Noticias

«Bucles a pequeña escala»


05/02/2021

Una crítica de Ismael G. Cabral para El Compositor Habla.


BERNHARD LANG
Monadologie XVI "solfeggio". DW25... more loops for U. DW22 "Winterlicht".
Manuel Zurria, flautas. Dario Calderone, contrabajo.
KAIROS 0015089KAI



Sexto monográfico que el sello austríaco Kairos dedica a su compatriota, el compositor Bernhard Lang (Linz, 1957). Podríamos afirmar que la defensa de su obra viene siendo una de las señas de identidad de la discográfica desde el momento de su fundación; una confianza que se ha mantenido intacta a lo largo de los años pese a distintos avatares y cambios internos en la dirección del label. Unos meses después de la publicación de la mastodóntica ópera ParZeFool (2017) se pone ahora en circulación este breve disco que casi podríamos entender como el reverso de aquella edición; pues se trata de una (modesta en efectivos) colección de tres piezas camerísticas; dos de ellas para instrumentos a solo y un dúo. Dos músicos (italianos para más señas) con una trayectoria intensamente ligada al ámbito contemporáneo protagonizan el álbum, el flautista Manuel Zurria y el contrabajista Dario Calderone, a quien debemos por cierto una de las grabaciones más severas y concentradas de la fonografía consagrada al norteamericano James Tenney, Bass Works (Hat Art).

Ninguna de las partituras aquí recogidas sorprenderá al conocedor de los derroteros musicales que transita Lang. Si "la diferencia radica en la repetición", como repetía el filósofo Gilles Deleuze, el músico parece haberse grabado a fuego tal aserto en su ideario. Una reflexión que, antes que al repetitivismo norteamericano, le habrá de conducir tempranamente en su catálogo al loop, al bucle infinito, pero también a una idea singular de una reiteración en la que la música se va adulterando conforme se enrosca. Desde luego que colisionan también en la estética de Lang esquejes de géneros ajenos a la academia como el free jazz, la improvisación libre y la cultura deejay.

Desde 1998 data la primera obra de la colección Differenz / Wiederholung (Diferencia / Repetición), de la que aquí se ofrecen dos piezas. La primera de ellas es DW 25... more loops for U. (2015), dedicada al contrabajista Uli Fussenegger. Obra que defiende Calderone desplegando una plétora de técnicas extendidas en el contexto de una página que se construye mediante la adición de heterogéneas capas rítmicas; ya la evocación de un ritmo technoide en la voz del intérprete ("ts, ts, ts") o la cultura del scratch (con sonoridades extraídas del contrabajo que indican los accidentes de un vinilo). Solo al final se permite Lang un fugaz y acogedor apunte melódico que remite al himno luterano Es ist genug. Dividida en tres movimientos DW 22 Winterlicht (2010) hace confluir a Zurria y Calderone en esta singular y extraña combinación tímbrica (flauta baja / contrabajo) que el compositor explora y explota a lo largo de la más amplia pieza de las tres contenidas en el disco. Obra frenética y más rígida que la anterior, la alternancia de tiempos y secciones rítmicas muy bien definidas le confieren en la escucha una mayor convencionalidad.

Monadologie XVI "solfeggio" (2011) pertenece a una serie distinta, con más de 40 obras ya compuestas, y en la que todas las partituras parten de músicas preexistentes que son borradas a jirones en la nueva creación; recordando a como el artista plástico Wolf Vostell borraba y hacía nacer la novedad a partir del decollage mediante procesos de arrancado y tachado. En esta página para flauta sola Lang adopta una postura ciertamente irónica respecto de la esquemática idea de estudio musical, especialmente a partir de su forma clásica, como los que desarrolló el rey Federico II, flautista y compositor. Escrita bajo la indicación de que se toque "tan rápido como sea posible", Monadologie XVI plantea, desde luego, un reto virtuoso al ejecutante que es a la vez también un posicionamiento crítico, una burla a la idea de la vacua pirotecnia interpretativa. Compuesto inicialmente para un concurso de flauta la partitura sería devuelta a Lang por su supuesta inejecutabilidad; lo que daría aún más argumento corrosivo al compositor para defender una obra en la que elementos clásicos y otros radicalmente contemporáneos conviven como forma de enfocar y desenfocar el pasado; otra forma de ouroboros compositivo, incluso un bucle, si se quiere, analizado de manera diferente a como se piensa en la serie DW. A pequeña escala, y sin constituir un disco fundamental en la nutrida discografía langiana, hay en las obras aquí expuestas suficiente interés como para volver a ellas en más de una ocasión.
 
 
 
 
Más información en la web de Kairos

Ismael G. Cabral
Enero de 2021


 

Destacamos ...