ISSN 2605-2318

Noticias

Benet Casablancas publica 'El humor en la música'


23/06/2014

Entrevista. Benet Casablancas publica 'El humor en la música', un ensayo sobre bromas, parodias e ironías, con prólogo de Alfred Brendel. Se trata de una nueva edición, revisada y ligeramente ampliada, del libro publicado anteriormente en Alemania por la Editorial Reichenberger, que tuvo muy buena acogida en su momento pero que llevaba ya bastante tiempo agotado.

1. Ruth Prieto: El pasado día 11 de Junio, salió a la venta su libro: “El humor en la música”, ¿Qué significa este libro para usted? ¿cómo surge?

Benet Casablancas: Se trata de una nueva edición, revisada y ligeramente ampliada, del libro publicado anteriormente en Alemania por la Editorial Reichenberger, que tuvo muy buena acogida en su momento pero que llevaba ya bastante tiempo agotado. Quiero agradecer a todo el equipo de Galaxia Gutenberg, y muy particularmente a su director Joan Tarrida, la complicidad y el esmero con el que han preparado la presente edición, enriquecida además con un selecto cuadernillo de ilustraciones (caricaturas, pinturas, esculturas y fotogramas cinematográficos). Agradecimiento que debo hacer extensivo de un modo especial al maestro Alfred Brendel por su generosidad al honrarnos con su prólogo. Confío que esta nueva singladura depare al libro una vida por lo menos tan fructífera y apasionante como la primera, que llegue a muchos sitios y que depare muchas satisfacciones a sus lectores. Que no otro fue el fin con el que fue escrito.




2. Ruth Prieto: ¿Qué nos vamos a encontrar en el libro?
 

"Se trata de una aproximación exhaustiva, global y transversal, al tema de la comicidad musical, examinando sus diversos registros, desde la broma, el juego de palabras, la parodia y el golpe de ingenio hasta el estadio superior de la ironía, donde lo cómico y lo trágico -piénsese en el Quijote o en Falstaff- se entrelazan de un modo inextricable iluminando los recovecos más profundos de la condición humana."

Benet Casablancas: El tema es muy amplio: no en balde le he dedicado más de 400 páginas! El humor, como señaló muy acertadamente el antropólogo Peter Berger, deriva de nuestra percepción de la incongruencia del mundo, de la incapacidad de la razón para comprenderlo, de ahí su efecto catártico, su eficacia trasgresora y su universalidad. Todo ello viene ilustrado con numerosos ejemplos musicales y sus correspondientes análisis, que abarcan desde el barroco (con ocasionales incursiones en períodos anteriores) hasta el siglo xx (contra lo que podría parecer, muy rico también por lo que respecta a dichos registros). Podría decirse que es al mismo tiempo un ensayo estético, una vía particular de acercamiento al análisis musical, postulando unos determinados criterios metodológicos, y un recorrido histórico de largo alcance. También, y en no menor grado, una especie de guía de audición que permita ampliar nuestros hábitos de escucha, en general y en los casos concretos allí tratados. Para ello se parte de un estudio minucioso de dos obras: la Broma Musical de Mozart y la ópera Falstaff de Verdi, quizás su obra maestra. Su enfoque multidisciplinar se hace patente en los apéndices finales, donde se desarrollan sendos paralelismos con el lenguaje cinematográfico y la pintura, tratando con ello de suscitar el diálogo entre disciplinas artísticas como una forma de ampliar nuestra experiencia sensorial y cognoscitiva -¿no sería ésta una de las definiciones posibles del arte?-, todo ello con un único objetivo: incrementar el placer estético, disfrutar todavía más, si cabe, de las grandes obras que perfilan nuestro extraordinario patrimonio musical.


