ISSN 2605-2318

Noticias

«Huber (II de III): Rupert, excéntrico y gozoso ritualismo»


27/09/2022

Una crítica de Ismael G. Cabral para El Compositor Habla.



RUPERT HUBER
Zoom oder die Verwandlung des Zornes. HOLY HOLLY.
OENM – Oesterreichisches Ensemble für Neue Musik. Ensemble Spinario.
World Edition 0039. 2022.


 










El sello alemán World Edition que dirige la compositora María de Alvear atesora una de las más heterodoxas colecciones de música actual que pueden escrutarse en el ámbito fonográfico. Es inútil intentar calibrar por dónde irán los derroteros de la siguiente publicación. Atendiendo solo a los últimos lanzamientos, realizados sin ninguna segmentación temporal exacta, encontramos trabajos relacionados con el ámbito digital con connotaciones sociológicas (Udo Moll), improvisaciones en órganos históricos (Germán Valverde) o creación electroacústica desde fuera y dentro de la academia (José Manuel Berenguer). Yendo más atrás en el tiempo el label alberga referencias que todo aficionado a la creación contemporánea debe conocer dedicadas a compositores como Eduardo Polonio, José Iges, Ernstalbrecht Stiebler, Klaus Lang y, desde luego, la propia María de Alvear.

La más reciente novedad del sello resulta a la vez una de las más inclasificables del mismo (y ya es decir). Pocas veces hemos sentido una desorientación mayor -despejada con sucesivas escuchas- que al introducirnos en las dos obras del disco Die Verwandlung des Zornes (La transformación de la ira), que contiene las piezas ZOOM oder die Verwandlung des Zornes, para tres trombones, tuba y un percusionista y HOLY HOLLY, para tres cantantes, órgano o sintetizador, percusión y tambor. Ambas firmadas por el compositor austríaco Rupert Huber (1953) [no confundir con otro autor, de idéntico nombre, nacido en 1967 y centrado en el arte sonoro].

Huber es un músico que quienes transiten la música actual reconocerán habitualmente como director coral. Estuvo al frente 11 años del SWR Vokalensemble Stuttgart y ha sido también director principal del coro de la WDR de Colonia y responsable artístico del conjunto especializado en repertorio histórico y contemporáneo ChorWerkRuhr. Ha dirigido numerosas orquestas alemanas en festivales de nueva música, siendo durante algún tiempo su presencia común en el Festival de Donaueschingen. Mucho menos conocida es su faceta compositiva y su labor al frente del original Ensemble Spinario, fundado en 1982, y que se encarga aquí de la interpretación de la segunda de las partituras propuestas.

El azoramiento que nos causó los primeros momentos de ZOOM oder die Verwandlung des Zornes fue más motivado por no comprender, sin ningún asidero argumental previo, los elementos en liza, la dramaturgia de una obra profundamente teatral, antes que por el discurso musical en sí mismo. La música de Huber no ofrece grandes complejidades texturales; es una creación desprovista de encriptamiento en la audición ciega, fuertemente ritual y con un armazón conceptual con el que terminar por encajar lo que oímos. En ZOOM el compositor dispone una situación espacial de los instrumentos con los trombones y la tuba en los vértices de un cuadrado que representa los puntos cardinales. En el centro un gran tambor oriental de más de dos metros de diámetros será activado en el segundo movimiento de la pieza en un solo de enorme brutalismo y de una fiereza tan descarnada que parece rememorar un contexto ceremonial antes que compositivo. El zoom al que alude al título será, de forma muy libérrima, el que experimentemos al acercarnos a ella no solo a partir del lugar exacto en el que se produzca la interpretación de la pieza (en la grabación, la Iglesia de la Universidad de Salzburgo), también más imaginariamente desde donde realicemos la audición del álbum. En una situación de concierto los músicos dispondrán por los altavoces pequeñas miniaturas musicales identificativas de puntos geográficos que colinden con los puntos cardinales exactos. Por eso en esta versión fijada escuchamos fragmentos sonoros de Ulán Bator (Mongolia), Barentsburg (Noruega), Malmö (Suecia), San Juan de Terranova (Canadá), etc… Las fuentes seleccionadas no responden a ningún patrón clasista; fugazmente reconocemos fragmentos de músicas étnicas (cantos ainus, folclore yiddish…), canónicas (Sinfonía nº29, de Mozart) y populares (esquejes del grupo de rock Steaming Satellites y del musical Sonrisas y lágrimas).

