no podía aguantar la concentración más de hora y media. Respecto a si habrá cambios en la experiencia artística, no lo creo. La vivencia de un concierto, la comunión entre la obra, sus intérpretes y el público abre las puertas a la trascendencia y es algo inmutable, eterno.

17. R.P.: ¿Qué espacio tiene la música de vanguardia en la nueva normalidad, en los futuros conciertos?

Santiago Serrate: La música actual, tiene un buen espacio debido a los ciclos de conciertos que son organizados por entidades públicas y privadas, pero desde mi punto de vista todavía es poco. Nos falta un Festival Internacional de Música Contemporánea de referencia y que haya más apoyo financiero a los Grupos y Ensembles, solistas y directores musicales que creemos y defendemos la creación actual. Como ejemplo, yo mismo llevo 74 estrenos mundiales absolutos y 25 nacionales.

18. R.P.: ¿Cuáles son sus próximos proyectos? 

Santiago Serrate: Muchos de mis proyectos para este 2021 se han visto cancelados por la Pandemia y hay otros que espero se confirmen pronto.

19. R.P.: Un deseo para este año que comienza.

Santiago Serrate: Mucha salud para todos en primer lugar y en segundo lugar, que los artistas españoles llenemos las temporadas de nuestras orquestas y teatros. Hay que apoyar nuestro talento en todas las disciplinas.

Más información en la página web del director Santiago Serrate



 

Destacamos ...