3. Ruth Prieto: ¿Cómo es el humor en la música, de sonrisa, ironía, carcajada?


Benet Casablancas: Como la condición humana misma, y como puede observarse asimismo en otras disciplinas artísticas -literatura, teatro y cine, muy especialmente- el humor musical abraza una pluralidad de estadios, desde el nivel más primario -casi fisiológico- de la mímesis, la caricatura y el slapstick hasta aquellos niveles superiores donde la inteligencia tensa sus resortes para afinar nuestra percepción de las vertientes más insólitas y sorprendentes de nuestra realidad, del juego de palabras y el chiste, a la parodia y la ironía (que si es agresiva deviene sátira). De todo ello hay amplia representación en nuestro repertorio musical, tanto en aquellas piezas que explicitan su intencionalidad, bien sea en sus títulos (scherzo, capriccio, quodlibet, humoreske, burlesca, etc.) o en el texto utilizado (de la opera buffa a la comedia), como en el caso de la llamada música absoluta, donde la naturaleza asemántica del lenguaje musical plantea mayores resistencias al análisis; vertiente ésta última a la que dedicamos quizás la parte más sustancial de nuestros esfuerzos. La distinción entre la carcajada, dominada por los reflejos musculares -con independencia, diríase, de nuestra voluntad-, y la sonrisa, donde el placer no evita, sino que más bien requiere -y se ve potenciado- por el uso consciente de la inteligencia, delimitan el abanico de posibilidades. Se refiere también a ello el humanista Huizinga en su maravilloso ensayo Homo ludens. Piénsese en el chiste, que no comprendemos si no poseemos previamente las herramientas -contexto, léxico, sentidos e intangibles de un determinado grupo o comunidad...- necesarias para el desencadenamiento de la respuesta buscada, ya se trate de la risotada, la risa o la sonrisa, a menudo apenas un leve arqueo de los labios.

4. Ruth Prieto: ¿Quiénes han sido los compositores que más han usado este recurso?

Benet Casablancas: Surgen tantos nombres como registros invocamos, de acuerdo con la gradación antes mencionada. Autores como Rossini, Haydn, Verdi, Satie, Stravinsky o Ives brillan ciertamente con luz propia, pero también lo hacen Mozart y Beethoven, cuando nos referimos a esta constelación única del clasicismo vienés, punto álgido del pensamiento ilustrado, que con Schubert se escora ya hacia la senda de la ironía romántica -Schumann, Brahms, los ilustres miembros de la saga Strauss- que alcanzará más tarde cotas trágicas en la música de Mahler e incluso Schönberg. Pero ojo, no debería sorprender a nadie que figuras tan distintas como Bach, Wagner, Bizet, Moussorgsky, Debussy, Strauss, Ravel, Bartok, Falla, Janacek, Kodaly, Prokofiev, Britten o Shostakovich, y muchos maestros de las vanguardias del s. XX -con Berio, Kagel y Ligeti a la cabeza- disfruten también de una amplia atención en las páginas del libro.


5. Ruth Prieto: ¿ Y los más graciosos?

Benet Casablancas: Haydn no tiene parangón (y permítame mencionar en este punto a Eugenio Trías, con quien compartíamos la pasión y admiración sin reservas por este gran maestro). Su combinación de ingenio y sensibilidad ya fue ensalzada por Goethe quien vió en él la máxima encarnación del genio. Posiblemente sea el compositor más tratado a lo largo de mi indagación, por su libre y radical inventiva -rayana, pero trascendiendo siempre, en lo meramente experimental o excéntrico, como podría ser el caso de C.P.E. Bach, no por ello menos estimable- que le acerca incluso peligrosamente a traspasar la línea muy fina -ya lo advirtió Tovey- que separa la broma ingeniosa de la broma pesada! Stravinsky -en un contexto muy distinto- no le va a la zaga, y nos sigue deslumbrando con su proteica y camaleónica sucesión de técnicas, estilemas y artificios.


6. Ruth Prieto: Dedica dos apéndices al cine y a la pintura...

Benet Casablancas: Del mismo modo que en literatura existe una rica tradición de aforismos, epigramas y greguerías (!), en el cine -arte que, como la música, se desarrolla en el tiempo y precisa de un estricto control de tensiones y tempi- tenemos el gag, sobre cuyos mecanismos y posibles concomitancias con técnicas afines del discurso musical aventuro algunos paralelismos. Realizadores como Lubitsch, Wilder, maestros de la comedia americana más sofisticada, y muy especialmente Hitchcock son ampliamente citados. La presencia de motivos y registros expresivos incongruentes o por lo menos sorprendentes en ciertas tradiciones iconográficas -es el caso de la musca depicta o de los capricci de Arcimboldo- son objeto de atención en el otro capítulo, como lo es asimismo el riquísimo género de la caricatura, que alcanzó con Hogarth -que inspiró a Stravinsky- Schwind, Doré, Daumier o incluso Klee y Picasso, algunos de sus logros estelares.
 