El conglomerado sonoro, servido por los intépretes del OENM – Oesterreichisches Ensemble für Neue Musik, remite a otro tiempo, es música indagativa pero muy directamente asimilable por quien esté dispuesto a invertir su tiempo en ella. También posee una dramaturgia tan funcional como naïve. El objetivo máximo de ZOOM es el enorme tambor chino Hiuen-Kou, tocado por Rupert Struber. Con su protagonismo rítmico reclama la atención, representa el centro de la composición y la llamada al momento al presente; es el centro del cosmos alrededor del cual acaece todo lo demás, sucede el mundo.

Recordamos a Rupert Huber, semioculto tras un biombo blanco dirigiendo en 2013 al Chor des Bayerischen Rundfunks, durante la interpretación de SAMSTAG aus LICHT, de Stockhausen, en el marco del ciclo Música Viva de Múnich. Naturalmente la música del autor de esta ópera alcanza unas cotas de sofisticación y trascendencia que se escapan, seguramente de manera premeditada, al tono más terrenal, más a la altura del hombre que de los dioses, de Huber. Pero traemos a colación este cruce porque en el músico que retrata este disco hay mucho del poso estético dejado por Stockhausen. En el humus de una composición como HOLY HOLLY puede rastrearse la atmósfera de piezas icónicas como Stimmung, Sternklang o ciertos colisionamientos tímbricos que parecen extraídos de cuadros de la heptalogía LICHT. Con más de 40 minutos de duración, la obra de Huber está dedicada al árbol del acebo (holly) e inspirada en las propiedades curativas que los chamanes de la etnia bantawa rai de Nepal conceden a este arbusto.
 

WE0039 Rupert Huber _ Die Verwandlung des Zornes from Maria de Alvear world edition on Vimeo.



Explica Huber en las notas de la carpetilla del disco (incomprensiblemente solo publicadas en alemán, lo que dificulta aún más el calado de una publicación como esta) que para los bantawa no existe separación entre lo profano y lo sagrado, lo tangible y lo intangible. Los humanos estamos regidos por influencias heterogéneas y ubicados en un cosmos guiado o estructurado por lo que dan en llamar el árbol global (axis mundi). Si se manifiesta una enfermedad, por perturbación metafísica, se ha de recurrir a un chamán para que en un ritual intente eliminar el mal. Esa ceremonia, con una enorme carga de teatralización desde la óptica occidental, conjunta elementos escenográficos, litúrgicos y puramente musicales.

Huber sin embargo rehusó ningún tipo de apropiacionismo eurocéntrico en HOLY HOLLY y los cantos que escuchamos a cargo de los intérpretes del Ensemble Spinario constituyen una equivalencia muy personal, más probablemente heredada de los balbuceos dadá que de la etnografía. Las siete estancias que, con diversa duración, se engarzan en la obra respiran una musicalidad muy primitiva, hasta diríamos rudimentaria. Hay fuertes estallidos percutivos, pasajes de gran potencia tribal, insinuaciones repetitivas y fragmentos en los que los intérpretes parecen representar un estado de violento trance con gritos, gemidos y sonidos guturales. Escuchamos al propio compositor entonar una canción melódica con voz de crooner agotado y las aportaciones instrumentales resaltan el carácter extraño e inasible de una pieza que genera y contagia muy diversos estados de ánimo. El resultado global puede llegar a parecernos irregular, pero HOLY HOLLY respira una franqueza que es de agradecer aunque, allá arriba, Kagel disfrutará más esta música que Stockhausen.





Más información en la página web de World Edition
©Ismael G. Cabral. Septiembre 2022

 



Aquí tenéis todas la entrevistas, críticas y noticias de Ismael G. Cabral en la sección de Ismael en El Compositor Habla: Atelier de Músicas
 


Ismael G. Cabral
Soy periodista (no solo) cultural en Sevilla. Pasé 16 años en la redacción de 'El Correo de Andalucía' (2002-2018). Actualmente escribo sobre música en las revistas 'Ópera Actual', 'Scherzo' y El Compositor Habla.
Y sobre animales en el portal 'Wamiz'. En el pasado, también investigué radio y televisión. Buscando nuevos horizontes.
Ismael G. Cabral








 

Destacamos ...