Noticias

«Aquellos años saturados...»


06/03/2021

Una crítica de Ismael G. Cabral para El Compositor Habla.



RAPHAËL CENDO
Corps. Graphein. Action Painting.
Wilhem Latchoumia, piano. Ensemble Linea. Jean-Philippe Wurtz, director.
Empreinte Digitale ED13251

 
Es este que comentamos, anticipémoslo ya, un disco importante para entender una de las más recientes y agitadas líneas de fuga de la música contemporánea. Lo es además no solo por su carácter compilatorio de una forma de entender la composición durante casi dos décadas por parte de Raphaël Cendo (1975), también porque representa un punto y aparte expresado por el propio compositor en las notas del álbum. "Han transcurrido 15 años desde que la saturación instrumental emergió (...) Hoy no hay ninguna duda de la influencia que ha ejercido en otros compositores la búsqueda de estos sonidos complejos que conforman la música saturada". Y recalca: "Esta estética se ha impuesto en todo el mundo como un gran movimiento de la música francesa y se refleja en ciertas obras de la nueva generación de compositores". Sin llegar a reivindicar plenamente su autoría (algo que perfectamente podría haber hecho) también argumenta, en breves palabras, el por qué de la misma: "En los primeros años del nuevo mileno la estética dominante en Francia seguía poniendo un gran énfasis en la música del pasado: música pos-bouleziana, pos-espectral, pos-concreta instrumental y los discursos imperantes repetían monótonamente conceptos boulezianos de pensamiento sobre las formas y sobre el material..."
 
El pensamiento rupturista de Cendo le llevó a indagar en la idea de la saturación instrumental, una práctica en la que coincidió, sin dejar la órbita francesa, con otros colegas como Yann Robin y Franck Bedrossian, entre otros. Pero que ha tenido también ramificaciones e impactos diversos en creadores de generaciones posteriores; es el caso del español Germán Alonso quien, sin reconocer adscripción a escuela alguna, sí que ha adherido parte de su ideario estético a las tumultuosas indagaciones sónicas de un Cendo. Apúntabamos antes que este disco constituye un giro de guión porque, en efecto, el compositor retratado aquí navega ahora en otros mares; algo que viene demostrando con sus más recientes obras y que podemos advertir en la audición de Homeless Carrera (2020), escrita para el cuarteto de saxos Sigma Project. En ella Cendo se refiere a la nueva saturación histórica, en la que conceptos de su inmediato pasado se cruzan con "acordes tradicionales".

Si escuchamos este disco del final al principio nos daremos de bruces con la fiereza de una obra radical como Action painting (2004-05). Este "manifiesto de la saturación" (Cendo dixit) apela al procedimiento pictórico de Jackson Pollock para establecer un paralelismo con los sonidos que, literalmente, dispara el ensemble instrumental contra el auditor a modo de espasmódicas detonaciones sonoras. Hay una premeditada búsqueda del colapso instrumental, de retorcer el magma acústico para avocarlo a su propia autodestrucción. Los 15 años que han pasado desde su escritura no han restado un ápice a la capacidad transgresora de una partitura que ya ocupa su lugar en la historia de la vanguardia musical. El Ensemble Linea, dirigido por Jean-Philippe Wurtz, se entrega voluntariosamente a la propuesta volcando toda una plétora de sonidos metálicos y de estallidos instrumentales ejemplarmente rabiosos.

Graphein (2014) quintaesencia de una forma más refinada el credo saturado. El tratamiento de los timbres sigue siendo extremo y la complejidad de la obra es aún más elevada que la de la predecesora porque también hay mayor grado de sutileza. Finalmente, la amplia Corps, concierto para piano y ensemble (2015), es fruto del inicio de una crisis compositiva. "Roto, esparcido en cenizas", así es según Cendo el cuerpo sónico de una obra que fue escrita en memoria y como respuesta al repentino fallecimiento del compositor Luis Fernando Rizo-Salom. Una obra, esta Corps, que avanza (aunque esto no es fácilmente apreciable, la audición nos sumerge en un marasmo de erupciones constantes) mediante abruptas interrupciones. Wilhem Latchoumia, desde el piano, parece ofrecer al ensemble incesantes ideas que son aniquilidas por este; en una suerte de contumaz desencuentro entre solista y conjunto. Pese a la violencia y tensión que desprende la obra esta tiende al deshilachamiento, Cendo parece estar ya tanteando otras posibilidades que habrán de sustanciarse en próximas partituras.

 



Es así como este disco editado por Empreinte Digitale se hace fundamental para entender a un compositor icónico en la música de nuestros días. Otro aporte fonográfico relevante es la grabación de Introduction Aux Ténèbres (2009) -en NEOS-; quedando a la espera de una futura plasmación en soporte físico del críptico y ambicioso Delocazione (2017), para voces e instrumentos, del que disfrutamos por el momento con una competente grabación en Youtube proveniente del festival Musica de Estrasburgo.
 
          



Ismael G. Cabral
Marzo de 2021
 
 
Más información en la web de Empreinte Digitale ED13251




 

Destacamos ...



Sistema RSS
© 2021 ElCompositorHabla.com
Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad
Créditos