"Pero que el humor es finalmente algo muy serio no es algo sobre lo que haga falta insistir. El mismo Goethe decía que allí donde Lichtenberg hace una broma se oculta un problema."


7. Ruth Prieto: ¿Cómo se maneja uno en tiempos de crisis para sacar adelante este tipo de proyectos?

Benet Casablancas: Con dificultades y mucha dedicación, trabajando más que nunca, como todo el mundo, supongo. Conciertos y giras que no llegan a celebrarse, proyectos que se posponen, cancelaciones... En el terreno discográfico, por ejemplo, tengo varios proyectos en standby desde hace 2 ó 3 años, entre ellos dos para el sello Verso en su colección de música española contemporánea patrocinada por la Fundación BBVA, y dos más para Columna Música y Naxos, dos de ellos parece que de salida ya más cercana.. Pero la verdad es que -como decía antes- la complicidad con los editores del libro ha sido sensacional, por lo que me siento muy afortunado por haber podido contar con su entusiasmo y generosidad, máxime si se piensa en las circunstancias por usted apuntadas. Es un verdadero honor trabajar con un sello de tanto fuste como Galaxia Gutenberg, y entrar a formar parte de una familia de autores tan selecta, entre los que figuran algunos de los nombres que más admiro del ámbito nacional e internacional, entre ellos algunos amigos, como el recordado Eugenio Trías, Antonio Muñoz Molina, Antoni Marí o Xavier Antich.

8. Ruth Prieto: Escribe este libro, pero usted es ante todo compositor, ¿hay humor en su música?

Benet Casablancas: Esta pregunta -crucial- me la formulé yo mismo al terminar de escribir el libro; libro, todo sea dicho de paso, que no nació como algo premeditado, sino que fue articulándose de forma natural a partir de mi actividad pedagógica en cursos y seminarios, cuando en mi búsqueda de vías novedosas de afrontar el análisis musical -evitando el mero reduccionismo técnico y estimulando la perspectiva hermenéutica-, me dí cuenta de que el tema que nos ocupa no había sido objeto hasta la fecha -y ello sigue siendo así- de ningún estudio global y de cierto alcance. Respondiendo ya a su pregunta: en efecto -y a posteriori-, advierto una curiosa coincidencia en el tiempo entre mis estudios sobre el humor y un cambio importante en mi evolución como compositor, que creo determina el curso posterior de mi trayectoria, y que tiene en las obras que integran la colección de Epigramas -el término resulta revelador- su referente más significativo. Punto de articulación que lleva consigo una reformulación de mi lenguaje armónico -con una paleta más luminosa y rica en colores, pero a la vez con una funcionalidad estructural más definida de la armonía, como vector tensional y al mismo tiempo referencial-, un importante desarrollo de la escritura instrumental, redefinición de motivos rítmicos y texturas, y una concepción más dúctil y fluída de la forma, que se traduce en tipologías más concisas, abiertas y muy contrastadas, buscando en todo momento una escritura más libre y esencial.


9. Ruth Prieto: ¿En qué momento, como compositor, se encuentra?

Benet Casablancas: Seguramente me falta distancia para responder debidamente a esta pregunta. Me atrevería a decir que cada nueva obra surge de la precedente, responde a situaciones y estímulos apuntados en las realizaciones anteriores. Tenga presente que, pese a lo que se ha escrito alguna vez, y plenamente consciente de la necesidad de ordenar y equilibrar con el máximo rigor los distintos elementos que convergen en el discurso musical, soy un autor muy intuitivo. El momento en que surge la idea y el de la reflexión sobre la misma en mi caso no siempre coinciden; diría incluso que pertenecen a niveles o categorías distintos en nuestro acercamiento al acto mismo de la creación. En mi producción reciente se alternan géneros y formatos. El camino abierto por los Epigramas dejará paso, en años sucesivos, a una trilogía orquestal que supone mi regreso a la gran forma y a un importante desarrollo de la escritura para gran orquesta, que me fascina de un modo singular (´The Dark Backward of Time´, ´Alter Klang´, ´Darkness visible´). Paralelamente surgen mis primeros conciertos de cámara -para clarinete y trompa, respectivamente- y en contraste con todo lo anterior retomo el género más exigente y depurado: el cuarteto de cuerda. Vendrán después nuevas piezas para piano, para gran ensemble y de nuevo para orquesta... hasta llegar al proyecto que me viene ocupando estos últimos tiempos, la composición de mi primera ópera. A ello se suma mi nombramiento como primer compositor en residencia del Auditorio de Barcelona durante las temporadas 2013-14 y 2014-15, y que ofrecerá una revisión amplia de mi producción, tanto sinfónica como camerística, así como diversas actividades de carácter pedagógico y divulgativas.

10. Ruth Prieto: ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Benet Casablancas: En lo que a estrenos se refiere, acabo de terminar ´Shade and Darkness´, encargo del Festival de Música y Danza de Granada con el patrocinio del CNDM, cuyo estreno tendrá lugar los próximos 24 y 25 de junio en Madrid y Granada respectivamente, por la JONDE, dirigida en esta ocasión por el mítico Günter Pichler, circunstancias ambas que me producen una gran emoción. Soy de los que piensa que la fundación de esta gran formación que es la JONDE supone un antes y después en la historia musical de nuestro país, con ellos he colaborado anteriormente como pedagogo -recuerdo con especial cariño largas sesiones dedicadas al estudio de La Sacre y del Concierto para Orquesta de Bartok, por ejemplo- y desde mis años formativos en Viena he sido un admirador rendido del Cuarteto Alban Berg. Asimismo estoy expectante ante el próximo estreno en Alemania de ´Darkness visible´, por esta magnífica orquesta que es la Deutsche Radio Philharmonie de Saarbrücken. Ahora mismo estoy dando los últimos retoques a una pieza para ensemble -´Mokusei Gardens´ es su título- que se estrenará el mes de octubre en Viena precisamente, y sigo enfrascado en una nueva obra sinfónica que cerrará mi Residencia de dos temporadas con la OBC, y cuyo estreno dirigirá el maestro Kasushi Ono. Pero todo ello se solapa con mi proyecto más ambicioso y de mayor envergadura hasta la fecha -trabajo de corredor de fondo- como es mi primera ópera, que se basa en un hermoso texto de Rafael Argullol, en la que trabajo desde hace tiempo y que centrará en lo sucesivo todas mis energías creativas, ´L´Enigma di Lea´.

11. Ruth Prieto: ¿Por qué nos recomendaría este libro?
 

" ....todo ello redunda necesariamente en un mayor disfrute de la música, que al final es el objetivo supremo y lo único que importa."

Benet Casablancas: Creo que el libro -y las perspectivas novedosas que en él se sugieren- pueden ayudar a incrementar sensiblemente nuestro goce y comprensión de la música, y de muchos de los autores y obras que nos resultan más queridos. Antes se ha señalado: todas aquellas claves y referentes que amplían nuestra perspectiva de la escucha, que refuerzan la percepción de las singularidades sintácticas y sorpresas de todo tipo puestas en juego en el discurso musical, y que son introducidas por el compositor como un mago que despliega su número ante un público atónito y en vilo, todo ello redunda necesariamente en un mayor disfrute de la música, que al final es el objetivo supremo y lo único que importa. El lector podrá encontrar aquí y allí observaciones sobre muchas de sus obras preferidas, y una constante invitación a penetrar en sus secretos. El libro es pródigo en consideraciones técnicas y estilísticas, que pueden interesar al lector especializado, pero también se dirige -en mayor medida si cabe- a los melómanos y a todas las personas interesadas en el arte y la cultura ávidas de enriquecer su experiencia musical. Compartir con el lector la pasión y el placer suscitados por tantas obras maestras sería mi mejor recompensa.

Destacamos ...